El conflicto del jamón de los Pineda Sánchez-Garrido

From: María Teresa Sánchez-Garrido
To: Juan Carlos Sánchez-Garrido
Subject: El Jamón de los Pineda-Sánchez-Garrido.
Date: Mon, 20 Aug 2012 16:47:01

Conoces a este tío? Es como tú, pero todavía mejor…¿Dios mío, porqué tanto, si con la mitad bastaba?

Mi hija me ha regalado un jamón, con la condición de que no me lo coma yo sola y lo comparta con vosotros en la próxima Teresada. Como sé que no va a parar hasta que averigüe si lo he compartido, no voy a tener más remedio que hacerlo.

Cuéntame qué tal te va la vida. Y dile a Antoñito que si quiere descansar después de la feria en San José, que me escriba y me diga qué días le vendrían bien, porque va a estar libre un par de semanas que va Teresita, el resto solo iremos algunos fines de semana.

Un abrazo


From: Juan Carlos Sánchez-Garrido
To: María Teresa Sánchez-Garrido
Subject: El Jamón de los Pineda-Sánchez-Garrido.
Date: Tue, 21 Aug 2012 10:35:44

Gracias, chochona mía.

Me han gustado mucho tus dos últimos correos. El del trabajo de Jardinero y, sobre todo, éste último del jamón y el ofrecimiento de San José. Normalmente, me gustan casi todos. Pero veo que te vas superando.

Es un gran detalle el que ha tenido tu encantadora hija. Se nota la buena crianza.

Si te hago una propuesta, sé que inmediatamente pensarás que te voy a estafar, pero en este caso nada más lejos de la realidad.

Es muy sencilla. Como no sabemos la fecha de la Teresada y estamos pasando los calores más sofocantes y a unas temperaturas de las más elevadas de los últimos tiempos, posiblemente cuando celebremos nuestra reunión, el jamón puede que ya tenga hasta gusanos si no se ha desecado totalmente y esté incomestible.

Mi propuesta es muy fácil de entender y creo que estarás totalmente de acuerdo, pues realmente estoy haciendo un favor a todos los hermanos y adjuntos que participamos en esa gran reunión familiar.

Como no sé si ese jamón tan generosamente donado por tu preciosísima hija es de pata blanca, de cebo, de recebo o vete tú a saber, te propongo un cambio para que en nuestra reunión no nos llevemos una decepción.

Tú me mandas el jamón este viernes con mi hijo Carlos. Y ese mismo día lo probaré. El sábado que vamos cuatro hermanos Sánchez-Garrido con los adjuntos que aún subsisten con ellos, a los toros (a barrera), yo me encargaré de las medias noches con ese jamón si realmente está comestible para ellos (pues sabes que son exageradamente exigentes con el jamón. No te digo nada de Mely, Antonio, Pepe Luis…).

Si dan el visto bueno, los invitaré a la terraza-beach a que sigan degustándolo. Lo cual sería un anticipo de la Teresada.

Pueden suceder varias cosas:

a) Que el jamón salga muy bueno y entonces todos nos acordaremos de vosotros y, sobre todo, de tu querida hija, y os estaremos inmensamente agradecidos.

b) Que el jamón no salga todo lo bueno que ellos quieren y no quieran repetir después de las medias noches.

c) Que el jamón salga bastante deficiente y lo tenga que usar para el puchero y para las croquetas, si acaso.

En todos los casos, siempre saldréis ganando, pues yo me comprometo a llevar una buena y gran paletilla ibérica de bellota a la Teresada, con lo cual el éxito está asegurado.

Y, ¿por qué una paletilla y no un jamón os preguntaréis? Por múltiples razones y, entre otras:

1.- Yo no sé qué clase de jamón voy a recibir. Me arriesgo a cambiar una carne de bellota por un guarro blanco.

2.- Todos están de acuerdo (Mely, Antonio, Pepe Luis, María José, Trini y yo el primero), en que la carne de la paletilla está mucho más sabrosa y apetitosa que la del jamón (posiblemente por estar más cerca del hueso).

3.- Como todos nos estamos haciendo ligeramente más mayores que en tiempos pasados, ya no necesitamos tanto la cantidad, pero sí la calidad. Y, con una paletilla tenemos de sobra. Incluso si somos capaces de comérnosla entera (cosa harto difícil), nos evitaremos peleas o discusiones a ver quién se lleva el resto.

4.- Puedes consultarlo con Terexita, pues ella inteligente como es, sabrá que si el jamón está bueno, será motivo para que en Navidad me acuerde de ella más que en otras épocas. ¿Lo captas?

5.- Y, por último, con mi paletilla, está asegurado el éxito en todos los aspectos.

