No estoy escribiendo en el Blog y no se el porqué

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Domingo, 21 de junio de 2015

Escribo para decir que no estoy escribiendo. Escribo para no decir nada. Escribo para decir que no estoy escribiendo en el blog, lo cual es obvio, pero al menos que sepáis que sigo existiendo.

Ocurre que no ocurre nada, pero todos los días ocurren muchas cosas, y me levanto temprano y me acuesto tarde, y no me da tiempo de nada. Quizá con la edad esté uno más lento, no lo sé. No lo tengo claro.

Escribo desde Antequera, y esta tarde de hoy Domingo nos vamos a Albolote. Hoy no he hecho mucho, nos ha visitado un vecino cercano y su guapa Sra. y le hemos enseñado la casa, y departido un rato, y otro rato con el ordenadr, y leyendo “El Mundo”, y ahora ha sonado el timbre de la casa, he bajado y ahora vamos a comer con ella aquí.

Hoy toca “conejo”, no se porque, porque a Trini el conejo no le gusta. A mí me gustan los conejos en general.

Y bueno, aquí estoy, lo bueno de ser tu mismo es que no te pareces a nadie.

Para llegar al éxito profesional como mínimo tienes que obsesionarte con el proyecto. Sino es así, no se llega al mismo. Al obsesionarte, pues cambia tu vida, y todos dicen que no merece la pena, pero bueno, pueden estar todos equivocados. La verdad, no se obtiene por votación, ni por mayoría, quizá porque la verdad no existe.

Es que ocurre lo siguiente: Cuándo creíamos que teníamos todas las repuestas, de pronto, sin venir a cuenta, cambian todas las preguntas, y vuelta a empezar.

Y después todo es un lio, a nueva meta alcanzada, varias metas nuevas planteadas. Cuando ves el horizonte delante, por mucho que camines, nunca llegarás al horizonte, porque van apareciendo en cadena nuevos horizontes. El horizonte es interminable, y la vida efímera, y la belleza, es un regalo que da la vida, la contemplación de la belleza, yo me refiero a las mujeres guapas, quiero decir a las mujeres inteligentes, que es para mi donde está la belleza femenina.

Realmente ¿somos lo que somos, o somos los que piensan de ti? Pues ni la una ni la otra frase tiene importancia. Lo que piensan de ti, ¿pero quién? ¿Por qué? Y somos lo que somos, y lo que somos es efímero, pero con profundas convicciones.

“No lo sé”. Pero no sabes “que”. Y tú no lo sé ¿está más cerca del sí o del no? Así sabremos algo, pues en definitiva, no se puede ir diciendo o haciendo no sé. Hay que tomar decisiones, sopesadas y discretas, o bien de más largo alcance, depende de lo que creas en ellas.

Realmente el ser humano es “polimorfo”, y vamos de hito en hito, jugamos como nunca y perdimos como siempre.

Os dejo, me reclaman. Buenas tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Opinion, Personal, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s