La Gripe y el Neuromarketing

Screen-Shot-2014-09-01-at-1.07.30-PM

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Sábado, 7 de febrero de 2015

Los fríos en diciembre me hicieron ponerme mal, no me recupere y he estado renqueante durante enero, hasta que la bronquitis aguda, después de diversos avisos, ha hecho eclosión y me ha tumbado, como hace años no era capaz de hacerlo.

Miércoles, jueves, viernes y hoy sábado, estoy fuera de la circulación, hecho mas bien un “pringajo” humano, y viendo como es tan fácil, estar tan mal. Sin poder dormir porque tendido me asfixio. Para colmo ne me funciona el WhatsApp.

La familia en pleno ha venido a ver a Trini, y a mi me han llamado por el telefonillo para que los vea desde la ventana, no han querido subir para que no los contagie de mis virus infernales, a mis jóvenes nietas y nietos, todos chiquititos.

Aquí se me tiene, no he podido ver esta semana a Sr. Ignacio Romero y su incorporación a Lysur, ni nada. Días que tengo muchas ganas de que pasen con urgencia. Y aquí estoy, para hacer acto de presencia digital, recurriendo a recursos endógenos y apuntando a las estrellas, para ver si así llego por lo menos a la Luna.

Me gusta desechar los miedos y volar al infinito, todo el mundo debe trabajar por divertirse, y es que se pasa mucho mejor. Lo importante en una Empresa, es el nivel de coordinación, preparación y objetivos claros del personal que la integra, esto es complejo, pero es que como somos humanos, es lo que priva, la complejidad. El trato cortés con los compañeros, el saber escuchar, y las habilidades necesarias para tener un equipo humano conjuntado, es el motivo principal de un directivo, es la primera base del funcionamiento. Pero la empresa no son solo las personas en nómina, sino todo el mundo allegado a la misma, colaboradores, asesores, proveedores, agentes, clientes, hace que la misma sea mucho más de el núcleo nominal y se forma una galaxia en el mundo real.

La construcción de una empresa es lo mismo que la construcción de una catedral, planos, maestros de obras, tiempo y poner ladrillo a ladrillo, pieza a pieza, cuando se pueda.

Las relacione humanas, son complejas, yo diría que variopintas y por mucho que quieras motivar hay personas que jamás se motivaran, ni por nada ni por nadie, y otras que basta dos palabras, para que vayan a 100 por hora.

Todo es complejo, finalmente he llegado a la conclusión de que “negociar es una forma de pensar”. El negociar es un arte que hace posible que las distancias desaparezcan.
Todo es relativo, el otro día me quedé con una frase: No atribuyas a la maldad, lo que pueda ser explicdo con la estupidez.

En fin, en mi tarde griposa, me despido, solo indicar que cada día tengo mas claro el concepto de Neuromarketing, no con sensores cerebrales, sino el marketing de las emociones, que es uno de los que prevalece, el marketing de la atención o del detalle, y marketing de la memoria como ramas del mismo.

Buenas tardes.

PD: Yo pues me considero un electrón libre, que procura no hablar de la agricultura de sofá, que ya se acabó, y hablar de agricultura moderna.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal, Sevilla y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s