Santa Clara, Star Wars y Los Capachos

Por José Luis Sánchez-Garrido
8 de diciembre de 2012

En Antequera (Málaga) de puente, entre el Día de la Constitución (viernes 6 de diciembre ) y el día de la Inmaculada (sábado 8 de diciembre).

Todo el día he estado pegado al ordenador y al teléfono, con temas de trabajo. Ya por la tarde voy con mi hija Eva, su marido Joaquín, y sus hijos  Paula, María, Blanca y David, a dar una vuelta.

Llovizna agradablemente, el pequeño David va en el carrito, María y Paula ya son formalitas y casi mayorcitas, y Blanca, con su cara de no haber matado una mosca en su vida y su carita de inocentona, me da la mano.

Los llevo a la Iglesia de Santa Clara pues he leído en El Sol de Antequera que hay una exposición sobre las películas de “La guerra de las galaxias”. Ya la semana pasada  leo que hubo un desfile, como inicio de las Navidades, de las Tropas Imperiales.  También un taller para niños de la Escuela Jedi. Todo ello con fines benéficos. Además en el Cine Torcal ponen las seis películas de la Guerra de las Galaxias.

Las pequeñas se distraen y  entramos en la sala donde se ve el universo de una galaxia, contemplando La Estrella de la Muerte, ante el ataque de las tropas del Imperio y de la Rebelión.

Yo no viví en su momento mucho ello pues me pilló en una edad ya de joven maduro,  con otro tipo de objetivos.

–Tu eres Sánchez-Garrido -me dice una Srta. de muy buen aspecto.

–Pues si, efectivamente -le digo yo.

–Se ve claramente por los rasgos faciales -me dice ella.

–Pues si, efectivamente -le digo yo.

–Soy prima de Auxi  -me dice ella.

–Encantado -le digo yo.

claustrillo-jazmines

Paseando por  la Sala de Santa Clara, antigua Iglesia, mi mente vuela a muchos años atrás. Esta Iglesia, de propiedad particular hasta no hace muchos años, creo que ha sido Almacén de maderas, y otras actividades, hasta que pasó de nuevo a manos de  Ayuntamiento, y después obras de acondicionamiento impresionantes han hecho, por suerte, recuperar esta joya de la arquitectura, lo cual me alegra el alma en estos tiempos de crisis.

Cuando tenia yo probablemente 10-12 años, es decir hace 58 ó 56 años, me acuerdo  que había una Asociación con fines benéficos, que utilizaba la Iglesia, ya fuera de culto y cerrada, para hacer CAPACHOS para las almazaras.

La Iglesia estaba abierta las 24 horas, de forma continua, incluido sábados y domingos, y en el interior había una serie de sillas pegadas a la pared rodeando todo el antiguo templo. Allí iban familias enteras a hacer capachos. Se les entregaban manojos de esparto, así como el núcleo del capacho para sobre él construirlo.

Cuando hacían los mismos, el encargado le daba un vale, por ejemplo si hacían 6 capachos, se los entregaban al encargado que los examinaba y guardaba, y le daba el vale, de 6 capachos o de los que fuesen, y en la matriz del talonario quedaba anotado el vale y el nombre de la persona que lo había hecho o familia.

Este invento funcionaba bien, así muchas familias que lo necesitaban, hacían este trabajo, no era un negocio, era una Obra Benéfica.

Estos vales se canjeaban por dinero en mi casa, donde llegaban y llegaban personas a cobrar sus vales, a cualquier hora, que mi padre o yo pagábamos.

Después era yo, al  salir del Instituto, quien llevaba “La Contabilidad”, es decir hacia un listado con máquina de escribir, poniendo arriba la fecha, y a continuación el nombre del capachero o capachera, y las pesetas pagadas.

Estas liquidaciones se entregaban  al Tesorero de la Organización, el cual me entregaba un cheque con su importe.

Mi padre tenía un papel activo, mas de una  vez fui con el a Santa Clara, donde era fácil  encontrar a 100-150 personas haciendo capachos. A veces con risas, otras con canciones.

Ya los capachos prácticamente han desaparecido o quedan poquísimos, y los que hay son de polipropileno o de nylon, ya pocas almazaras tienen ese sistema de prensado,  con las modernas y eficientes tecnologías.

Ya con mi niñez, me es difícil recordar mas detalles, sí me veo haciendo liquidaciones de pagos, si me veo haciendo algunas visitas cuando yo tenía pantalón corto. Si veo  el agradecimiento de muchas familias a mi padre, pues se atendía a los que iban a cobrar de forma exquisita y muy respetuosa, mi padre tenía un espíritu muy solidario, entregaba a los pobres dinero y algo de comida, en los bares daba buenas propinas, no amasaba el dinero. Y recuerdo que sus ojos se humedecían cuando observaba familias enteras con niños pequeños, que iban a hacer capachos horas y horas, para  obtener algo para comer, estamos hablando de 1954-1956 estimo, en unos terribles años de la postguerra con muchas necesidades.

Ya en casa, después de acostarse las nietas, y Trini con ellas, yo voy a cerrar el portón de la casa. De la casa que hizo construir mi padre, y que ardió cuando estaba casi terminada, por un brasero de los albañiles tenían para calentarse, y en aquellos tiempos no había seguro para ello, y que tuvo que casi hacer de nuevo.

Yo ahora cierro la puerta de la calle, con los mismos pestillos que mi padre puso  cuando se construyó la casa, con el mismo sonido al cerrar la puerta que tenía hace  sesenta años.

Antes de cerrar, me quedo mirando la calle Merecillas, iluminada y decorada por Navidad, miro las estrellas de luces colgadas en la calle, hoy animada de personal paseante, y cierro. Y me voy a dormir, esta noche solo, en el mismo dormitorio que ellos tenían y donde recuerdo cuando falleció mi padre, aquejado de un terrible cáncer, estando yo a su lado, en el turno que me correspondía.

Los  Capachos, La Guerra de las Galaxias, Santa Clara, que temas tan distintos y unidos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Celebraciones, Cine, Exposiciones, Familia, Fiestas, Navidad, Nietos, Ocio, Recuerdos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s