Domingo 29 de septiembre de 2013

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
29 de septiembre de 2013

He de solucionar el no trabajar los sábados y los domingos, salvo dos o tres horas. Es una tarea pendiente en una lucha eterna con la falta de tiempo.

Mi hijo José, va a ser padre próximamente, para el 15 de Octubre, me comenta que está asistiendo con Belén a clases diremos de pre-natalidad. Me he reído mucho, pues me comentó que había un grupo de no menos 30 personas, y que le eligieron a él para que simulara que estaba pariendo.

Se acostó en una colchoneta en el  suelo y todos de pie alrededor suyo, unos sujetando las piernas, y el simulando un parto. Las lágrimas se me caían de risa cuando me lo contó.

Esta semana próxima tengo una actividad intensa, o muy intensa, sin parar, para mi cada día más menguantes fuerzas.

Por suerte tengo una familia estupenda, Trini y yo, si cabe, cada día no llevamos mejor que el anterior, me entiende y me comprende, y yo también a ella. Y nuestros hijos José, Eva y David, tenemos la suerte que se apoyan mucho entre ellos.

Hoy y ayer Trini está bastante mejor con su problema de columna vertebral, menos mal. Espero que siga así.

Para escribir, hay que tener la mente muy despejada, y tiempo, y yo no tengo ni lo uno ni lo otro. He dedicado un rato a leer, lo cual  me gusta bastante.

Ayer, Sr. Ricardo Joya, me localizó, diversos ejemplares de ANTEQUERA, RECUERDOS DE ANTEAYER, y me he alegrado, pues pensaba que ya no había ninguno de la última edición hecha por Herogra, y voy a enviar a algunos encargos.

Leo en el Blog, un comentario sobre el Libro “La verdadera verdad, del abonado del olivar en riego por goteo”, donde me ponen por las nubes. Seguramente un Sr. que me comprende. Pues bien, el libro lo escribí en un solo día. Fue hace varios años. El Paris-Dakar, o como se llame ahora, pasaba por Antequera, y Trini y mi hermana Mely se fueron a verlo. Yo me quedé solo en casa, y vino la musa. Escribí como un poseso, no quería que la Sra. Musa se escapara.

Mi hermana me llamó que si podía irse con Trini a comer con unas amigas, y vi el cielo abierto, dije que no se preocuparan, que volvieran lo más tarde posible, que yo estaba con la Musa.

Tecleaba, en el ordenador, no quería que las ideas se me fueran, y así, prácticamente casi sin comer, desde las  9 de la mañana hasta  las 11-12 de la noche, sin moverme del sitio, escribí un libro.

A mi estilo, sin parar, con faltas de ortografía, para no perder el tiempo poniendo acentos y que la Musa se fuera.

Después ya con tiempo, se cambió, se revisó, y el esqueleto del libro tomo su acabado final.

Dicen que Marcial Lafuente Estefanía, que escribió un enorme número de novelas del Oeste, las hacía en un día o poco más. Bueno pues yo ese día lo igualé.

Quiero escribir otro Libro de Abonado del Olivar en Secano, con ideas muy innovadoras, he de buscar un día, con la mente tranquila, con tiempo de soledad, y que venga de nuevo la Musa, aunque tengo la idea.

En fin, os dejo. Que lo paséis bien. Buenas tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Agricultura, Fertilizantes, Fertirrigacion, Herogra, Libros, Olivo, Riego. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s