Un Efebo de 2007

Por J.L. Sánchez-Garrido Reyes.

Hoy sábado 19 de noviembre me fui temprano a Herogra, a las 7,30 de la mañana, hasta algo más de las 14 horas, en el vano intento de procurar leer las avalanchas de correos electrónicos pendientes.

Por la tarde voy con Trini a Hipercor-Granada, a recoger el traje que me compré la semana pasada. Hace un poco de frío y voy un tanto abrigado, pero con la temperatura del Hipercor me encuentro incómodo.

-Quiere Vd. probárselo -me indica un amable dependiente, ambos nos conocemos de vernos, no sé quién es, ni él sabe quién soy, pero sí que nos hemos visto en ocasiones diversas.

-Pues no amigo -le contesto.

Trini me dice:

-Mira que camisa tan mona.

El dependiente me comenta:

-¿Quiere que le busque su talla?

-Pues no -le contesto.

-¿Quiere Vd. algo? -me comenta.

-Sí, si -le digo- quiero irme, quiero irme, me agobio.

Nos damos la mano amablemente.

Nos vamos para Albolote. Paro con Trini, a tomar una cerveza, en un sitio donde hace tiempo que no voy. Pero hay vasos y platos en la barra, y la atmósfera un tanto cargada, ha habido una amplia reunión que ha debido terminar pronto. Se me pregunta que queremos tomar y le contesto:

-Nada, nada Srta. lo siento, veo muchos platos en la barra y ello no lo soporto. Otro día vendré.

-Es que ha habido un grupo numeroso que acaba de irse -me comenta la Srta.

–Si lo entiendo, no tengo nada que objetar, pero con los platos me encuentro incomodo y tampoco espero a que se limpie todo ello. Nos vemos otro día.

Me voy a El Faro, donde nos ponen un pescadito, muy fresco y muy bien frito, como tapa de una cerveza fresquita. Y después a ver el Real Madrid, en Valencia, donde nos ha costado trabajo ganarles.

Esta semana, he estado en Expoquimia, en Barcelona, hemos dormido tres noches allí, me ha acompañado Trini, y un compañero de Empresa.

Mañana a votar.

Ordenando algunos papeles en casa, encuentro una carpeta: “Efebo 28-2-2007”, con bastantes papeles en el interior, y páginas de “El Sol de Antequera”, son ocho los distinguidos con El Efebo, por el Ayuntamiento de Antequera, y ese año tuve la gran alegría que me concedieran uno de ellos.

Para mí, fue un tanto sorpresivo y muy agradable. Ahora hace 51 años que me fui de Antequera a estudiar a Sevilla. Sin embargo voy de vez en cuando, cuando puedo a respirar el aire de Antequera, a ver el sol y las nubes de Antequera. Y sobre todo, a las personas de Antequera, a la familia, los vecinos, y a los que no sé quiénes son pero que los conozco.

El Efebo se me concedió por lo siguiente (copia literal de la propuesta de la Alcaldía):

“D. José Luis Sánchez-Garrido Reyes, nacido en Antequera, ha desarrollado a lo largo de su vida profesional, desde sus estudios de Perito Agrícola, diferentes cargos en Empresas dedicadas al sector de Agroquímicos, siendo actualmente Consejero Delegado de Grupo Herogra.

Siempre ha tenido un entrañable amor a su ciudad natal, poniéndolo de manifiesto a cuantas personas lo conocen, y haciendo de ello objetivo de algunos de sus libros publicados, como “Antequera recuerdos del ayer”. Más ligado a su profesión, también ha sido autor de diversos libros relacionados con el olivar, de tanta importancia en nuestra zona, así como sus sentimientos poéticos en el libro “Aparte de soñar nos queda el mundo”. Hombre polifacético que confiesa que lo que más desea una vez se jubile, es dedicarse a disfrutar de su ciudad natal y de sus gentes.

Por ello se le propone la concesión de un Efebo a D. José Luis Sánchez-Garrido Reyes, por su amplia trayectoria profesional y sus otras actividades literarias, que contribuyen a engrandecer el nombre de Antequera”.

Pues esto para mí es emocionante. Y para todos los le concedieron el mismo.

Fue galardonada mi vecina y amiga de toda la vida, gerente de Tejidos La Peña, Srta. Paqui Vegas; Antonio Carlos Ortega entrenador del Club Balonmano Antequera; Grupo Alcazaba, que ganó el Festival de la Canción de Andalucía, en 2006; Don Eduardo Padilla, responsable de Cementos Antequera; don Francisco Cabello, médico; Don Manuel Martínez Palma. Médico; Sra. Matilde Rodríguez, por su lucha en defensa de los derechos de la raza gitana.

