Las complicaciones de la vida

soluciones-para-todos-tus-problemas

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Martes, 5 de abril de 2016

La vida, tiene muchas complicaciones”, me comentaba mi padre hace ya muchos años.

Otros muchos me han dicho: “No es que la vida tenga muchas complicaciones, que también, sino que muchas no es que las tenga, sino que los buscamos”.

Trini, de vez en cuando o muy a menudo, de toda la vida, me ha comentado: “Muchos de los problemas con los que vives sucesivamente, siempre son generados por ti mismo. Si hicieras muchas menos cosas, tendrías muchos menos problemas“. Posiblemente, pienso yo, pero bueno, cada uno es como es cada uno.

Lo importante es la calidad de vida” -me comenta mi hermana la menor- y ello va en relación a los problemas que se tengan.

Los problemas los hay muy variados, los hay que tu estás tan tranquilo y de pronto te llevan y sobrecogen, y tu ni los esperabas, ni nada, simplemente te han venido, sin comerlo y sin beberlo.

Otros te vienen pensando que lo hacías bien, y resulta que no era así, que después la realidad te ha demostrado que los tiros vienen por otro lado.

Y un tema muy importante es a la hora que vienen los problemas o el día, pues vamos a suponer que uno tiene ocho problemas y de pronto te llegan tres más y además en mala hora, ejemplo en el momento que sales con la maleta a hacer un fin de semana largamente preparado y hablado con tu mujer, y te subes en el coche y antes de arrancar suena el teléfono con el problema.

Parece que los mismos acechan, cuando uno se toma unos días de vacaciones. Estos problemas son unos cabrones.

Y los problemas grandes son los problemas chorradas, es decir un problema que no existe, pues sea crea solo el problema y crece y crece , y oye de nada, pues se forma un lío, de muy Sr. mío, un problemón de bigotes. Que como tal problema no existe, vamos a ver como se combate, un gran problema que se ha creado de la nada y que realmente no existe. Porque claro no es concebible un problema que no existe, si no existe no hay problema. Y aquí está el problema de la nada.

Después hay otro tipo de problemas, que tu estas en lo tuyo, y un hijo de……, pues te lo crea, por motivos por lo general económicos, y hace lo blanco negro y habla diciendo verdades que no lo son, sino pura mentira camuflada. Ahora como se descamufla al camuflador, que ha vuelto contra ti un problema que es tuyo. Y tu no sabes mucho de camuflaje y te encuentras con un profesional del camuflamiento.

El problema de la incomprensión es duro, por otro lado a veces te felicitan y tu no has hecho nada, son cosas difícil de entender, que te feliciten por nada, pero claro ya se queda uno con la felicitación, para compensar, cuando crees que deben de felicitarte y nadie ni se entera.

En fin, la vida es una sucesión de sucesos, dicen que el principal problema es la salud, yo digo que la necesidad primaria de la persona, me la dijeron una vez, y no se me ha olvidado, es el oxígeno, sin aire, no se puede vivir, y con poco oxigeno es una agonía. Lo sé.

Pero volviendo a la vida, y los problemas, ocurre que también una vida sin problemas no la conozco, pero probablemente debe ser fatal. Los problemas obligan a superarlos, y superar los mismos es una forma de vivir. Desde luego probablemente hablando.

Y de los problemas no se debe hablar.

-¿Como estás? -me dicen algunos.

-Fantásticamente bien –le contesto.

A ellos les gusta que no le cuentes problemas, y te lo agradecen, y tu te ahorras de contar problemas, pues al contarlos la gente pregunta y pregunta, para no sé ver si te cogen en algún fallo problemático.

A mi los problemas que mas me duelen, o que mucho me duelen, son los problemas personales, las tensiones entre personas, el mal rollo, y diremos los malos gestos, o gestos destemplados, propios de personas, pues diría no muy educadas, pero que los sufre el que los sufre. Que no es el que los emite.

Los problemas están creciendo, de forma importante, tiene su explicación al principio, eran pequeñitos pero han crecido y han parido, y además los tenemos nacionales y de importación, locales, provinciales, nacionales y no lo sé, hasta mundiales. Y ya, pues somos creadores de problemas, o bien husmeadores de problemas, para buscarlos y ponerlos a flote, para que hayan mas.

En fin, en fin. Esto es lo que hay. Hay lo que hay, y es lo que es, me dijo mi nieta María.

Ojo, no estoy triste para nada. Solamente he dejado las manos sueltas en el teclado, y la mente libre.

¡Sin miedo a los problemas!, sobre todo si son facilones y no cuestan el dinero. Las enfermedades es un caso aparte.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s