Tirar el abono y el olivo

Por José Luis Sánchez-Garrido y R.
15 de diciembre de 2012

VOY A TIRAR EL ABONO. Es una frase un tanto fuera de lugar. Es un dicho que debería ser extinguido.

Mire Vd. el Abono no se tira. Pues se tira, lo que no sirve, lo que no vale para nada.

El abono se aplica, y quizá sea mas correcto llamar el FERTILIZANTE, pues el abono puede ser confundido con el que hay que sacar para ir la temporada al Fútbol o a los Toros.

El FERTILIZANTE SE APLICA.

Pero el abonado del olivar es un poema, mas bien un drama del mal hacer. Salvo excepciones evidentemente.

Esta campaña pasada fue un récord de producción, como jamás se ha tenido en Andalucía. Ha sido tan bueno tan bueno, que como consecuencia de ello, es el año que después de la recolección de la magnifica cosecha, y apoyado por la sequía, no se ha abonado prácticamente nada. Pero no ya en el Olivar de Secano, sino para no ser menos, tampoco el de riego, es más, incluso en muchos casos, se ha dejado de regar.

¡Pero en que mundo vivimos! Se trata simplemente de buscar una excusa. Para no abonar, “para no gastar dinero”. No Sres. no. No es un gasto, es un requerimiento básico.

Pero lo mas sorprendente, es que la situación no mejora poco a poco. Sino que al contrario, en vez de ir camino de la racionalidad, ha tomado la dirección opuesta es decir el camino de la irracionalidad.

Cuando este año no hay apenas cosecha, es porque el año pasado fue un récord y ha quedado el árbol extenuado, pero nadie ha dicho de al mismo procurar recuperarlo.

¡Para que! ¡Ya se recuperará cuando el quiera!

Hoy lo comentaba con un contertulio, después de acabar la Asamblea General de Inoleo.

Pues si, y después el que utiliza abono centra en buena medida sus esfuerzos, no en ver el más adecuado, y si la forma de aplicación mas idónea. No es así, centra sus esfuerzos, en que aunque no sea lo mas rentable, eso sí, procurar obtener el precio mas bajo que su vecino, como deporte y demostrar su buena gestión, que no es ni mucho menos la mas rentable.

Pero el tema es claro, como el aceite no deja dinero, pues más vale no producir. Lo cual me parece una chorrada, pues mas vale tener una buena cosecha, que una mala cosecha.

Pero bueno como estamos en crisis aprovechamos las malas noticias, para no hacer nada, lo cual genera más malas noticias. ¡Pero bueno, ya puestos!

Yo por supuesto, no quiero nunca ofender a nadie, aunque hay veces que si se me toca muchos las narices, puedo saltar más o menos intensamente. Supongo que como todos, pues no somos de piedra.

Pero a la mayoría absoluta, que no abona o lo hace fatal, salvo excepciones por supuesto, le recomiendo que estudie, que asista a cursos de Nutrición Vegetal.

Un día leí que enterrando el cuerno de una vaca, en el suelo de tal forma que la punta del cuerno salga unos dos centímetros sobre la superficie y que después la base del cuerno estuviera horizontal al suelo, pues ocurre que los días de luna llena, las emisiones ultrasónicas que produce la Luna, son captadas, por la punta del cuerno enterrado, y que penetrando en el mismo salen por la base del cuerno en sentido paralelo a la superficie del suelo, irradiando una gran cantidad de energía planetaria que fertiliza el suelo, y que después por ejemplo las cebollas, se ponen gordas, gordas.

Es cosa de probar este método para el abonado del olivar.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Aceite, Actualidad, Agricultura, Analisis, Crisis, Economia, Fertilizantes, Futuro, Olivo, Opinion. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s