La batalla del mantecado la ganó Estepa

Hace 50 años, yo como antequerano y estudiante en Sevilla, iba y venía de Sevilla a Antequera, venía e iba, de forma más o menos continuada. Y parada obligada, al ir en moto  en la Montesa Brío 81, era una de ellas en Estepa, cuando la carretera pasaba justo donde la población terminaba, y en cuyo tramo había además de la gasolinera de rigor, varias cafeterías donde paraban los camiones y coches, y también las motos, como en mi caso, para tomar un café con algún dulce. Allí pues había cercana la Navidad mantecados.

En Antequera igualmente la carretera pasaba por las calles principales de la ciudad: La Alameda, Calle Estepa, Encarnación, La carrera, por citar las mas destacadas. La calle principal en Antequera es la Calle Infante Don Fernando, conocida por Calle Estepa, era la calle por la que se salía dirección a Sevilla, dirección a Estepa. Es normal que en las ciudades la calle que sale para una determinada población tenga el nombre de esa población. Su nombre oficial es Calle Infante Don Fernando, pero su nombre popular es Calle Estepa.

Yo era un observador, en aquellos tiempos, de cómo lo mantecados de Antequera tenían más fama, en mi opinión que los de Estepa, estamos hablando hace medio sigl0, y sin duda una industria más potente. Los mantecados de Antequera, aparte que raro era la familia antequerana que cerca de Navidad, en su misma casa preparaba sus mantecados, roscos y alfajores, que llevaba a los hornos de pan, para su cocido.

Y esto pues no sé era en noviembre, y después cerca de Navidad la matanza del cerdo o cerdos, lo cual era absolutamente habitual y que era todo un rito. Un rito familiar, donde aparecían los primos, tíos, abuelos y toda la familia en su amplitud, para tomar un vino, con algún producto del cerdo, frito, o a la plancha. Y que además pues no sé pero creo que al menos un 40 % de la matanza se repartía, entre la familia y los vecinos. Yo que siempre he tenido hambre. Me preguntaba ¿pero quedará algo después de este reparto?.

Lo mismo pasaba con los mantecados, roscos y alfajores. Así que las fábricas de mantecados, eran para aquellas familias que no se lo autopreparaban y compraban poca cantidad, y también para ser comprados, por antequeranos que vivían fuera de Antequera.

Yo era un espectador apesadumbrado de cómo Estepa le comía el terreno a Antequera, y siempre me he negado a tomar mantecado de Estepa, hasta ahí podríamos llegar siendo Antequerano nato, aunque reconozco que alguna vez los he tomado, pero más bien por cultura general. Y por supuesto me caen muy bien los habitantes de Estepa. Pero me cabreaba la situación.

Ahora leo que la Comisión Europea ha aprobado la Inscripción de denominación de origen protegida (IGP) a MANTECADO DE ESTEPA.

En Antequera que tenía su propia Azucarera, una razón es por su alto consumo de la misma, que había, y en cierta medida era para los mantecados, y allí en Antequera se comercializaba por Almacenes Antequeranos, propiedad de la misma Fabrica, con sus instalaciones en Calle Encarnación, donde se almacenaban los sacos de yute de 80 kilos con funda interior de polietileno.

Y así año tras año, observaba como Estepa crecía y crecía, con enormes fábricas automatizadas, mientras los antequeranos, permanecíamos impasibles, es mas cerrábamos las nuestras, que no podían competir, a la vez que la estructura comercial de las fábricas de Estepa, y la publicidad, eran inversiones propias de las Empresas estepeñas, y en Antequera. No se hacía ni lo uno ni lo otro. Nos machacaron, crecieron de forma importantísima, y nosotros disminuimos.

