La Fábrica de la Sociedad Anónima Cros en San Jerónimo (Sevilla)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
24 de julio de 2013

Los recuerdos son muy agradables, no sé el año que me instale allí, sería el 82-83 supongo. Recibí todo tipo de facilidades desde el primer momento.

Colindante a la Fábrica, había una Urbanización para el personal de Fabrica, en su mayoría directivo, era una calle, y cada lado pues 5-6 casas y en cada una dos viviendas, con su jardín independiente. Cuando llegué solo había dos o tres casas en pié, las demás, apenas quedaban vacías, las derribaban. Las casas eran de otros tiempos, donde las arreglaba el propio personal de Fábrica y en cierto modo un chollo, vivienda gratis, teléfono, agua y suministro eléctrico gratis. Y tan cerquita del trabajo.

Uno de estos bloques, con dos casas adosadas, es el que se me entregó para Oficina de Abonos Líquidos, y el jardín era una parcela correspondiente a cuatro casas, quizá 1.500 metros. Y con una puerta de acceso directo a Fábrica.

Allí hicimos un “revapimg” de las dos viviendas, en la Planta baja, el Almacén de Repuestos de Coprisa, con el amigo Julián Medinilla Reina, que siempre lo he tenido a mi lado. Si yo me marchaba a las 11 de la noche, él se quedaba para no dejarme solo, no una vez, sino siempre, y siempre alegre y con buena cara.

En La planta de arriba instalamos las Oficinas de Abonos Liquidos. Hicimos una sala de conferencias, que era una sala de estar, la otra era mi despacho.

El recinto de líquidos quedó muy bien, todo muy limpio, el suelo de la explanada de albero amarillo, como la Plaza de la Maestranza de Sevilla, albero de Alcalá de Guadaira.

Teníamos en las Oficinas un buen y organizado archivo y varios despachos. Y también algunas cosas antiguas de Fábrica como decoración.

El recinto era acogedor. La fábrica de San Jerónimo, detrás del cementerio, tenía una superficie total de unas 30 Has., es decir 300.000 m/2. Una parte era la fábrica y la otra, externa, era un aparcamiento de coche de empleados y aparcamiento de camiones para cargar producto. Había en su momento una planta de sulfúrico ya cerrada, una planta de súper fosfato 18 % y 45 % en polvo, y tres plantas de granulado, Granulado I, Granulado II y Granulado lll, el primero de 250 tdas. día el segundo de 500 tdas., y el tercero de 1.000 tdas. día. Pronto cerraron el granulado uno, y quedaba entonces una producción de 1.500 tdas/día de complejo granulado.

La empezó SR. Tomás Castellá de San Carlos, de la Rabita, una persona muy humana y trabajadora, fueron muy duros los inicios. Estuvo de Director, después Sr Antonio Bernal, que era de Valencia, y por ultimo Sr. Enrique Hernandez Barrientos, los tres muy amigos míos, pero especialmente Sr.Enrique Hernandez Barrientos, que venía de Amoniaco Español S. A.

A Enrique le tocó ser el que cerrara la fábrica, y esto lo dejó tocado. Con una energía increíble, que siempre hacía gala, quedó mermado, y sobre todo, cuando falleció su Sra., que se llamaba Marina. Entonces se hundió del todo, a pesar de toda la energía que tenía. Yo lo llamaba de vez en cuando, vivía cerca del Hotel los Lebreros.

No salgo Jose Luis, no tengo ganas, me decía, no salgo para nada. Me paso las horas aquí en el piso con el ordenador, o leyendo, no tengo ningún interés en nada. Marina era importantísima para mí, me decía.

Un día de forma casual y estando yo pernoctando en Hotel Los Lebreros, que siempre me ha gustado, alguien me dijo que una hora más tarde, era el funeral de Sr. Enrique Hernandez Barrientos, me quedé de piedra, no sabía que había fallecido. Me fui a la Iglesia a un paso del Hotel, llegué un poco tarde, me puse en la última fila, saludé a Sr. Llona y Sra. y a algunos más, pero había poquísimo personal, cuando tanto había hecho por la Fábrica y por su personal, donde había más de 300 personas. No saludé a la familia, ni di el pésame no tenía ganas de nada. Estaba realmente afectado, me fui al Hotel directamente, y sin cenar ni nada, me duché y me acosté recordando al amigo Enrique. No somos nadie efectivamente.

El director tomaba café a la 10,30 en su amplio despacho, donde tenía una amplia mesa, y de camino había un comité de Dirección donde se hablaba de todo. Yo iba a muchos comités y cuando estaba días sin aparecer, me llamaba, para que fuese y tomase el café con unas galletas.

