Cabalgando sobre el éxito

Se me enseña, en el iPhone, un programa. Hablas junto al mismo y aparece escrito lo hablado, instantáneamente te lo traduce al ingles escrito y simultáneamente al teléfono en voz, lo dice, lo habla en inglés.

Estamos a un paso de que en el mundo no haga falta saber idiomas para entendernos.

Me imagino un pinganillo diminuto en el oído, con un pequeño micrófono que se alarga ligeramente por parte de la cara, micrófono muy discreto, que capta la voz en ingles y por el pinganillo lo escuchas en castellano.

Me supongo el móvil en la muñeca, para no tener que llevarlo en el bolsillo y conectado por bluetooth.

Se acabó el problema de traducción. Empezamos a hablar con todo el mundo sea el idioma que sea. Empezamos a hablar los ciudadanos del mundo y a enterarnos de lo que dice el otro. ¿Dos años? ¿tres años?, la tecnología vuela.

Estoy esta semana en una granja de 2000 vacas que llevan en una pata un podómetro que mide lo que cada vaca anda al día. Mide cuando sus pasos son mas rápidos y por ello se sabe cuando está en celo y hay que inseminarla artificialmente. Veo que el podómetro de las vacas registra en el ordenador la leche que da al día cada vaca.

Ya mismo me veo a los habitantes de este mundo cada uno con un podómetro para medir un sinfín de datos.

Dos mil vacas producen más o menos 80.000 litros de leche, y en total pues llevan la explotación de 500 Has. 35 personas.

Allí se cultiva el forraje para las 2.000 vacas, y todo está automatizado. Están pensando en aumentar a 4000 vacas, y arrendar alguna finca vecina. La mano de obra será casi la misma, o pongamos un total de 40 personas.

En EE UU hay granjas con 8.000 vacas, incluso con 10.000 vacas.

Lo va a tener difícil así el granjero con 40 vacas, aunque estos aguantan mejor la crisis, pues en época de crisis reducen sus gastos al mínimo, y la gran explotación es mas sensible a la crisis, al tener unos gastos de estructura elevados. Pero en circunstancias normales, una explotación de 4.000 vacas son 40 personas. Pero una explotación de 40 vacas, hace falta 100 explotaciones para llegar a 4.000 vacas y supongo que dos personas al menos por granja son básicas. En el caso de 4000 vacas, 40 personas, en el caso de 400 granjas a 40, hacen falta 200 personas.

Los demás gastos, disminuyen tremendamente con el gigantismo. Al comprar piensos obtienen mejor precio al adquirir mucho volumen. En la explotación de las 4.000 vacas, con cinco buenos tractores hacen todo, en el caso de las 40 vacas cada explotación un tractor, hacen falta 100 tractores.

Se hace difícil, vivir y ser competitivo con 40 vacas, lo tienen difícil los granjeros.

Pasa con todo, por ello, por ejemplo, en Fábricas de Líquidos apuesto por la grande, por la automatizada, con alto rendimiento, es como el caso de las vacas.

Así que la automatización, conlleva rentabilidad, o competitividad produciendo barato, y el dimensionamiento grande, pocos costos, poca mano de obra. Cada día somos mas y mas, cada día somos mucho más y cada día se necesitan menos y menos. Dos trayectorias divergentes y preocupantes.

En España, hay 400.000 Has. de maíz, en EE. UU hay este año 38 millones de Has. ni mas ni menos. Hay sembradoras en EE. UU, de precisión, que llegan hasta sembrar 36 líneos, y aquí pues 6 por ejemplo. Así es difícil competir.

Competir, ver la forma y manera de productos diferenciales, la forma y manera de producir con calidad, pero a precio bajo.

Me voy en la cabina de un tractor con el tractorista, parece la cabina de un avión con cuatro ordenadores, el conductor no tiene que hacer nada, el vehículo es guiado por GPS. No es posible que el tractor vaya sin nadie, porque puede haber alguna contingencia, pero nada mas, es un operador de contingencias.

Va todo tan rápido, tan rápido, y sin saber donde vamos, si sabemos eso si, que vamos muy rápido.

Hay que pensar más, en el diseño del mundo del futuro. Hay que desarrollar las ideas para los años venideros. Hemos de diseñar el mundo para dentro de 40-50 años y empezar ya a actuar en ese camino.

Y ser optimistas, pensar que cabalgamos en el éxito, y no encima del burro del fracaso.

Buenos días.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Agricultura, Economia, Empresa, Tecnologia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s