Teresada 2014

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
Antequera,  22 de noviembre de 2014

Todos los años mi hermanita chica, María Teresa, organiza una “Teresada”, junto a su marido José Pineda.

Todos los años mi madre, organizaba en el día de su Santo, el 15 de Octubre, o próximo a el, pues una reunión familiar, una comida conjunta con su marido, hijos y conyugues y conyugas. Faltando nuestra madre, fue mi hermanita Maria Teresa, la que tomó el relevo de esta tradición.

Así todos los años organiza en los lugares más increíbles, sorprendentes e inesperados, dichas reuniones, donde nos vamos el sábado temprano y volvemos el domingo. Bueno, de ello se podría escribir un libro, de sitios lugares, anécdotas. Mi hermana y Pepín esto no lo deja.

Este año ha sido sin pernoctar fuera, y en Antequera. Una serie de circunstancias han incidido en ello, una de las cuales puede ser la edad por ejemplo. El sitio lo ha propuesto al matrimonio Pineda Sánchez- Garrido, mi hermano Carlitos, y aceptado por los anfitriones pagadores. Los demás no lo hemos sabido hasta el último instante.

Mi hermano Carlos es experto en conocer todos los bares de la ciudad, modernos y cutres, es experto, en conocer ventas, posadas y garitos, y experto en conocer caminos, veredas y sendas. Citados en la Estación de FF. CC. de Antequera (nos aclararon que no era la de Atocha, ni la de Antequera Santa Ana, nos fuimos hacia el sitio de la comida, detrás del coche guía de Juan Carlos, que de forma reposada se desplazaba suavemente por medio de caminos. Y caminos, por la Vega de Antequera, camino tras camino, llegamos pues junto a la Carretera Antequera Cordoba, muy cerquita de Antequera, pues nada a un kilómetro, y saliendo de la misma llegamos a la Venta Genaro, que se conoce por Venta ‘El Esaborío’.

Según parece El Esaborío murió hace 25 años, se me comenta, y era un persona peculiar. Me dicen por ejemplo que si llegaba un grupo en un autobús, le decía: Perdone pero no les atiendo, vaya que como son tantos, se lleven las macetas y las sillas. En fin que parece que tenía rasgos peculiares, por ejemplo: Miren Vdes. lo que hay de comer es esto, y no hay otra cosa, de modo que no pregunten, si quieren esto bien, y si no pues esto es lo que hay.
El actual ventero, pues no es así, al contrario es una persona afable.

Allí, en un apartado, nos reunimos la familia, comimos y bebimos, pusieron una enorme pata de cerdo asada, con buen color, lógicamente, la pata quedo la mitad, que fue debidamente preparada, y mi hermana a petición nuestra se la llevó pues no era cosa de dejar allí, al menos mas de la mitad.

Hacia viento, dijimos chorradas, después de una chorrada otra chorrada, nos dimos un fuerte abrazo al vernos y otro fuerte abrazo al despedirnos allá las seis de la tarde.

Mi hermano Carlos iba conjuntado pues la correa del reloj hacia juego con la camisa, en fin todos bien. Mi hermano Antonio contento, pues en un análisis de sangre le dicen que está perfecto. Y nada más, después ya a Calle Merecillas, y mañana nos iremos a Sevilla.

Se puede decir sin lugar a dudas, que somos una familia muy bien avenida, con entrañable cariño entre todos. Y que estas reuniones fomentan el mismo.

Buenas noches

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Celebraciones, Familia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s