Pocos han sido, los que han sobrevivido, las industrias que han sobrevivido, y conservado la tradición. Cerca de Navidad, hay un largo peregrinar, de antequeranos que viven fuera de Antequera, yo diría hasta 200 kilómetros que van a por los mantecados, comprarlos generalmente los Domingos, y los que viven más lejos, que los piden por teléfono o internet. Porque ser Antequerano externo, antequerano que vive fuera, oriundo de Antequera que fuimos muchos los que marcharon en los años 50 y 60, hay Antequeranos por cientos, mejor dicho ya hijos de padres antequeranos, en Australia, Alemania, muchos en Barcelona, y también en alguna medida en Valencia. Pues a todos los que conozco tienen un denominador común, en Navidad compran mantecados de Antequera.

También nos ocurrió esta perdida de mercado, con las Fabricas de Mantas de Antequera, que ya hace dos siglos mas o menos tuvieron el tratamiento de REALES FABRICAS de Mantas de Antequera. Y qué bueno seguramente, por no actualizarnos en su momento, fuimos perdiendo y perdiendo, yo no sé si queda alguna, D. José García Berdoy Regel, me regaló una en Navidad, una Navidad, que dejaba su fábrica de fabricar, y creo que era la última fabrica que había sobrevivido. Le tenía enorme cariño a esta manta, que la tengo perfectamente memorizada, para mí era una manta muy especial. Un día al echarla de menos, pregunté por ella. Me dijeron que estaba vieja, y la tiraron, me dio pena, que a los viejos se les tire.

No lo sé, estas vivencias y otras mas, de pequeño, son los que siempre me han inducido a tener el pensamiento de PROGRESAR O MORIR, Innovarse o desaparecer.

A veces Innovarse, se puede considerar como “gastar”, y la Innovación es estar, es no desaparecer, es seguir estando, aunque por razones de edad, no estemos, si estarán otros. Es la forma de crear puestos de trabajo, de crecer.

Los antequeranos perdimos la Batalla del Mantecado (aunque ahora parece que se está reorganizando el ejército para nueva guerra), también perdimos la Batalla de las Mantas. Y tampoco hay tantos frentes, para permitirnos esos lujos. Hay que crearlos de nuevo, porque está claro que poco a poco las ciudades se van especializando, es lógico empleados de alguna industria, se marcha se independizan y crean otra, y así las poblaciones poco a poco se van especializando, tal como los artículos de piel de Ubrique, o el dulce de Membrillo de Puente Genil, por decir alguno.

Buenas días en este Sábado, ultimo del año 2011, y preparándonos mentalmente para pasar la frontera con la que se inicia el 2012.

Que a todos nos vaya bien. Y que cada día nos queramos todos un poco más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Fiestas, Memorias, Navidad, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La batalla del mantecado la ganó Estepa

  1. estepeña dijo:

    Unos ganan y otros pierden y si ya no son tan famosos los mantecados de antequera por algo sera….lo unico famoso de antequera ahora mismo son los molletes que a mi personalmente no me gustan me quedo con los de mi pueblo!

  2. estepeñaaaa dijo:

    eso mismo si son tan famosos los mantecaos de antequeraa…mira donde estan aora mismo y donde esta los de Estepa, ahí se ve todo, y hablando de los molletes de Antequera, estan tan duros como una piedra, ummm…q wenos estan los matecaos de mi pueblo ESTEPA jajaj

  3. Anónimo dijo:

    Eso es de ser envidioso, los mantecaos de estepa estan de lujo y por comerte uno no te pasa nada, y si antequera quiere ser famosa que se busque otro negocio ya que el de los molletes no es pa tanto porque estan muy duros, viva ESTEPA y sus mantecados y a quien le pese ajo y agua

  4. Aprendamos un poco de historia del Mantecado, por cierto ami me gusta los molletes de Antequera y reconozco su justa fama.

  5. Un Estepeño. dijo:

    El mantecado nacio en Estepa, lo elaboro una estepeña del siglo pasado, y como no podia ser de otra manera lo comercializan las empresas de Estepa, ya que es un producto creado y nacido asi.

