La boda del hijo del Sr. Dam


Sr. Dam Alberto López Nájera es el Gerente de a Empresa Grupo Herogra S. L., Empresa que lleva la Administración de las Empresas de la Corporación Herogra.

Nos fuimos a Enguera (Valencia), en el coche de nuestro abogado Sr. D. José Manuel Rodríguez Rodríguez, con su Sra. Maria Dolores , Trini y yo.

El viaje de ida el sábado día 1 y retorno el domingo día 2. Viaje apacible, yo como siempre muy cansado, de la tensión de la semana, y de los años.

Fue un descubrimiento para Trini y para mí, viajar junto a María Dolores, pues solo habíamos tenido ocasión de saludarnos en alguna que otras ocasiones, y ahora al viajar en el mismo coche, entre ida  y vuelta  seguramente  8 horas, más dos comidas.

Ha sido un descubrimiento para Trini  y para mí. Pues María Dolores, tiene un don, que hoy día está casi perdido, y es muy sencillo: SABE REIRSE,  y ello se agradece en un mundo de lágrimas y lloriqueos, con motivo, o sin motivo, pues creo que muchas veces se llora por vicio, y otras para así ir adelantando la previsión de llantos y cumplirla  lo antes posible, aunque después ya superada la previsión se  sigue llorando.

Pues María Dolores, ríe, con risa clara y transparente, y además se expresa con gracia y con mucha espontaneidad, virtudes no muy corrientes. Ella es motrileña, oriunda de Guajar Faragüit , más o menos.

Al regreso comimos en Venta Quemada, donde Sr. Superlopez, había recomendado a Sr. José Manuel Rodríguez, en Cullar  (Granada), restaurante donde no sales con hambre, y a precios  muy razonables, resultado, a pesar de que aquello es grande, y hay buen servicio, “estaba de bote en bote”, lleno hasta la bandera, pero tuvimos suerte.

En Enguera, estuvimos en Hotel “Portal del Caroig”, en una amena comida, con un magnifico maestro como lo es Sr. José Moral,  maestro y amigo, que tan buenos consejos me ha dado. Y con Sr. José Manuel Rodríguez. Una comida agradable, de las distendidas, donde se disfruta.

He comido en la calle, pues no sé, pongamos 100 veces a año, es decir dos veces a la semana, pues no creo que tres veces a la semana por lo menos. 150 veces al año, vamos a multiplicar por  47, pero es un numero difícil, por 50 que es mas sencillo,  pues nada 7.500 veces he comido en la calle, u 6.000, u 8.000.

Así que por comer, es una cosa, que no me puedo quejar, me quejo de lo contrario de comer en la calle.  Yo no soy delicado, me gusta lo que me gusta, no lo que dicen que es estupendo. Y soy de buena cuchara. Mi madre, me enseño a comer, sino se dejaba limpio el plato, era una falta, tenías que estar sentado hasta que no dejases nada. Eran otros tiempos, ahora los niños hacen igual, pero todo lo contrario.

Pues nada una comida muy agradable. En el Portal del Caroig, por cierto se llama así por ser el pico más alto de  aquellos lugares. Más bien llanos. Poco es lo que hablé con mi amigo Dam, no quise molestarlo tenía que atender a muchas personas. Iba muy elegante, con un traje  largo de los que yo no he querido ponerme en mi vida. Nos dimos un abrazo. Estaba muy emocionado.

-Muchas gracias por haber venido Trini y tú. – me dijo-

-Muchas gracias por habernos invitado tu mujer y tú –le dije.

Estuve unos minutos hablando con el novio, en el cuarto de baño, todo amable. La madre y madrina muy guapa y emocionada. Y  la hija, muy preciosa y desenvuelta.

Me gustan las bodas, porque veo a Sras. muy elegantes, vi una especialmente elegante cuyo nombre omito, vaya que se moleste, ¡quien sabe!

Pero cuando vi el menú me escandalice. La carta no era para uno era para un regimiento. Yo tuve la suerte de estar de cháchara en el Cocktail de recepción, y no tomé nada, solo una cerveza y nada mas. Claro otros se comieron mi ración y entraron a cenar, ya cenados.

Y el menú de cena; con la Góndola de mariscos, el bloque de paté y queso de cabra normal (no loca) y bacalao con Esgarraet, pues ya ello era a cena, pero seguía Bacalao Fuente, Lucena con Wan tu, que no probé por ser ya mucho. Le siguió el sorbete daykiri, Después codillo ibérico con patatas asadas. La piña emperador, con helado, tarta nupcial  y copas.

Es decir proteínas, hidratos de carbono, grasas, aceites, glúcidos y lípidos para una semana. En la mesa, estábamos con mi buen amigo, mi entrañable amigo Jose Leiva (padre) y su encantadora Sra., y  Sr. José Moral y Sra.

Trini y yo, ya después de tantos años, casi nos entendemos.

Trini, -le dije- yo salgo primero.

Bien, -me dijo.- al minuto salgo yo.

Y así lo hicimos. Y voy recibiendo información, se me dicen cosas, que merece la pena escribir, pero que se me olvidan. ¡Son tantas!

En fin, Fernando y Lucía,  que seáis muy felices. No serlo es una chorrada sin sentido. A la Iglesia fuimos en taxi, nos dijeron que era difícil aparcar, y no nos engañaron. La Iglesia de San Miguel Arcángel, es amplia, grandota, cómoda y allí se casaron Fernando y Lucía, él vestido de gala de guardia civil, y la novia muy elegante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebraciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La boda del hijo del Sr. Dam

  1. Your websites are unbelievable. You remind me of my aunt back in Massachusetts. You have made my day! I am reading your blog while hiking.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s