El falso concepto del ahorro del agricultor olivarero

Por J. L. Sánchez-Garrido R.
9.6.2012.

No me desespero, simplemente veo una situación que está claro que no es lo que debe ser, pero que no puedo hacer nada para hacer lo que debería ser.

Cuando estuve hace tres o cuatro años en Israel, fui a Jerusalén, ciudad bajo un muy fuerte control de policías. Subí por el camino del Calvario, hoy una calle un tanto estrecha, de gran atractivo turístico y repleta de tiendas de todo tipo, mientras en la pared en un mármol se recuerda cada parada o estación, de la subida de Jesús con la cruz. Panorama que me chocó bastante pero la vida es así.

En el Huerto de los olivos, pues quedan ya pocos olivos, aquellos pues tienen más de 2.000 años. Allí comprendí lo de cultivo milenario, y también lo de olivos milenarios.

Un día hace años aprendí, en los albores del cultivo de la fresa en Huelva, que desde sus inicios no se escatimaban medios, fertilizantes, y todo tipo de tecnología, para tener un cultivo de alta producción, sano y de calidad.

Cuando se implanta un cultivo nuevo, generalmente se procura hacer bien todo desde el principio. Sea cual sea, por lo general.

Pero aquí en el olivo, con errores ancestrales, es difícil erradicar, costumbres no adecuadas, y discúlpenme, nada más lejos de querer molestar a nadie, pero en la mayoría de los casos, agricultores, con un muy bajo nivel técnico, anclados en la tradición y en su buen hacer, y lejanos a las nuevas tecnologías.

Dediqué bastante tiempo y neuronas, a colaborar con una Empresa de Asesoramiento Técnico de Nutrición al Olivar. Me quedé helado al ver que, en un momento dado, los integrantes de la misma, habían decidido abandonar el proyecto y dedicarse a otras labores, con la dichosa crisis, y bueno no sé, no voy a enjuiciar los motivos, pero a mí me produjo bastante desolación. Para llevar cualquier proyecto adelante hace falta sobre todo creer en el de forma muy firme, y ser muy constante y luchar contra viento y marea, los avatares, muy acentuados, con estos tiempos de crisis, y el precio de aceite, tan ridículamente bajo.

Un café, el precio depende de dónde te lo tomes, pero bueno un litro de aceite vale menos que dos cafés. Bastante menos, vale prácticamente lo mismo que un café. En lugar de un paquete de tabaco se puedo comprar uno tres litros de aceite.

Muchas comunidades de riego solo reciben agua y nada de abono, y otras cantidades ridículas, a esto le llamamos ahorrar, si tenemos una granja de cochinos, pues si queremos ahorrar, pues lo mejor es no darles de comer. Eso hacemos con el olivar. Espantoso. Horrible, sin el menor sentido común. La ventaja que tiene el agricultor es que los vegetales no hablan.

Cuando la cosecha falla, evidentemente, no es cosa de echarle la culpa al abonado, es mejor pensar que es que hubo unos días fuertes de calor, y por ello la floración se vio muy perjudicada, o los fríos, o lo que queramos, da igual, se buscan razones, porque ni siquiera se tiene conciencia de la sin razón. Y decimos que el olivar, es genéticamente así, y otra sandeces, que dan pavor, pero que se oyen además con los que la exponen totalmente convencidos.

En muchos, la forma de tener algún beneficio, es gastar menos, ahorrar, mejor no gastar nada. Así lo poco que haya es todo beneficio.

Yo, desde pequeñito, jamás he pensado ello, me lo enseño mi padre. Que para obtener beneficios, no hay que ir a gasto cero, que produce pobreza, sino ver como se obtiene la mayor rentabilidad. Y la mayor rentabilidad, se obtiene, buscando la misma, para obtener menor costo, y más producción, generalmente para obtener menor costo, tienes que gastar mucho más en modernizarte adecuadamente. Esto me lo enseño mi padre. Cuando me mente se iniciaba. Lo mismo que muchas otras cosas, en la Universidad del mostrador de la Tienda de la Calle Merecillas, en Antequera, donde recibía clases todas prácticas, de solidaridad, de amistad, de economía, de relaciones humanas.