Resumiendo: Está superclarísimo que me debéis mandar el jamón este viernes con Carlos (que también lo disfrutará, y Antonio y Araceli y no te digo nada de mí). Se evitará el apolillanamiento del jamón a cambio de una paletilla ibérica de bellota en su punto.

Os quiero muchísimo. Si me mandáis el jamón más.

Carlitos.

NOTA FINAL: Es obvio que se os pase por la mente y compréis en Carrefour un jamón blanco de oferta de 20 euros o menos, y queráis darme gato por liebre. En ese caso, utilizaría mis armas como Jefe de Control que soy para esclarecer la verdad y que Teresita siga recibiendo Aceite de Oliva Virgen Extra sin filtrar, atún en tronco…, y, no aceite de soja, atún desmenuzado… NO QUERÁIS ESTAFAR AL… JEFE DE CONTROL.


From: Mª Teresa Sánchez
To: JUAN CARLOS SANCHEZ-GARRIDO REYES
Sent: Thursday, August 23, 2012 5:41 PM
Subject: Re: El Jamón de los Pineda-Sánchez-Garrido.

Hermano (vamos a dejar lo de querido…):

Habrás notado que me he tomado mi tiempo en contestarte. La verdad es que estamos bastante liados arreglando la casa de Marbella, tenemos allí albañiles, fontaneros, pintores, etc, y el tema merecía una seria reflexión. No porque dudara si enviarte o no el jamón este viernes (que por supuesto ni me lo planteo), sino porque estaba decidiendo si contestarte amablemente a tan enorme despropósito, o mandarte directamente a tomar viento.

Por otra parte, la donante del jamón está de vacaciones en Menorca, y no me ha cogido el teléfono, por lo que no me atrevo a tomar una decisión sin su conocimiento. Sin contar que sería del género tonto que mi hija me regale a mí un jamón, y lo disfruteis todos menos yo. Vamos, soy chochona pero no idiota. Mientras más lo pienso, más me ofendo.

Tienes razón cuando dices al principio de tu escrito que puedo pensar que me quieres estafar, lo malo es que mientras más lo leo, más me convenzo de que esa es tu intención. Máxime cuando en tu NOTA FINAL te atreves a hacer una amenaza a tu obligado tributo (de cuyo compromiso guardo constancia por escrito) de aceite y atún a Teresita, una pobre criatura inocente, generosa y además, embarazada, es decir, justo cuando más alimento y vitaminas necesita.

Para tu conocimiento te diré que el jamón en cuestión, es un jamón ibérico de recebo de Salamanca, de calidad, idéntico al que tanto disfrutaste en Huelva. Para dar fé de ello te adjunto foto del jamón, que estará conservado en un sótano fresco sin peligro de que se estropee. Tú entiendes lo suficiente de jamones como para poder apreciar éste, y para saber que aguanta años en estas condiciones, así que no te preocupes más a ese respecto que es un argumento muy pobre.

También me ha extrañado tu desconocimiento acerca de la fecha de la Teresada, ya que te consta que siempre es cerca del día 15 de octubre, que es mi santo (de ahí lo de Teresada…), es decir que está a la vuelta de la esquina. De hecho hace días que me puse en contacto con Jose Luis para decidir si será el fin de semana del 13 y 14 de octubre o el siguiente, y le he propuesto que lo hablara con vosotros.

De todas formas, hay un asunto sobre las reuniones familiares que me tiene preocupada y que me gustaría hablar contigo. Es algo por lo que daría cualquier cosa, pero sé que es muy difícil. Puede que te diera hasta el jamón, si hiciera falta, pero ya lo hablaremos.

Espero que este cariño sin rotura que nos inculcó mamá(palabras de tu hermano José Luis), y que tú me demuestras en tantas ocasiones, no se vea alterado por un jamón ni por nada.

Un beso, hermanito.


De: Mª Teresa Sánchez-Garrido

Os adjunto la foto del jamon del conflicto. Aprovecho la ocasión para desearos que paséis unos felices días juntos y para que aprovechéis para poneros de acuerdo sobre la fecha de la próxima Teresada. Lo suyo es que sea como siempre alrededor del día 15 de octubre, me da igual el fin de semana anterior (sábado 13 y domingo 14), o el posterior (20 y 21), pero decídmelo cuando lo sepáis.

Me da pena no estar con vosotros estos días, pero Pepín le teme al calor como una vara verde, y no tiene ya vacaciones. Además, mañana tiene que ir a Huelva a solucionar asuntos urgentes de la finca y tendrá que quedarse allí unos días, así que aprovecho para irme con él y ayudarle un poco a Carlos que parece que ha cogido un virus de gastroenteritis, nada serio.

Muchos besos para todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Familia, Vacaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El conflicto del jamón de los Pineda Sánchez-Garrido

  1. Heya I am a newbie to your website. I found this page and it is really informative. I wish to give something back.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s