Demasiado tarde

Por Jose Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Sábado, 12 de agosto de 2017

Es demasiado tarde, es demasiado tarde para muchas cosas. Aunque es aun tiempo de hacer algunas. A los setenta y tres, hay ya cosas que no se pueden hacer.

1.-Cuando doy un paseo, pienso en dar una pequeña carrera. Ya es tarde. Lo he venido pensando hace 30 años. Y lo dejé. Ya es tarde, para correr.

2.-Ahora de vacaciones barbateñas, me prometí levantarme a las 6,30 de la mañana y dar un paseo por la playa, bordeando el mar, pero estoy muy cansado y me levanto tarde.. Es ya demasiado tarde para pasear temprano.

3.-Quiero salir, ir a visitar pueblos, sus museos y pasear con Trini, pero a ella ya con su marcapasos y años, no le apetece, es demasiado tarde. Demasiado tarde para exploraciones turísticas posiblemente.

4.-No tengo ganas de bañarme en el mar, me veo demasiado blanco, demasiado torpe, el agua demasiado fría, el sol demasiado caliente. Prefiero la ducha a temperatura regulada. Es demasiado tarde, para nadar.

5.-Llevo cuarenta años de despacho, muchas horas al dia, de vida sedentaria, sentado, solo utilizo la mano derecha la del movil, y los dedos para el teclado del ordenador. El resto del cuerpo, lo siento poco, ya es tarde, supongo, a lo mejor no demasiado, pero si bastante.

6.-Antes cuando más joven, iba a los entierros a todos, ahora cuando mayor como son tantos los que le ha dado por morirse, no me da tiempo, es tarde para ir a todos.

7.-Odio las bodas, duran mucho, tardan mucho, son eternas, deberían ser cortitas, esta hasta feo irse después de cuatro horas de celebración, habrá que replantearse, el ir a todas. Es un poco tarde para actos tan largos. Y no te quiero comentar las primeras comuniones. Insufribles.

8.-Hay cosas que al tomarlas me caen mal. Y sin embargo de vez en cuando repito, ya no digiero bien la mitad de las cosas, es tarde para no ser muy selectivo con la alimentación.

9.-Antes hablaba con todos, ahora hablo menos. Antes buscaba con quien hablar, para descansar. Ahora para descansar busco la soledad. Es tarde, ya para muchos nuevos amigos, mejor conservar los que hay, mientras no se mueran.

10.-Es tarde para muchas cosas, si, pero es buen momento, para otras bastantes. Me dedicaré a las bastantes que no es tarde y puedo hacer. ¿Para que? Pues porque sí.

Amen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s