El infarto que no pudo superar José Romero Girón, y con el que Benito Palomino ha tenido mas suerte.

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
31 de agosto de 2013

Me llamó Benito hace unos días. El 31 de julio tuvo un infarto, y posteriormente tres intervenciones quirúrgicas. Lo importante es que ya está bien.

Benito Palomino, Fertigades, Jerez de la Frontera.

Compañero y amigo desde hace muchos años, muchos, pues tengo relaciones con el desde que yo tenía 25 años, ahora tengo algunos más, 69, pues 44 años de amigos.

Todos los años, nos vemos para comer juntos en julio-agosto, en Medina Sidonia, yo voy desde Barbate y el desde Jerez.

Este año -me dijo- José Luis te agradecería vinieses tu a Jerez, pues no me encuentro muy bien. Y fui y allí estuvimos, charlando un rato, como es tradicional, y hablando un poco del mundo, de su familia y él, de mi familia y yo.

Bueno Benito, te has librado de esta.

No ha tenido la misma suerte, D. José Romero Girón, conocido de siempre, y hermano de mi buen amigo Alberto Romero Girón.

El año pasado estuve con él y con su Sra. así como con Sr. Alberto Romero Girón y su Sra. Carmen, y mi compañero Juan Carlos Pecci y Sra., junto con Trini, en Atlant Terra, comiendo juntos y pasando un buen rato.

Este año, cuando llamé a Alberto, estaba en el Hospital de Puerto Real, con su hermano José, que le había dado un infarto. Parecía que todo iba bien, que estaba controlada la situación y no fue así, se nos fue para siempre el amigo José Romero Girón, toda la vida vendiendo fertilizantes, ligado a Viaguado desde hace muchos años, igual que Alberto. El amigo José Romero, un hombre flemático, inteligente y agudo, se nos fue. No pude ir al entierro a Jerez, estaba en Barbate ese sábado, pero tenía allí a mi hija Eva, Joaquín y sus hijos. Lo siento mucho José, nos hemos visto en muchas ocasiones en muchos años, no hemos hablado mucho, pero sabíamos bien donde estábamos cada uno, lo siento mucho, una persona reamente emblemática.

Descansa en paz, amigo José.

Y Benito, de esta te has librado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s