La reunión anual con D. Benito Palomino

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
25 de julio de 2014

Tradicionalmente entre los 8-9 días que estoy en Barbate, en el verano, pues veo, me cito, con Benito Palomino. Antes lo habitual era en Venta La Duquesa, en Medina Sidonia, pero ya Benito no sale a carretera con el coche, así que voy a Jerez. Benito y yo pues somos amigos de hace más de 40 años y el vernos es diremos una cuestión que no es cuestionable, es así, es una tradición que no falla.

Me voy por la autovía y me pierdo un poco, llego a El Portal, pedanía de Jerez, a unos 4-5 kms.

-Benito –le digo por teléfono- estoy en el Portal, delante de mí veo una Estación de ff.cc. sin vías y abandonada.
-Si muy bien –me dice- no te muevas de donde estás tardo unos minutos.

Efectivamente a los pocos minutos, Benito está allí.

-Cuando quitaron la Estación, Benito –le digo.
-Pues no sé, hace cinco o seis años que pusieron una vía doble y elevada.

Azucarera Jerezana

Junto a la estación hay un enorme edificio en ruinas sin techo, solo los inmensos paredones y en la gran puerta de entrada, encima un gran cartel de cerámica: “Azucarera Jerezana”.
Esta azucarera es de hace muchos años 70-80, pero nunca llegó a funcionar, era seguramente antes de que la remolacha en secano fuera un cultivo pujante en Jerez, y después ya en tiempos recientes prácticamente desaparecido con la política de este producto, diremos de la Comunidad Europea. No hace muchos años, o no demasiados y estoy hablando de 40 años, era el cultivo principal en la zona. Pero las directrices comunitarias, han hecho que muchas cosas queden en el camino, si bien es verdad que han sido compensadas con otras, de alguna forma, hablando a nivel general, no de forma individualizada.

-¿Dónde vamos, Benito?
-Cierra el coche, vamos aquí al lado a la venta Luis.

En la Venta pregunta, Benito por el dueño. El dueño ha fallecido, -nos dicen- de una enfermedad mala, duró poco. Era joven 55 años.

Las paredes llenas de fotos enmarcadas del ejercito, es que Luis , era o estuvo en el COE, es decir algo así como fuerzas especializadas, algo así como los GEOS supongo. Por lo menos, la persona que lleva la Venta ahora, ha tenido el buen gusto de respetar la decoración de siempre. Allí comemos, y hay angulas.

-¿Son de Trebujena? -preguntamos.
No, son del Guadalete que pasa a 500 metros de la venta.

Están a buen precio, a muy buen precio, 100 gramos cuarenta euros. Benito, no quiere.

-Es que cada gramo son 4 euros.
-Si Benito, pero en cualquier restaurant que las pueda haber, su precio se triplicaría al menos.

Al final tomamos una cazuelita. Y ambos comidas ligeras.

Benito, tuvo un infarto hace un año más o menos, y en agosto cumple 73 (tres mas que yo).

-Ya no llevo nada José Luis. Todos mis papeles, documentos, totalmente todo, lo lleva mi hija Africa, me ha relevado de toda responsabilidad, estoy pues super tranquilo. Ando todos los días, a las seis de la tarde, algo más de una hora, tengo tres rutas.

Si, bueno, nuestras charlas son tranquilas, el me habla de su familia y yo de la mía, y me cuenta un secreto, que como tal no puedo confesarlo, pero si me divierto un rato con el mismo. Y le doy unos buenos consejos con lo que el lo pasa en grande.

-Nos vemos, adiós Benito.

Me meto en carretera a no buena hora, las cuatro de la tarde, y pienso en el pasado, en el Centro de Abonos Líquidos de Amoniaco Español S. A. en Jerez de la Frontera, y después de S. A. Cros, cuyo responsable siempre fue Benito Palomino, diremos como responsable directo. Durante años, y las ventas estaban mas o menos estabilizadas en unas 12.000 tdas. anuales de Líquidos, Benito conoce bien el campo, y la agricultura, donde tiene una gran experiencia. Hoy ya se considera mayor, yo tengo tres años menos, pero me veo como un niño. Paro y tomo café cortado, como siempre continuo conduciendo y pensando en aquellos años de Amoniaco Español y de S. A. Cros.

El Almacén de S. A. Cros de sólidos era la perfección, en la limpieza, y en el orden, a cargo de el estaba D. Miguel Moreno Gilabert. Cuando lo jubilaron, hará 40 años, yo dí un discurso de despedida que cayó muy bien, fue un éxito, un día mirando papeles en casa, lo encontré por casualidad, y ya ha vuelto a perderse entre papeles. El almacén tenía los sacos perfectamente alineados, en aquellos tiempos no había pales, eso era un lujo impensable. Dentro del Centro de Líquidos de Jerez, trabajaba el cuñado de Benito, el Sr. Victoriano Soria, Manuel Barroso, y no me acuerdo de más.

Trini está en la playa y yo escribo, relajadamente, eso sí, y sin pensar mucho. De forma rápida como siempre.

El que llevaba el Bar Luis, me preguntó:

-¿Son Vdes. de aquí?

Y contesto Benito:

-Yo vivo desde hace muchos años en Jerez, pero soy de Montellano.

Yo le contesté:

-Yo vivo en Albolote, pero soy Antequerano.

Y le apostillé:

-Pero somos amigos de siempre.

El Sr. del Bar, me contesto:

-Pues tiene su mérito ello, pasar tantos años y ser amigos, hoy el mundo no va por ahí, hoy el mundo es de amigos de un mes, o de un año, no más.
-Pues si es verdad, en general es así, muchos días han pasado, pero de momento podemos cantar victoria, los dos hemos sobrevivido hasta ahora.

Son las vacaciones más tranquilas de mi vida, bueno en ello tiene que ver mucho Sr. Jaime Abad, sin duda.

Buenas tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barbate, Vacaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s