La publicidad tendenciosa

foto_0220110926174759

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Domingo, 8 de febrero de 2015

Dicen que una vez San Francisco vio que delante suya corría a toda velocidad un joven que se escondió a unos 150 metros de donde el estaba, detrás de unos matojos. A los dos o tres minutos, varios soldados a galope pararon delante del mismo.

– Como sé que usted no miente, ¡dígame si por aquí ha pasado un joven, corriendo!

San Francisco quería mentir, miro a los ojos y le dijo al joven capitán, mientras un puño lo metía en la manga ancha del otro brazo, y a su vez el brazo de la manga ancha lo introducía en la manga igualmente ancha del otro brazo.

– ¡Por aquí no ha pasado!

Los soldados volvieron sobre sus pasos, y San Francisco tan contento, porque al introducir las manos en las mangas, le había dicho que por allí por donde estaba metiendo las manos el, por las mangas anchas, no había pasado. Por tanto quedó conforme y feliz de no haber mentido y decir “su verdad”.

A mí en muchos folletos, en informaciones, pues se escriben cosas que no son, o que son pero que no son, y piensas lo que te han dicho o tú has entendido que es, pero que no lo es.

Es que esto que dicen los papeles, que el producto es estupendo, bueno mejor que ninguno, por supuesto, eso está claro y si es caro, no es caro, es que es muy barato, para lo bueno que es. No nos confundamos.

Y después vendemos otras cosas. Que valen un potosí, pero que pierdes la venta porque en total había una diferencia de 40 euros y valía la misma 100.000 euros, por ejemplo. Cosa que me tienen que explicar, aunque la explicación es clara: No valgo para ese Sr. 40 euros.

Se te contesta que no, que ni mucho menos, que te quieren mas que a su padre, pero que la pela es la pela. En fin, vivir para ver. Como no quiero entrar en señalar, pues así hago lo mismo que esta publicidad, que sin decirlo lo digo.

Vamos a ver, supongamos que a un determinado producto, pone en su publicidad: “Contiene cuerno de elefante molido”, pues a lo mejor es verdad, que a cada tonelada de producto, le han puesto cuatro microgramos del mencionado cuerno, por lo tanto están diciendo en el folleto una cosa que es cierta, y además te dicen que es una buena fuente de calcio por su grado de finura microscopica es rápidamente absorbible, lo cual también es verdad.

Entonces el folleto es técnicamente perfecto y cualquier empresa ya sea Pyme o no Pyme, o multinacional, pues lo puede poner por bandera, incluso en letras grandes como factor diferencial. Claro lo que no han puesto en el folleto es la cantidad, que es cuatro microgramos por tonelada, y a lo mejor el que lo ha comprado estimaba que más o menos el 50 % del producto era puro cuerno de elefante.

Claro, si por ejemplo el 80 % de la población española, no sabe las diferentes calidades del aceite de oliva, pues bueno se puede comprar como aceite bueno uno que bueno de bueno, pues tenía más bien poco bueno, pero que estaba muy bien, porque era baratito y el envase con etiqueta muy brillante, que se notaba que la etiqueta era buena de verdad.

Y allí vamos todos y si compramos pimientos asados en horno de leña, pues a lo mejor fueron asados en modernos hornos de gasoil, pero no por empresas privadas desaprensivas, sino es que de estas cosas creo que se salvan pocos, ni siquiera los caros ni las multis, ni las de claro interés social, que no van ni mucho menos a ganar dinero, pero que vale lo de en todos lados y que tampoco se muy bien lo que significa, a la hora de comprar algo, que lo que se gana va a fines benéficos, después de la que está cayendo.

Y claro si viene el médico y me recomienda para mi terrible este año bronquitis aguda, pues cuatro medicamentos, yo los tomo como dogma de fe, pensando que es lo mejor del mundo y me va a poner en órbita, antes de lo que el medico cicatero me ha dicho, y ademas que me ha recomendado los mejores, porque el medico al verme ha comprendido que soy guapo y le he caído bien para el curarse en salud, me dice que me va a costar a mi curarme de salud.

Si el técnico, además por ignorancia, por costumbre, o no sé, porque le da la gana, dice este es lo bueno y aquello es malo, pues está claro, pues si me tomo lo malo, me mato y además lo pago. Y a lo mejor el técnico me explica que el día que se lo enseñaron a el no fue a clase.

¡Entonces donde vamos! Pues no lo sé, porque como la mente humana es tan genial, pues se busca argumentos hasta debajo de las piedras y claro con tantos argumentos, pues estamos perdidos.

