A primeros de 2013

Por José Luis Sánchez-Garrido y Reyes
6 de enero de 2013

Es lo primero que escribo este año para el blog, y con la mente en blanco, escribo porque quiero escribir para los que me leen, por cumplir con la obligación autoimpuesta de ello.

Los Reyes no me han traído nada, se cambiaron al 24 de diciembre con el americanizado Papa Noel. Este cambio de la tradición española genuina, a la americana, se debe sencillamente a que el día 24-25 de diciembre estoy con mi familia, mis hijos y nietas y nieto, y el día de Reyes no.

Mi hermana me dice que le importa a nadie lo que hago o no hago. Pues no lo sé. Supongo que nada, querida hermana Mely. Me dice que escriba cosas interesantes.

Para mi es interesante escribir, sobre este fin de semana. Para mi es interesante expresarme y contar que ayer fui al centro de Granada, aparqué en Puerta Real, no sin poco esfuerzo, en un parking muy estrecho de sitio.

Que Trini fue a un tratamiento de la cara, que fui a recogerla, que nos tomamos una cerveza en Mariscal y otra en el Cunini.

Trini iba muy guapa. Se ha quedado muy delgada e iba bastante elegante, yo no.

El centro de Granada era un hervidero de personal, no se notaba la crisis, todo lleno, calles llenas, mucho personal en la calle e intenso frio.

Sin motivo alguno de noche, no dormí. No pude dormir. Lógicamente hoy estaba cansadísimo. Hoy sábado. He ido con Trini a la compra a Eroski, después una cerveza en Albolote, con una buena tapa, con ello doy mi comida por hecha y Trini también.

La tarde es apacible, estoy vago, recibo algunas llamadas, y ordeno algunos papeles.

Leo alguna frase, que me llama la atención:

“Si Vd. no puede mejorar su silencio, mas vale que se calle”

O esta otra:

“Es preferible permanecer callado y parecer idiota a hablar y despejar dudas”

Esto lo podemos trasladar a la escritura.

“Si Vd. no tiene nada que escribir, mas vale que no escriba”

O bien la segunda:

“Es preferible no escribir a escribir y decir chorradas”

Siempre la lógica impera, para no hacer esfuerzo. La lógica derriba iniciativas.

El día de mi cumpleaños -me decía un compañero- para mi es sagrado, es un día, para estar con mi mujer, para no viajar, para celebrarlo.

Pues para mí -le dije yo al compañero- el día de cumpleaños es una estupidez. Es un día para estar trabajando como otro cualquiera, no es un día para celebrarlo. El tener un año más creo que es una desgracia, no una celebración.

Todo es como se mire. Hay muchos que el 31.12, quieren estar en una Fiesta, y además en un buen Hotel, con cena amplia, alcohol y cara de diversión y levantarte tarde el día 1.

Para mí el levantarse el día 1, después de haber iniciado el año, tarde y después de haber bebido, no me parece la mejor forma de empezar el año. Y menos salir a un Hotel, que suelen ser en ese día caros, y hace frío.

Trini y yo, ella contagiada de mi, y yo de ella, ¿Quién sabe? Nos gusta esperar el año nuevo tranquilos, junto a la chimenea donde crepitan leña de olivo, y así de paso ahorramos.

Todo es cuestión de el punto de vista que se miren las cosas. Lo que ocurre en mi caso es grave, siempre he estado un tanto en contradicción con el pensamiento de la mayoría. Pues el mío me parecía más razonable que muchos, pero tenía dudas, al ver a tantas personas que no opinaban como yo, y a medida que van pasando los años, pues las dudas se me han quitado, mi visualización del mundo es diferente. Yo por ejemplo la jubilación no la veo como un premio, no la deseo para nada. Mas bien lo contrario. Y trabajar bastante pues lo veo más saludable que el vagueo y perdida improductiva del precioso tiempo.

Yo que me considero monárquico, digo lo que el rey anoche: “Tengo energía para seguir”

A mi me parece estupendo tener un Rey y no un Presidente de una Republica. En cuanto al gasto, lo tiene un sistema y otro, y creo que es irrelevante, en el mundo de hoy y veo en la figura del Rey, una continuidad en el tiempo y una tradición que conviene siempre respetar.

El tener energía para seguir, es importante, es tener vocación, no dejarse llevar por la edad, es tener la mente en plena actividad, en plena acción, es no tirar la toalla, en definitiva no abdicar, la jubilación que viene de la palabra “júbilo”, palabra latina, era la forma de compensar el Cesar, a los generales, después de grandes batallas como premio, lo jubilaban, y le daban un sueldo y lo retiraban. Pues si, es una forma de ver la jubilación. Otra forma opuesta es la abdicación, la renuncia, el tirar la toalla en el ring de la lucha por la vida, el que te venza las circunstancias.

En fin, la vida sigue. Yo al menos 2013 lo inicio como siempre con proyectos e ilusión. Y cada día sinceramente me digo: “Que pena que la vida se acabe, con lo apasionante que es vivir”, aquí añadiría lo que siempre me decía mi madre: “ Siempre que la salud no falte”

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Analisis, Opinion, Personal, Reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s