Que Sr. Juan Llona y yo siempre hemos conectado mentalmente, nos hemos llevado muy bien y trabajado en equipo, pues no descubro nada nuevo, ambos nos hemos protegido el uno al otro, de manera espontánea.

Al amigo Gabriel Vazquez, Jefe de Personal, creo que terminó fatal de los nervios, tuvo que despedir a todo el personal, con sus dramas cada uno y creo que esto en buena medida, se cargó su salud.

En la memoria se me borran los nombres, Cristobal Vidal, Responsable de Mantenimiento que pasó luego a fábrica de urea en Huelva, el amigo Wladimiro Rodriguez, Jefe de Contabilidad, que también pasó a Fertiberia Huelva.

Cesar Fernandez de Diego Jefe de Planta de liquidos en San Jerónimo, y que después ha estado en plantilla de Herogra. Los Sindicatos tenían un enorme poder. No voy a decir que mandasen más que el Director de Fabrica, pero mandaban mucho.´

La Fábrica tenía su línea apartadero con mucho movimiento en la descarga de sulfúrico y también en trenes más o menos diarios de Huelva, con fosfórico.

Unos enormes talleres, ya sin personal, pues se contrataba el Mantenimiento, un gran comedor, donde se comía muy bien y muy barato, al principio era personal en nómina los cocineros, etc. después se contrató a una Empresa.

Una Sra. de buen ver, de allí, quedó de limpiadora, pero era un problema con tanto hombre. El amigo Enrique de acuerdo conmigo me la envió de secretaria. Aunque nunca había estado en estas labores, se adaptó perfectamente a su puesto de trabajo, y antes que iba con un mono de trabajo, cuando se vino a Líquidos venía perfectamente vestida, su vida cambió, se le trataba con todo el respeto y delicadeza del mundo.

Hace dos o tres años, estando un fin de semana, en Sevilla, en casa de mi hijo David, me fui al Cine a CAMAS, a un Multicines que hay tremendo, no sé con quién creo que fue con mi hijo David, pues Trini, el cine no es su pasión, ni de lejos, a mí me encanta.

Jose Luis, Jose Luis – noté que me gritaban- era una Sra. con dos o tres niños y una persona mayor, era Carmen, que se había quedado viuda, y creo que lo estaba pasando fatal ella era mucho más joven que su marido, también empleado de la Fábrica. Nos abrazamos emocionadamente. Se le notaba una gran alegría al verme. No estoy acostumbrado a ello.

En San Jerónimo aprendí de Fabrica creo que bastante, era un Comercial, que sabía mucho de fabricación o mucho más que todos los demás.

En Navidades, había un coctel en el comedor, Enrique me ponía en la Presidencia a su lado. Me mimaba y me cuidaba. A todas las visitas de importancia a Fábrica, pues se me pedía estuviese y procuraba compaginarlo con mis trabajo y viajes.

Un día llegó a la Fabrica el Presidente de Cros, que en su día había sido piloto de coches de carreras, entre otras cosas y cuyo nombre en estos momentos no recuerdo, y le hablé de Líquidos en Suspensión, de mis viajes a EE. UU, tenía previsto estar 20 minutos conmigo, estuvo tres horas. Tuvo que aplazar al día siguiente su viaje a Huelva, y en aquella reunión se engendró la construcción de una Planta de Suspensiones en San Jerónimo, que construimos y sin tener ni idea, pues a base de trabajo y horas, llegamos a vender volúmenes muy importantes

Allí en San Jerónimo, fuimos los primeros en España en fabricar Complejos Líquidos para Fertirrigación, aprovechando una planta de polifosfato piloto que había, y una planta de tripolifosfato que estaba cerrada.

Allí un grupo empezamos a fabricar Nitrato de Calcio Líquido, Nitrato de Magnesio Líquido, a clarificar y hacer fosfórico verde, una planta de disolución amoniacal, etc. Después vino 1992, la suspensión de pagos. Y empecé de nuevo otro tramo de mi vida en Albolote

La Fabrica la cerraron y la dejaron a cota cero. Yo tenía en mis Oficinas una antigua caseta de teléfonos, y fui a comprarla al chatarrero. Era de Bilbao, me dijo que no la vendía que se la llevaba Bilbao. Pero el chatarrero vendió lo que quedaba por derriba a otro chatarrero, y no se llevó la cabina. Entonces me llamó Sr. Morales, el único que seguía aguantando el tipo y viviendo en una de las casas de la fabrica, me dijo que si seguía estando interesado que vendían la cabina, fui y la compre en 60.000 ptas.. Estamos hablando del año 94.

Y allí con un camióncillo que me buscó Sr. Julian Medinilla, fuimo a por ella y me la llevé a Antequera, donde luce de manera extraordinaria después de haberla. remozado.

