Mi amigo Pepe Leiva

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes

Desde  hace muchos años, conozco a Pepe Leiva, no se cuantos, muchos.  Quizá 40 años  mas o menos.

Un día muy lejano, aparecí por las Oficinas de S. A. Cros en Valencia, en un soberbio edificio,  absolutamente céntrico. 

Las Oficinas ocupaban la planta primera, muy grande, quizá 400 metros cuadrados, no lo sé. El despacho del Jefe de Zona, Don Luis Puig, era tremendo de grande, por decir una medida pues 100 metros cuadrados. Remodelaron las oficinas, las pusieron modernas, pero con su misma estructura más o menos.

En aquellos tiempos, en las Jefaturas de Ventas regionales de S. A. Cros habría al menos 15-20 empleados, el Jefe de Zona era el rey absoluto, el faraón. La persona en la cual la Empresa depositaba la responsabilidad del área, y que abarcaba pues normalmente  7-8 provincias. Cada una con su Delegación, con su Oficinas, y cada delegación con  8-10 personas al menos.

La Jefatura de Zona también era la Oficina del Delegado de la Provincia, en este caso Sr. Bermejo, y después cada Delegado tenía varios vendedores.

Cada delegación tenía su Responsable de Caja y varios administrativos.

Un día cayó en mis manos una foto en blanco y negro de la fachada del edificio Cros de Valencia, y la enmarqué. Era una foto un tanto antigua, y la tenía en Herogra. 

Pepe, cuando iba por Herogra, se quedaba mirando fijamente la foto. Un día se la regalé y se puso contentísimo, por el recuerdo entrañable que tenía la misma para él, para mí también lo tenía, me desprendí de la foto con dolor, pero a  la vez con alegría. Pues la tenía un buen amigo, que había estado muchos años en ese edificio, desde los 16 años, y se la merecía mejor que yo.

Cerca a pocos metros, había un Bar, con una larga barra, que me encantaba, era un bar con muchísimo sabor, “El Barrachina”,un día lo cerraron  y sufrí, pues era más que un bar, era una obra de arte, era algo así como en Granada los antiguos “Manueles” o el “Suizo”, que no hace muchos años los quitaron, cosa que mi mente no llega a comprender. Estos sitios de referencia.

Por aquellos años conocía a Pepe Leiva, que siendo un hombre de Abonos Sólidos, supo comprender los Abonos Líquidos desde el primer momento.

En aquellos tiempos de todo  el abono sólido, hablar de abonos líquidos era hablar de la luna. La gente se te quedaba mirando, en muchos casos, con una sonrisa de comprensión  un tanto irónica, como si estuviesen perdiendo el tiempo, hablando con un lunático, fuera del mundo real.

D. Francisco Artal Such, fue el pionero de los Líquidos en Valencia de Amoniaco Español, y a pesar de la larga distancia de Málaga prestó muchísimo interés a la N-32, y desarrolló un mercado. La idea de los complejos líquidos claros para fertirrigación le sugestionó, lo mismo que a José Leiva, y empezamos a hacer pinitos.

Pepe Leiva y yo, pues siempre hemos sido amigos, y siempre nos hemos comprendido y apoyado en lo que honestamente hemos podido.

Con las reconversiones, fusiones, integraciones, salió de la Empresa a una edad delicada  quizá 50 años con hijos pequeños, y creo en su pueblo Turis (Valencia), una pequeña empresa, trabajando de sol a sol,  sin un céntimo, pero con una capacidad de lucha increíble. Y así se fue consolidando Cohifer.

Había proyectos Cohifer y Herogra,   ero un día hizo a Herogra una propuesta Coarval,   y  de acuerdo todos, en la misma se integró Coarval-Cohifer y Herogra, en Líquidos  del Mediterráneo S. A.

Pepe Leiva, ha superado situaciones personales terriblemente difíciles. Ha rehecho su vida, y siempre mirando adelante.

Pepe y yo tenemos muchos sentimientos en común  de muchos años de amistad y compañerismo, somos “dos de los antiguos” de los de antes, de los  pioneros de los Líquidos. 

De la Oficina de Valencia,  estaba Sr. Salvador Orenga vivó y le he perdido la pista, Sr. Federico Viñoles Carbonell, en fin los nombres y caras se me desdibujan un poco, veo caras que no le pongo el nombre y nombres que no le pongo cara, de las antiguas Oficinas de Cros en Valencia.

Pepe Leiva, es de los antiguos compañeros y amigos, lo mismo que José Yánez (un día escribiré sobre el)

Pepe Leiva honrado, Pepe Leiva noble, Pepe Leiva trabajador incansable. 

Es domingo, me voy a dar un pequeño paseo.

Amigo Pepe un abrazo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Agricultura, Empresa, Fertilizantes, Fertirrigacion, Historia, Memorias, Recuerdos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s