Ha fallecido D. Pedro López

Ayer pues a las diez de la noche, llegamos a Antequera, desde Albolote, Trini y yo. Entramos en nuestro pequeño paraíso, que es la casa de Antequera, y nos fuimos a tomar una Cerveza en el “Adarve”, que por cierto estaba totalmente al completo a pesar de la crisis.

Esta mañana, recibo un s.m.s de mi amigo Jesús Piriz: Pedro López (su cuñado), ha fallecido en Madrid. En la mañana del sábado, la primera noticia, no es nada agradable.

Me entero, en llamada a Jesús Piriz, que tenia 66 años, es decir mas joven que yo, estaba jubilado desde los 62, desde primero de 2007.

Siento que se haya, marchado, que haya desaparecido un caballero. Un día, pues hará 8 años por ejemplo, estábamos en una reunión un grupo, no sé que grupo, ni donde, pero Pedro, me dijo: José Luis, quiero hacer un aparte contigo. Anduvimos unos metros y me dijo: Toma José Luis este bolígrafo de Fertiberia. No te lo he dado en publico porque se me ha entregado una lista corta con nombres y apellidos y son pocos los que tengo.

El bolígrafo, que brilla fuertemente con la luz, de color plata, finito, estrechito, es muy pesado, terriblemente pesado para sus dimensiones. Y cosa curiosa, yo que voy soltando bolígrafos, y almacenando bolígrafos, este lo tengo siempre, y milagrosamente no se me ha perdido, y ocasiones ha tenido, es el bolígrafo de mi amigo Pedro López.

Pedro, ha tenido una carrera dilatada, en diferentes grandes empresas, y era cortés, educado, de fácil palabra, y muy culto, muy leído, y muy al día, de las cosas del mundo, de ahora y de antes.

Por aquellas fechas de finales de 2006, fuimos a Sevilla, a una comida de despedida de jubilación a Sr. Pedro López, donde estaban todos los clientes de Fertiberia que el atendía en Andalucía.

Pues veces Pedro, he estado por llamarte, y después lo que pasa, se enreda uno con otros temas, y queda ello aplazado. Porque contigo Pedro, daba gusto hablar. El hablar diciendo cosas interesantes, y no siempre las mismas es un tema complicado. Y tú tenias esa virtud.

En fin Pedro, siento que te hayas ido, pero a la vez has tenido la suerte, según se me informa que tu enfermedad ha sido fulminante de 15 días. Eso te ha evitado muchos sufrimientos.

Descansa en paz. Si hay otra vida, allí nos veremos como siempre buenos amigos. Siempre Pedro, he notado en tu mirada afecto hacia mi, el mío era también reciproco hacia ti.

Descasa en paz, amigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abonos, Obituarios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s