La cabina es de 1900, y estaba en la Oficinas, cerradas hace muchos años, de Maques de Paradas, en Sevilla, en este edificio de S. A. Cros, encima estaba Radio Nacional, y estaban esperando que se marcharan para vender el edificio.

La fabrica de San Jerónimo, tenía problemas de evacuación de agua, pues esta a la altura del río. Hoy en lugar de la Fabrica hay una serie de torres, todas de Oficinas, Urbanizacion Torneo, donde antes había naves de abonos, ahora pues creo que son 1050 módulos de Oficina.

Allí un día fui a verlos y me encontré con un Perito de los antiguos vendiendo oficinas, Enrique Gomez Aguilar-Galindo, o algo parecido, que fue el que probablemente iniciara los riegos por goteo en Sevilla, me acuerdo perfectamente de los inicios.

Allí con un grupo de persona en campo Antonio Sarria Perez, Jose Lara, Jose Martínez Serrano, Diego torres Alonso, en fin, trabajamos a destajo, antes de yo marcharme, si mal no recuerdo, ya se vendía por Fesa, del orden de 150.000 tdas de líquidos. Esto antes me parecía una barbaridad, ahora veo lo que vende Herogra, y me parece poco.

En fin así es la vida, pero mi trayectoria en Amoniaco Español, S. A. Cros, Fesa (me marche dos o tres días antes de cambiar el nombre a Fertiberia), pues trabajé mucho y bueno, aprendí mucho, pero después, no me imaginaba, que ya con 50 años, iba a tener de nuevo, otra trayectoria en lo mismo, y con gran fuerza.

San Jerónimo de noches largas cargando 24 horas, San Jerónimo me acuerdo una noche con muchas cisternas, que falló el operario de la Planta y fue el mismo Director y yo al lado quien estuvo toda la noche sustituyendo al ausente. Y de muchos sábados y domingos trabajando, bueno eso en Herogra, es lo habitual también, pero ese es otro capítulo para otra vez.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Andalucia, Documentos, Fertilizantes, Recuerdos, Sevilla y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La Fábrica de la Sociedad Anónima Cros en San Jerónimo (Sevilla)

  1. Jose Morales dijo:

    Soy tu amigo Morales de Sevilla. He leido tu escrito y me ha gustado. A ver si charlamos. Un saludo.

    • José Luis Sánchez-Garrido y Reyes dijo:

      ESTIMADO AMIGO MORALES. Muchas veces me acuerdo de tí, no se nada de tu vida, conviene que nos veamos y hablemos del mundo.

      un abrazo.-José Luis Sánchez-Garrido R.

  2. elisa morales gonzalez dijo:

    Los comentarios que haces de D. Enrique Hernández Barrientos, coincido totalmente contigo, era una personal fenomenal, muy humana, muy inteligente, muy rápido mentalmente, tenía mucha personalidad. Lo sentí mucho cuando falleció, pero fué en sevilla y no pude ir. Siempre que se dirigía a un trabajador, le decía “pero chaval …”.

    • José Luis Sánchez-Garrido y Reyes dijo:

      HOLA ELISA. Si, para mi ha sido una persona muy entrañable D. Enrique Hernández Barrientos, nos profesábamos una enorme amistad, y me enseño muchas cosas, ha sido uno mis buenos maestros. Estando el de Director en Fábrica San Jerónimo en Sevilla, y yo en la División de Líquidos de S. A. Cros. Me acuerdo de él con regularidad, no se olvidará jamas, en muchos detalles, en muchas conversaciones, en estupendos gestos que tuvo continuamente conmigo. Tengo muchas cosas que agradecerle, al amigo Enrique.

  3. Antonio maceda herencia dijo:

    Hola me alegra saber de la fábrica ya que yo estuve trabajando desde el 1986 hasta el final casi yo estaba en la empresa de subcontrata de mantenimiento de Manolo y Rafael que se llamaba maicon. S.l. (mairena y construcciones me identificó por q allí había buenos compañeros a morales jefe del granulado 3 lo conocí bastante ya q me tocó picar algunas veces el secadero(granuladora) y la colocación de muchas chapas de uralitas subidos en esos tejados yo soynel pelirrojo que siempre andaba por allí también me acuerdo del se Roca en fin que había buena sintonía entre los operarios me alegra saber q hay gente q se acuerde de aquello un saludo a todos.

  4. Anónimo dijo:

    HOLA mi padre tan bien trabajo en la fabrica de cros

  5. Anónimo dijo:

    yo soy camionero de leon recuerdo cargar en esa fabrica y comer buenos bocadillos de caballa en un bar-furgon que se ponia en la entrada . motorin@telefonica.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s