Tecleando sin saber que


J. L. Sánchez-Garrido
18.03.2012

Parece, da la sensación, que las nubes se aproximan. Me ha parecido apreciarlo en una mirada lejana al televisor, en este trimestre, primero del año, el más seco de mi vida.

Hoy he llamado a Eva, mi hija, pues Trini me ha dicho que ha comprado un perrito, un caniche, y al que le ha puesto el nombre de Yuco. Esto me ha sorprendido, yo soy anti perros caseros, entiendo que su hábitat es el campo, no un piso o una casa.

 

 

Yuco se llamaba un perro caniche que cuando mis hijos eran pequeños, se aliaron contra mi para comprarlo. Tengo fotos del Yuco de antes. Dice Eva que se llamará el nuevo Yuco Aguilar Sánchez-Garrido. Dice que Davilillo y Blanca, están locos de contentos. Yo le he dicho que no quiero que me lo presenten, y que cuando vaya a Antequera, pues se va sin Yuco, no pasaré ningún mal rato.

Trini ha estado tendida sobre una colchoneta de masajes eléctrica que nos han regalado. Se puede poner sobre un sofá, sillón, o sobre una cama. La teníamos enrollada, solo ella la había utilizado una vez el día del estreno, situándola sobre un sillón yo la use un minuto, realmente me pareció que es relajante, te da golpecitos en la espalda, en la nuca, en las piernas, en fin, eso es lo que hay.

Le he dicho a Trini, que la ponga sobre una cama de otro dormitorio, y eso ha hecho y sobre dicho artificio se ha tendido un rato, previamente he estado también sobre una maquina que tenemos en el mismo sitio, en la que te pones de pié encima de ella y te mueves, como si fueras un olivo al que vibran para que se caigan las aceitunas. Yo lo he probado dos veces en un año.

En la urbanización hay una sauna común, yo estuve dos veces hace 15 años, y también pista de pádel, que la ví cuando compramos la vivienda en Albolote. También tenemos una pista de tenis y una piscina. No soy nada deportista, solo algún que otro paseo.

Siempre digo lo mismo cuando me preguntan:

–¿José Luis porque no haces algún deporte?

Y siempre contesto lo mismo:

–¡Porque no me lo pagan!

Últimamente pienso bastante en lo efímero de la vida. En las vidas truncadas en su recorrido por alguna enfermedad fatal, y en las vidas que terminan en su tiempo mas o menos, algunas dignamente y otras con enfermedades que hacen sufrir a los que están con ellos o ellas. Espero que mi terminación existencial sea rápida, y no dé mucho la lata. Fui de los primeros en Andalucía que firmé el Testamento Vital. Trini tenía que firmar de testigo pero no quiso, entonces se lo pedí a mi hija Eva que si lo hizo. Estaba de acuerdo en todo, menos en donar mi cuerpo saleroso, para que sobre el se aprenda anatomía. En esto dije que no. Y ya después si he dejado escrito que me incineren. Con el tiempo las incineradora, supongo que aprovecharán la energía térmica que se desprende, y pondrán en la misma generadores eléctricos, así la persona incinerada nos puede dar luz un rato. Y se reciclarán las cenizas como fertilizante, para producir frutos procedentes de seres vivos. Porque si es un buen fertilizante es un lodo de una depuradora, según dicen, por que no lo va a ser una buena ceniza de hombres y mujeres llenos de experiencias.

Me da la sensación que el día que no exista será un día mas como otro cualquiera, y el mundo seguirá dando vueltas. Vueltas y vueltas, y de mis genes mis hijos tendrán el 50 %, mis nietos el 25 %, los hijos de mis nietos el 12,5 % de mis genes, los nietos de mis nietos el 6,5 %, y después otra vuelta mas, así dentro de no se cuanto habrá, algunos muchos por ahí, que tengan pues no sé, el 0,2 % de mis genes. Es decir prácticamente nada.

Mientras, pienso en cosas que deberían ser pero que no son, pero que supongo con el tiempo serán. Pienso en una Justicia ágil, y que no tarde cualquier tema 10 años, pienso en la racionalidad y en la eficacia. Pienso en la igualdad de hombres y mujeres, a nivel global.

En fin la civilización es pavimentación, hormigonado. Hay muchos mitos, se mitifica mucho, y ahora la política se convierte en economía. Ahora el mundo es de los economistas, o debería serlo, al fin y al cabo España es una sociedad ESPAÑA S. A. y las personas cuidadas como en la granjas modernas. Que tengan alimentación, salud, limpieza y ocio. Ya en la granjas, desde hace tiempo ponen muchas música, parece que así los pollos, cerdos, vacas, pues viven mas a gusto y producen mas.

Así, ya en las cartas de algún restaurant, se puede leer: Solomillo de ternera criada en ambiente feliz. Esto está bien, es mejor así que no que ponga: Solomillo de ternera muy cabreada. Seguramente en este caso, su precio sería al menos un 30 % mas reducido. También he leído en algún restaurante: Paella con Bogavante, hecha con mucho amor. Eso esta bien, lo que estaría mal sería: Paella, hecha por cocinero cabreado.

En fin, hay que hablar para vender. En la vida la venta todo es. Realmente los que integramos la raza humana estamos en una continua negociación, todo el día estamos negociando, desde el desayuno, lo que se habla, lo que se dice, todo es una negociación.

No digo mas chorradas. Aparte de todo ello lógicamente está el amor.

Me voy a intentar dormir.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Analisis, Familia, Nietos, Personal, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tecleando sin saber que

  1. Eva dijo:

    HOLA:

    YA SÉ QUE TODOS PENSARÉRIS QUE ESTAMOS LOCOS, Y BUENO, TENÉIS RAZÓN. ESTAMOS LOCOS…… COMO SOMOS POCOS EN LA FAMILIA….. AHORA SE HA AÑADIDO A ELLA, YUCKO, UN CANICHE DE TRES MESES…..

    OS MANDAMOS LAS FOTOS….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s