La noche antes hubo una cena con el Alcalde de Antequera, el día 28, a las 12 horas asistimos  en la Plaza de Castilla, la izada de banderas, después fui con la comitiva a inaugurar los nuevos vestuarios del Pabellón deportivo, y a inaugurar una fuente puesta a la entrada de Antequera, a la altura del final del Paseo.

Realmente, en la izada de banderas yo soy los que siento y vivo, y me emociono, con el himno nacional y con el himno de Andalucía.

De allí, al Teatro cine Torcal, en un acto realmente emocionante, y por la tarde una fiesta en casa, en Calle Merecillas, con familia y amigos. Allí en Calle Merecillas, mi hijo Jose, soltó un discurso, dice que cuando le dijo a los amigos, que su padre tenía un Efebo, le preguntaron: ¿Es grave? José, es muy jocoso en sus expresiones y maestro en sus discursos, me gana por goleada.

El Efebo de Antequera, es una escultura romana de bronce, del siglo I, que se encontró un caluroso mes de Junio de 1955, en la Vega Antequera, mientras se labraba la tierra con un arado. Y es hoy un símbolo de Antequera, y probablemente la figura central en el bonito y estupendo Museo Municipal.

Pues Antonio Clemente, me dijiste que hablase en el blog del Efebo, y así lo hago, me comentas que diga que sentí. Antonio, no lo sé, los sentidos y los sentimientos se sienten, cuando se sienten, después es difícil explicarlos. Pero bueno diremos que me encantó que el Ayuntamiento de Antequera, se acordara de mi, en cierto modo es corresponder a lo mucho que yo me acuerdo de Antequera. Pero para mí, que soy un visitante diremos mensual a Antequera, que no vivo en la misma, pero que nunca he dejado de vivir en ella, pues me pareció doblemente entrañable el que se acordasen de mi, y tuviesen esta distinción.

Ten en cuenta Antonio, que yo en cierto modo, soy un producto de la huerta antequerana, los antecesores de ms abuelos ya eran hortelanos. De aquellos tiempos donde las lechugas, venían de las cercanías de la población y no de Murcia, cuando los melones eran antequeranos y no de Ciudad Real, de las huertas donde había también gallinas que ponían huevos “del campo”, de cuando los hombres del campo, tenían las manos endurecidas y curtidas, por el duro trabajo. De cuando había remolachas en la vega, y teníamos el Azúcar de la Azucarera Antequera “Ingenio de San José”. De cuando en el campo, se empezaba a trabajar al alba, con la claras del día, con frío en el cuerpo y los pies húmedos, cuando las botas aumentaban de peso, con la arcilla del suelo pegada a las mismas. Cuando de la ciudad al campo se venía e iba andando. De cuando había pocos médicos y había para la mayoría mucha precariedad.

Ese día en Calle Merecillas, pronuncié un largo discurso.

Ese día, en la Corrida de Toros de Antequera, en Homenaje a José Rodríguez, “El niño del reloj” toreaba Jesulín de Ubrique, Manuel Díaz El Cordobés y Salvador Vega.

En fin siempre he ejercido de Antequerano, y el EFEBO, me viene como anillo al dedo.

Pero aquí no acaba, ello pues también igualmente me encuentro muy satisfecho de ejercer de Alboloteño, donde llevo 18 años, me encanta Albolote, y me siento feliz en Albolote y con las gentes de Albolote. Por ello cuando en 2010, el Ayuntamiento de Albolote, me concedió una Distinción que me entrego su Alcalde D. Pablo García, en un muy bonito acto el Día de Andalucía igualmente, me sentí muy feliz. Le debo mucho a Albolote, y al cariño que me dan las personas con las que me relaciono en Albolote, soy realmente igualmente muy Alboloteño

Pero igualmente me encanta Sevilla, quiero a Sevilla, me fascina donde voy algunos días los veranos, desde hace muchos años, como es Bárbate, en definitiva, me encanta Andalucía.

Pero también me gusta Extremadura, y Levante, y Galicia y Cataluña. Nací en Antequera, vivo en Albolote, y paso algunos días de vacacione en Bárbate, …

En fin cuando se está en el crepúsculo, aunque yo sigo viendo el horizonte bonito, amplio y brillante, y estoy lleno de ilusiones. Pero sé también que el recorrido que me queda no debe ser muy largo, más bien cortito, pues estas distinciones, entre otras que tengo por ahí, pues me producen alegría. Por lo menos, al menos me siento compensado en la vida, y con creces, pues si yo he dado algo, la vida me ha aportado a Trini, los hijos, el nieto y las nietas, los compañeros, y los amigos de siempre. Un trabajo que me gusta, bastantes malos ratos olvidados, y algunas satisfacciones también en buena medida archivadas

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Albolote, Andalucia, Antequera, Barbate, Herogra, Libros, Personal, Premios, Videos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s