Un día en Santa Lucía

Huevos fritos

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
27 de julio de 2014

Es una pedanía de Vejer de la Frontera. De muy difícil acceso, vas por la general, en dirección a Cádiz, después de pasar el cruce a Medina Sidonia, y poco antes de que se inicie el autovía, se ve un cartelito a la derecha “Santa Lucía”, te descuidas, y te lo pasas, hay que ir ojo avisor, si te lo pasas te lías, que es lo que me pasó a mi ayer. Tuve que avanzar, y meterme para Vejer, en un sinfín de rotondas donde me perdí, la cola de coches entrando a Vejer era infernal, era la “noche de las velas”, calles en un itinerario solo iluminadas por velas, y cante flamenco desde las ventanas.

Aparcar allí es un infierno, y sería de encontrar sitio una larga caminata, por ello decidimos ir a Santa Lucía. Total en la cola de Vejer, en la cola de coches hasta que pudimos dar la vuelta, y vuelta a empezar, preguntamos, y se nos dijo eso, vayan con mucho cuidado, para entrar en Santa Lucía, pues la carretera tiene aprox. cuatro metros de ancho, perpendicular a la general, y árboles a un lado y otro. Si se descuidan se la pasan.

-Sí, sí, -comenté- lo se bien.

En este segundo intento lo conseguimos, entramos, nos dijeron que esta “pegado” a la carretera, no es así, hay un trocito, no sé de un kilómetro o dos. Al llegar aparcamos en un espacio especial para ello.

-Son dos euros -me comentó el guardacoches- es para la Asociación de Vecinos, para la limpieza e inversión en Santa Lucía. Yo soy un vecino del pueblo.

Junto al parking bien cuidado, hay un molino de trigo.

-¿Qué es esto? -pregunté al amigo guardacoches improvisado y ocasional.
-Pues verá Vd. esto es un molino de trigo, molino árabe, tenemos en total cuatro molinos. Vamos a ver si ponemos una ruta senderista para visitar los cuatro una ruta turística. Y poner ellos en valor.
-¿Qué río hace mover el molino?
-No hay río, son molinos sin río, vera Vd. es que hay un nacimiento de agua, en La Muela, un nacimiento en alto, nace el agua y se almacena donde nace, le llamamos “el depósito” y bien lo que sobra del depósito lo que rebosa viene canalizado desde los árabes y mueve estos cuatro molinos.

Dicen que el agua del nacimiento, es de una corriente subterránea, de un río debajo de tierra, que según los geólogos, viene directamente de Granada, de Sierra Nevada. El agua es muy buena, vienen por ella, para llenar peceras, mire Vd. ahora bien, tiene mucho calcio.

Junto al molino, hay un salto de agua, para en tiempos mover el mismo. Esta cascada tiene cuatro o cinco metros de altura. Realmente se queda uno boquiabierto de las obras de ingeniería árabes.

En Antequera le pasa igual, en un lateral de la ciudad, está la ruta de los molinos, con la misma infraestructura. Y partiendo de agua de un manantial, así tenían agua para beber y que aprovechaban para hacer pan y comer, todo una cadena alimenticia.

Hemos ido a Santa Lucía, porque hemos leído que hoy había mercadillo, el cual es mínimo, diremos que 200 metros cuadrados, pero muy curioso, pocas cosas, y un poco algún personal, da la sensación que un tanto medio hippy o moderno no sé, todos jóvenes.

Pregunto donde se puede comer y me dicen:

-Si quiere Vd. carne en la Ataljea, y si quiere huevos fritos con patatas en Restaurante El Toro.

Son las 10 de la noche, realmente Santa Lucia, es una carretera estrecha, con casas a un lado y otro.

-¿Cuál me recomienda Vd?. –le pregunto a mi interlocutor-
-Pues no sé -me dice- depende de lo que Vd. quiera.
-Pues queremos tomar una cerveza y una tapa -le contesto-
-Pues vaya al Restaurante del Toro, al mismo viene Paz Padilla, el Gran Waomin y algunos otros famosos.
-Pues entonces voy a ese, y completo el circulo de famosos -le digo- mientras mi interlocutor sonríe.

En El Restaurante del Toro nos sentamos en la puerta de la calle, entre otras cosas porque dentro es tan pequeño que no tiene mesas. Al lado alrededor de una mesa, hay ocho-nueve jóvenes muy en silencio, mientras una jovencita del grupo, toca la guitarra y canta bajito. Todo una maravilla, entre los jovencitos hay un viejo en silla de ruedas. No pregunto nada, nos callamos Trini y yo y escuchamos. Viene el camarero, y le preguntamos cual es la especialidad.

-Somos muy conocidos por las patatas fritas con huevo, huevos de gallina del campo, no de granja, estamos abiertos desde las nueve de la mañana hasta ya de noche, depende de cuando se quede esto solo, no hay hora fija.

Trini se anima y dice pues ponga un huevo en un plato para los dos, vamos a probarlo.
Al poco traen el huevo, con patatas y con jamón frito, huevo como mandan los cánones.
Yo es que no entiendo , como siendo España, la descubridora del huevo frito con patatas a nivel internacional, y con cebollita frita y jamoncito, pues en vez de tomar ello, tomamos pizza, hamburguesa, perritos calientes, y otras chorradas. Teniendo aquí en este país llamado España, el manjar mas exquisito jamás soñado. El huevo frito con patatas, con aceite de oliva, nada de mantecas de cerdo para freír, que rompen el estomago como hacen los países del norte, sino aceite, que hay que cambiar de forma continua, esto debería haberse patentado en su momento, y que hubiese concursos de como freír un huevo con patatas, que es un arte, difícil de alcanzar, para hacerlo con sabiduría.

Puedo indicar, que allí en Santa Lucía, fresquito, en aquel microclima, y después de hacer la visita de inspección, por el interior del local, atiborrado de carteles de toros, observé su mucho encanto.

-Trini me dijo- Aquí me siento feliz.

Yo le contesté:

-Yo también y por lo que veo todos.

Soneto a la Venta del Toro
(de Antonio Esquivel Aragón)

Oh! Venta, mi querida Venta El Toro,
Vigilada por los cuatro costados
Impregnas a tu ambiente, generado de aromas
revividos con decoro.

Ay! mi Venta, limitada en tu aforo
aunque tengas espacios acotados,
no te impide que tengas a tu lado,
sesiones clínicas dignas de un foro.

Tus comidas con sabor añejo
repleta de productos naturales,
regada por vinos de un tonel viejo.

Tu ventero Antonio, espanta males
de clientes de un mundo muy complejo
convirtiéndolos en generales.

Autor: Luis Calderón y amigos (Cádiz)

Buenos días.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barbate, Trini, Vacaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s