Tarjetas de visita de una antigua imprenta

Don Antonio Monge, de Ingeniería Ansotec, me regala una caja con tarjetas de visita confeccionadas en Pozo Alcón, en una antigua imprenta de su padre, no son tarjetas corrientes, hechas en un minuto por las nuevas tecnologías. Esta caja de tarjetas, no tiene el correo electrónico, sencillamente por no tener el símbolo @. En hacer las aproximadamente cien tarjetas, se ha tardado una jornada de trabajo, de trabajo artesanal, con mimo, con historia.

Agradezco las mismas, tienen la fuerza de los años, tocándolas por detrás se nota el relieve de las letras, esto no es chorro de tinta, es grabar a pulmón, una a una.

Si Antonio, son las tarjetas más bonitas de mi vida, las que se han hecho menos impersonalizadas, y son las tarjetas más humanas, son tarjetas que hablan. Y estas imprentas antiguas, completas, son monumentos vivientes, esplendorosos, maravillosos, que se han de custodiar como la mejor de las joyas, que han comunicado natalicios, bodas, libros y periódicos.

Para mí, una joya de imprenta antigua se ha puesto a trabajar. ¡Es un honor que no tiene todo el mundo!, que después de tantos años, la imprenta, se ponga en marcha, impresionante.

Muchas gracias Antonio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Documentos, Historia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s