Reflexiones Barbateñas 2017

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Sábado, 22 de julio de 2017

Mañana termina mi semana en Barbate, esta noche junto con Trini daremos una vuelta de despedida por el al Paseo Marítimo.

Al final todo se acaba. Rendidos o esperanzados. Vencedores o vencidos. Contentos o disgustados. Pasan las páginas invisibles y no escritas del libro de la vida. Del largo libro que finalmente se acaba.

Me voy como he venido en coche, pero cambiando de ruta. Sin en la semana haber hecho deporte, sin haber estudiado inglés, y lógicamente sin bañarme en la playa. Me gusta más la ducha del apartamento, es más cómoda.

Hoy he llevado a lavar el coche en una máquina automática, con varios programas, he elegido uno de los más altos, el pobre, para una vez que va a ser lavado que quede bien y le he llenado el depósito de combustible, para que disfrute, en definitiva una buena comida para el coche.

Hoy hace un fresco poniente que trae al mar el agua fría, con brisa fría, que enfría la cara, y entra un poco en las fisuras del alma. Barbate de los vientos de levante que levantan la arena con fuerza, energía, nervio y poderío. ¡Bendito levante!, que purifica el aire, barre gratis las calles, suena a música su silbido trepidante, acompañado por el batir de techos ligeros y persianas mal amarradas. ¡Bendito levante! Maravilloso levante, me encanta, me fascinan los fuertes vientos, que hacen volar la tristeza, que limpian, que impulsan la arena con fuerza, clavándola en el cuerpo en un intensísimo picoteo que duele, pero que no mata, sino que fortifica. ¿Miedo al levante? ¿Por qué?

Casi todos se quejan, no lo entiendo. Crea energía renovable, antigua como los molinos de viento. Viento, viento, viento, que deja el alma limpia de arena, ligera y agíl, no todo el mundo puede disfrutar del viento del levante.

Es un viento querido, añorado, magnifico, majestuoso, guerrero, es como la flauta de Hamelín. Es como vivir otra vida diferente, andar con un levantazo es volar.

¿Estoy equivocado? No, no estoy equivocado, ni mucho menos. Solamente que sé apreciar al bendito levante, al cual con el tiempo se le hará justicia, y será probablemente un patrimonio nacional, o reserva de la biosfera, reclamo turístico. Por favor no escodamos el levante. ¡Pongámoslo en valor, como se dice ahora, para tener un viento sostenible, en el que cada vez que sople, vendrán avalanchas de personas para disfrutarlo. Y no huir temerosos del mismo. No escondamos el viento. Promocionemos el levante. Es algo distinto que no sabemos apreciar. Tendrán que venir de fuera para descubrirlo.

Y después, el poniente sosegado, que no levanta la arena de la playa, es cómodo, sencillo, con vientos fríos del Atlántico, que te hacen ver el mundo de otro modo. Y ni uno ni otro la insulsa calma. ¡Vivan los vientos! Un plus barbateño inconmensurable, ocultandolo no vamos a evadirlo. ¡Vendamos el viento!

Me encanta Barbate en invierno, con las olas enbravecidas y rugientes, las playas desoladas, sin un alma andante, y sobre todo me encanta ver llover sobre el mar.

El mar disfruta con su ducha natural fría y limpia, sin jabones, con la pureza del agua de las nubes. Y se va rellenando el mar, que la evaporación vacía.

Promocionemos la lluvia sobre el mar y las playas sin bañistas.

Y la carne de retinto que hace se salten lagrimas de estómagos emocionados.

Y las sardinas, tanto tiempo desfenestradas, y ahora con Omega 3, a barullo.

Un canto a la naturaleza, que poco a poco va cambiando, hasta que sea el mundo una urbanización tremenda, sin campo, sin hierbas, todo hormigón. Eso sí decorado, y bonito. Solo quedará campo, en zonas muy concretas, básicamente para el turismo. ¿Y la agricultura?, la veremos seguramente en edificios verdes de 20 plantas y cada planta de dos Hectárea. En vez de aparcar coches, pues superficie urbagricola, o urbacola. Si bueno podéis reír, ya veremos.

En el siglo XX ha tenido tremendos cambios la sociedad, y en lo que vamos del XXI, sigue un ritmo más acelerado. Vamos en progresión, no aritmética, ni siquiera geométrica, sino exponencial.

No habrá hambre por supuesto, y seremos una plaga de bichitos sapiens, que cubren el planeta.

¿Es ello malo? Pues no creo, simplemente será distinto.

Me gustaría de los sentimientos hacer poesía, en una época donde el valor de las emociones, cada día tendrá más importancia. Productos, servicios, entretenimientos, capaces de emocionar.

Dejo los dedos libres y la mente abierta, escribiendo sin pensar, para eso estamos en vacaciones, escribiendo dejando el espíritu libre, que se alce, que se eleve, o que baje, que haga lo que quiera, lo que le plazca.

Y solamente peticionar que funcionemos todos con sentido común, nada más, sentido común, que es un sentido poco común, que seamos agradables y corteses, entre otras cosas porque es barato y quedas bien.

Me hubiese gustado ir a Marbella, a ver a Elton John, se me cuenta que ha sido un espectáculo memorable, de un genio, un genio de verda, comentan que explotó el piano en sentido lírico, que las canciones brillaban con silencios y con mucho tiempo el público de pie. “Adiós rosa de Inglaterra, ojala florezcas en nuestros corazones”, canto Sr. Elton, de la que ha vendido más de 35 millones de copias.

El personal necesita emocionarse, estamos como lo pollos de engorde en jaulas, pero de puertas abiertas que no utilizamos.

Adios Barbate, si duro, y sigo con vida, volveré aquí largas temporadas, para escuchar el levante, sentir el poniente, ver como braman las olas del mar, observar los atardeceres placidos, venir cuando no viene nadie, para encontrarme con mi mismo, que es bastante.

He dicho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aniversarios, Barbate, Cadiz, Reflexiones, Vacaciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s