Yo siempre era de abrazos breves, abrazos temerosos, hasta que me enseño a abrazar mi hermana Mely: ¡Pepe, no des abrazos furtivos, aprieta, mantén el abrazo, unos minutos, y apreciaras lo que es un abrazo! Aprendí ya tarde, quizá hace 15 años más o menos. Ahora mis abrazos, cuando los hay, son largos. Para que los latidos de los corazones sintonicen un ratito. Ahora he aprendido a disfrutar de los abrazos, muchos todavía no han aprendido, y no pueden entender lo que se han perdido, los del gesto serio y distante, tienen ellos un verdadero problema.

Hace unos días, hablando con una persona que estimo mucho como es Carlos Andrés Pérez, y de la que siempre he aprendido mucho, (él dice lo mismo de mi), en fin que aprendemos mucho uno de otro. Me comentaba, que en líneas generales, el olivar recibe el doble de agua que la que necesita.

Es una gran verdad.

No instalamos higrómetros, para ver cuando hay que regar, ni cuanto, desde luego no contratamos un técnico especialista, y agua que sobre, como si fueran macetas, situadas en un patio antiguo, en vez de regar, vamos a ver si las ahogamos.

Se riega por lo general el doble de lo preciso, es decir con el mismo agua, se podría regar el doble de superficie. ¡Aquí que no falta agua!, que al olivo le viene bien, eso sí solo agua, a la vaca, que tenemos nada de comer, que se apañe, con las hierbas de campo, solo agua, mucha agua, que no le falte el agua, a la vaca le damos doble ración de agua, pero nada de comida.

El agua es un bien precioso, y caro, pero no importa, pongamos agua, porque decimos que sabemos que es mejor, y no apliquemos abono que vale muy caro, ya que la electricidad, para el agua nos la regalan.

Para ser Presidente de una Comunidad, haría falta una persona experta, un técnico. Pero no se reúnen los comuneros, y como hay que ahorrar, pues Sres. lo tenemos claro, no abonemos.

¡Qué barbaridad!, ¡Qué manera de discurrir, tan inteligente! Así nos va, sigamos llorando y diciendo que a culpa es de otros, y nosotros sigamos así, ¿para qué cambiar? Después de sabias conclusiones de este tipo, conviene hacer un acto reflexivo, para evaluar y valorar nuestra portentosa inteligencia.

Hace una semanas hablaba con un agricultor de Granada, Sr. Francisco León: al olivar de secano -me comentaba- lo abono con el pulverizador y complejos líquidos claros neutros. Cierro las boquillas que van por encima del cordón de hierba, y dejo las que mojan el suelo fuera de esta franja hasta el olivo. Y le añado el herbicida.

Si es una forma cómoda, moderna eficaz y económica -pensé- mientras otros lo que piensan es únicamente comprar el abono que sea, unos euros la tonelada más barato y pagarlo tarde.

En fin, la vida, es así. El mundo sigue dando vueltas, y además ahora con la palabra “crisis”, pues todo se justifica.

Estoy en Antequera, en la casa de mis padres, que Dios me ha dado el enorme placer de vivir en ella muchos de los fines de semana, y que yo respeto en sus esencias, no cambiando la estructura que tenia. Me dicen que si puedo atender una visita. Digo que sí que por supuesto que suba a la Biblioteca.

Observo en la puerta de la Biblioteca, una niña de 6-7 años preciosa, es mi nieta María, que viene corriendo a darme un fortísimo abrazo, detrás mi nieta Blanca lo mismo. Noto fuertemente un largo y cariñoso abrazo, de las dos nietas, largo y precioso. Bajo y veo a mi hija Eva, flamante, y al pequeñajo de Davilillo, creciendo y simpatiquísimo. Menuda sorpresa, no pensaba ni remotamente esta inesperada y maravillosa visita. Joaquín ha ido a aparcar el coche. Yo pongo estas últimas líneas y me voy con ellos.

Antes de nada, disculpar si he herido alguna sensibilidad, lo digo de verdad, no quiero molestar a nadie. Lo que digo, es por ayudar, no por fastidiar. Eso me lo enseño mi madre.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Aceite, Actualidad, Agricultura, Analisis, Andalucia, Crisis, Desarrollo, Economia, Empresa, Fertilizantes, Fertirrigacion, Futuro, Inyeccion, Olivo, Opinion, Suspensiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s