    Lo mismo como el mantecado ni nacio, ni se origino en Antequera, no lo habeis cuidado ni mimado demasiado, y como sigais castigando al mantecado asi, con este tipo de articulos menos mantecados vais a hacer y comercializar.

    Si no quieres comer mantecados de Estepa, no los comas. Afortunadamente, el resto de Andalucia, España, Europa y el Mundo, no opina lo mismo. Haber si teneis cojo….es, de hacer vosotros lo mismo con los molletes.

  6. Manuel Molleja dijo:

    Con el respeto que se merece toda critica,mira la fecha que LA COLCHONA,se montaba en el tren estacion de Casariche unos dias direccionCORDOBA y otros MALAGA,y.la venta la hacia en el.tren,mientras que sus hijos nietos y vecinos,lo hacian con sus manos y sus.lebrillos,en visperas de navidad mantecados ypolvorones ,pero que sabe vds de los productos de Semana Santa, que no triunfaron,pprque.la produccion total se la comian los Estr

  7. Anónimo dijo:

    usted habla de hace 50 años…..en Estepa se habla de mantecados desde el siglo 19, mas o menos 1870….yo lo veo como con el aceite, en muchos lugares se produce pero la calidad se sabe de donde sale, http://oleoestepa.com/pagina/Premios/185/0/0/153/160/0/2/15….
    yo soy estepeña y aunque más joven , si he conocido las matanzas y aún hoy seguimos haciendo nuestras propias masas para mantecaos o dulces, asique me parece que eso es muy comun no solo en tu pueblo.
    Solo hay que probar cualquier mantecao de Antequera y otro de Estepa para notar la calidad del producto .

  8. Polvorón Estepa dijo:

    Chaval que me estas contando con este palabrerio tan insignificante. Los mantecados fueron elaboradas por primera vez en Estepa y eso es historia. No me vengas con calumnias, en Antequera no se inventó el mantecado. Estepa es la Ciudad del Mantecado y no se hable más.

  9. Esther dijo:

    Yo no se donde nació el mantecado, me trae sin cuidado, pero yo, siendo sevillana, prefiero los mantecados de Antequera, que descubrí en mi estancia por trabajo en Málaga. Son más suaves y no empalagan tanto como los de Estepa, que tendrán toda la fama que se quiera pero se nota que el 90% de los mantecados no son artesanales y eso se nota en el sabor. Hablo de las marcas más conocidas como la Estepeña o el Patriarca. Otras como la Colchona sí me gustan, porque no tienen tanta fama fuera de Estepa como los otros dos.

    • José Luis Sánchez-Garrido y Reyes dijo:

      Srta.Esther: Bueno yo acostumbrado a los de Antequera, de toda la vida a su textura, a su olor inconfundible, pues me parece que los de otros sitios no son mantecados, son como si fuese otra cosa. Sin ánimo de molestar a nadie. Y desde luego, entiendo que es una pena, que en Antequera se fabriquen tan pocos. Deberiamos hacer mas dulces para ir difundiendo los mismos por el mundo.

      Saludos.- J. L. Sánchez-Garrido

  10. Pingback: Mantecados y polvorones, el sabor de un dulce maltratado | Gastronosfera

  11. Buenas tardes:
    Según cuenta la historia, los mantecados de Antequera son más antiguos en elaboración que los de Estepa, lo que no quiere decir ni mejor ni con derecho a ningún monopolio.

    No veo necesario dicho debate, los mantecados como el vino, hay quién le gusta Ribera del Duero y hay quién prefiere Rioja, todo es el prisma y el paladar con el que cuál mire.

    Mi enhorabuena a Estepa por saber revitalizar un nicho de mercado y por hacerse un nombre en el mundo gracias a este andaluz producto, y mi enhorabuena a Antequera por querer mantener el espíritu de antaña, el espíritu de hacerlo en casa y para la familia.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s