Y después si razonas mucho sobre un producto, el resultado es malo, hace muchos años, muchos, muchos, estaba yo en Zaragoza, en la Feria de la Fima, en un Stand de Fertilizantes, cuando alguien algún compañero me dijo: ¡Hombre José Luis!, me alegro mucho que estés aquí, pues hay un Sr. que tiene una instalación de riego pivot y quiere conocer las ventajas del abono liquido mezclado con el agua de riego.

Bueno por mi encantado, yo había estado en el abonado con líquidos en los pivots, con todas las incertidumbres y miedos imaginables, ya superados con la experiencia, con el dato y con el estudio, y días antes había dado una Conferencia que además la llevaba bien preparada y me salió hasta bien, sobre este tema, sobre el abonado con líquidos en el riego por aspersión. Y ahora me viene el recuerdo de Salvador Orenga Vivo, compañero de Amonesa, en los inicios del abonado en pivot y que recientemente ha fallecido. Descansa en paz, Salvador.

Pues bien, estaba en un momento triunfal, y con claridad fui exponiendo una a una las ventajas, claras, contundentes y contrastadas en cuanto a su uso. Cada vez que explicaba una, me decía el Sr. pues no me convence. Yo como tenia pues no se unas 20 razones no me preocupaba, pero bueno le fui dando y dando razones y la misma repuesta:

– No me convence o no me vale.

Ya cabreado por mi parte, cuando tenía agotado el repertorio, le dije más o menos:

– Pues lo siento, el abono es bueno, el sistema de aplicación también, yo creo que lo he expuesto correctamente, creo que el problema es de Vd.

El hombre se me cabreó, me pidió el teléfono y dirección de mi jefe, se lo dí y me dijo que le pondría un escrito. Yo llamé a Sr. Alejando Viñas Vilar, jefe y amigo, que no me formó ninguna bronca, y lo pillé de buen humor:

– Hombre José Luis es que te los vas a pisar… pero no te preocupes, son cosas que pasan.

Entonces es que ya no sé si valen los argumentos o no, y empiezo a pensar que lo que valen son las modas o las tendencias. Porque claro, si la tendencia o la moda es pues llevar los jóvenes un poco de barba, pues nada, eso es así para todos, mientras la moda dure. Y haya barbas, que más que barbas, diremos mal afeitados o barbeados semanales. No sé.

Y después tiene que tener un producto con un nombre que caiga bien, como el nombre no guste, por lo que sea, que no sé lo que es lo que sea, no te preocupes que no venderás una escoba, ahora, como caiga en gracia, pues tampoco te preocupes que mañana por la mañana te lo habrán copiado treinta, que después te dirán a ti mismo que ellos lo han inventado, y te quedarás tan sorprendido que ni contestas. Porque claro si contestas es que puedes caer mal y todo. Y es que las barreras del cinismo, pues parece que es como el muro de Berlín, lo tiraron y ahora hay y trocitos en las vitrinas de medio mundo, pero no hay tal muro.

En fin, en fin, habilidades, refinadas, neuromarketing, guerra de mercados, la verdad la vida es complicada. Pero en el fondo hemos de sentirnos felices, la tragedia más grande que tenemos encima, tragedia terrible es la falta de trabajo, esa si es una tragedia, cuando para subsistir necesita el mismo y tiene una familia que atender, tiene que ser verdaderamente espantoso. Así que no nos quejemos de nada, y bueno aportemos todos lo que podamos para subsanar ello, que creo que es trabajar, el trabajar genera trabajo, lo tengo claro.

Aquí sentado, esperando me deje en paz esta terrible bronquitis, que este año se ha empeñado en no dejarme, y yo quizá ya por edad, no sé cómo decirle que se vaya, para que me haga caso de una puñetera vez.

Buenas noches, mientras Trini, sacrificadamente, me soporta. ¡Que merito tiene!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones, Trabajo, Ventas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La publicidad tendenciosa

  1. CEO adviser dijo:

    My neighbor told me they love your articles write up. This website looks just like my old one I truly appreciate your efforts and I am waiting for your next post. Your website is followed by my boyfriend. I truly appreciate this website.

  2. I would like to be a master in this field someday. Your post is really useful to me. I am shocked at how fast your article loaded on my cell phone. Great tips and very easy to understand.

  3. I know you would love New Hampshire. This girl I recently met loves your page. Our community is better because you are in it. My roomate would like to be a teacher in this topic someday. It is like you wrote the book on it or something.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s