Felicitaciones al Alcalde de Barbate

logos_turismo

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Barbate, domingo 24 de julio de 2016

Hoy domingo 24 de julio voy con Trini a desayunar en la calle, eran las 8.30, en el Paseo Marítimo, todas los bares y restaurantes, con sus mesas y sillas en la calle, están bien alineados, pero dichos establecimientos cerrados, finalmente encontramos uno abierto, el de “Pepe el Malagueño”. El mar esta impresionante, la arena playera limpia y pulcra.

Sí vemos a un ejército de personas dedicada a la limpieza de las calles, casi todo el personal es joven y femenino, con sus chalecos verdes reflectantes, las observo, llevo días haciéndolo, son hacendosas y trabajadoras, cuidadosas y no pierden el tiempo.

Damos una vuelta por calles paralelas al Paseo Marítimo, todo está absolutamente limpio, pulcro, maravilloso.

Se ve una tendencia clara a que todos los bloques del Paseo Marítimo vayan pintados de color blanco, idea genial en este bonito Barbate andaluz por los cuatro costados.

¡Enhorabuena Sr. Alcalde! ¡Enhorabuena! A Vd. y a la Corporación. No sé de qué partido es, y no me interesa nada. Solo veo que ha habido años, Sr. Alcalde, que era lamentable el estado de suciedad, unos mal, y otros también. Y ahora, esto gracias a Dios, ha cambiado. Esto es lo que importa.

Es que Sr. Alcalde, lo de antes no era admisible, comprensible ni entendible, y no de un año o dos, Sr. Alcalde, salvo excepción de algún año, llevábamos 25 años, de dejadez, hasta que ha llegado la actual Corporación.

Esto ya es otra cosa, Sr. Alcalde, ya no se ve ropa tendida, en las fachadas y balcones, con calzoncillos, bragas, toallas y calcetines. Y no es los alrededores de la playa, es todo Barbate. ¡Qué bien!

Es que Sr. Alcalde, las bragas puestas, pues la verdad no me disgustan, pero colgadas en una cuerda a la vista de todos, y extendidas como una bandera, cuando hay levante, eso ya es antiestético.

Esto es como la Sra. que se deja, no se pinta, ni se peina, y vamos a llamar no se cuida, y la ves, y desde luego te gusta más bien nada, esto también, lógicamente excluyendo el pintado, para los caballeros y pasan los años, y un día la ves acicalada y elegante, ya te parece que no es la misma persona, y te produce una sensación de alivio, ver el mundo de otra manera, pasas del lado amargo, desaliñado y triste, dejado y abandonado, al otro lado de la página, el de la limpieza y orden, que es igual a lo anterior pero todo lo contrario. Uno es el camino del avance, y el otro de la marcha atrás.

Bueno. A Barbate se le ha dado la vuelta con la limpieza y el orden, ¡esto es otro Barbate!, el que debía haber sido siempre, lo incompresible es lo anterior, Sr Alcalde. Y la suciedad hace que la misma se extienda y progrese, como una plaga, la limpieza también progresa, como una bendición.

Un año, hice un escrito al Alcalde de Barbate, donde ponía verde a toda la Corporación, por el estado de suciedad, el escrito era fuerte, era desagradable, porque estaba bastante cabreado, Sr. Alcalde, con el suelo de las calles rebosantes de lamparones negros, del chicle pisado, y el mismo como pegamento de suciedad negra, adherida al mismo, y de esas máquinas de defecar ambulantes, y de lamer suciedades y no suciedades, que son los dichosos perros, acompañados por otras máquinas ambulantes en muchos casos, que bárbaramente dejan que sus primorosos perros contaminantes, dejen sus heces, en mitad de la calle, para que los niños, y los menos niños, las pisen, para horror de las madres, y gozo de las incalificables máquinas humanas de personas, entiendo que carentes de sentimientos.

No llegue a enviar el escrito, me pareció demasiado fuerte, y bueno tampoco quiero molestar excesivamente.

Todavía queda algún manchón de chicles pegados, y la eterna guerra, de un equipo municipal, quitando caquitas de los perritos, que los incivilizados de sus dueños, seguro que hasta han disfrutado, cuando ello lo hacen. Reitero, pues esto no es de recibo, es falta de civismo, y falta de respeto de los veraneantes a los barbateños, que son limpios, limpios de dinero, y de alma.

También hay que arreglar calles, Sr. Alcalde, hace dos días fui al Club del Atún, y mi Sra. se cayó, por la acera estrecha era difícil de ir, por consiguiente íbamos por la calle, el asfalto no estaba emparejado, ni liso, cerca del mencionado Club, entre el mismo y la carretera de circunvalación, donde habíamos aparcado. Me puse bastante nervioso al verla en el suelo, y con un problema grave de una caída que tuvo en casa hace tres meses, menos mal que esta vez, no se ha roto nada, menos mal, he estado con el alma en vilo, sinceramete. Realmente, en el Club del Atún, donde íbamos a cenar, tomamos casi nada, y nos fuimos, estábamos los dos descompuestos por la caída y de sus posibles secuelas, estábamos con el alma en vilo, ante el temor de una rotura de hueso al caerse, fue sobre él codo. Menos mal que no se ha roto nada milagrosamente. Hay que arreglar las calles, Sr. Alcalde y pensar en quitar las aceras, como se hace modernamente.

Pues mire Vd. Sr. Alcalde, al caer Trini al suelo, no le exagero, si en un minuto, no fueran a auxiliarla al menos 14-15 mujeres, gran parte del vecindario, se avisarían unos a otros, todas preocupadas.

¡Quiere Vd. un vasito de agua!

¡Vengase a casa, y si sienta un rato, para que se tranquilice!

¡LLamamos a un médico!

Todos volcados con ella, un gesto de solidaridad y de ayuda impresionante, nos quedamos gratamente influenciados por la buena gente de Barbate. Las vecinas nos dijeron que las caídas en esa calle es normal con un asfalto tan deteriorado.

En fin, un sitio tan maravilloso como Barbate, bien se merece invertir en sus mejoras, sin duda puede ser un destino turístico de primera magnitud. Y ello es bueno, para todos los muy buenos barbateños, que en cierto modo, por la prensa y demás medios de comunicación, nos venden de forma directa o indirecta, como un lugar diremos no muy bueno, más o menos, en fin una opinión injusta y no veraz, pues lo que hay es de personas sanas y nobles. Y es bueno que se hagan programas, con la buena gente de Barbate, su gran capital humano, que no es poco. Y no la imagen que nos venden, porque es la que compra la gente, que no es la que es, en su conjunto, sino lo casos atípicos. Y no tomar criterios generales de casos excepcionales.

Y siga Vd. así Sr. Alcalde, simplemente porque no hay otro camino que vaya a la lógica, y repito ¡enhorabuena y adelante! No cambie.

Muchas gracias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barbate, Reflexiones, Trini, Vacaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s