Discurso de mi hermana Teresa en la boda de su hija


Todo lo que quería decir, y también lo que no dije…
Por Mª Teresa Sánchez-Garrido y Reyes

· Para los que no me conocéis, soy la madre de esta novia tan original. Me han pedido que diga unas palabras a los invitados y me cuesta porque no estoy en mi mejor momento emocionalmente hablando.

· Queríamos deciros que nos alegramos de estar aquí compartiendo con vosotros esta boda tan precipitada. Teresa en concreto me ha insistido en que pida disculpas por dicha precipitación y por los inconvenientes que esto haya podido tener para vosotros. Imagino que todos sabéis que el motivo por el cual la boda no se ha podido confirmar hasta el último momento, ha sido una operación de su hermano, pero en el caso de Teresa, no hay que extrañarse… siempre hubiera habido algún motivo para hacerla a lo loco, y que su boda fuera diferente, porque ella, siempre ha tenido una gran inclinacióna hacer las cosas de forma distinta a los demás, en el último momento e improvisando.

· Los que nos conocéis de siempre sabéis que en los 34 años que Pepín y yo llevamos casados, hemos vivido de una manera muy sencilla, sin problemas graves y disfrutando a tope de la vida…. (Teresa decía de pequeña que éramos como la familia Ingelson de La casa de la pradera). Este año, nos tocó vivir una de esas paradojas que tiene a veces la vida, el mismo día que Carlos en Huelva supo que tenía que entrar en quirófano, Nacho y Teresa en Mallorca estaban decidiendo legitimar su situación y pasar por el juzgado. afortunadamente, el problema de Carlos ya es historia, ha tenido un buen final y lo único que hemos conseguido con la incertidumbre de la boda, es disfrutarla más.

· Quiero aprovechar para dar las gracias a todos los que tanto, tanto, nos habéis apoyado en este proceso. En los días duros de la UCI y del hospital, Carlos repetía continuamente “esto no es una familia normal, es un verdadero ejército de familia y amigos, que nos están dando una lección de solidaridad” nos vamos a pasar la vida dando las gracias… imposible nombrar uno por uno

· Hoy, los protagonistas son ellos y no vamos a hablar más de su hermano…

· Por eso, si para cualquier madre, el día de la boda de su hija es un día feliz…. después de este verano de pesadilla, os puedo asegurar que soy la madre más feliz del mundo. Por supuesto, por ver a nuestra hija compartiendo su vida con una persona tan fantástica como Nacho. La ilusión que sienten por el proyecto de formar una familia, es muy contagiosa y en nuestra casa ha sido como un soplo de aire fresco que nos ha renovado.

· Me han pedido que hable un poco de Teresa… prefiero hablar de Nacho…querer a Nacho no tiene ningún mérito, a Nacho no hay más remedio que quererle. Pero él podría tener motivos para no quererme a mi…no empezamos nuestra relación suegra-yerno con buen pie.

· Nacho, quiero hacer una disculpa en público: Desde la 1ª vez que viniste a comer a casa, me di cuenta del gran amor que sentías por mi hija. recordarás que preparé una pasta fresca a la marinera, que me suele salir bastante bien: Te aseguro que fue una casualidad que la guindilla cayera en tu plato, nunca olvidaré los lagrimones que te caían… y sin embargo continuó tu relación con Teresa… ¡Eso sí que es amor verdadero!

· También recuerdo, quizás la 2ª vez que nos vimos, fue en un restaurante en Málaga. Me permití darte un consejo gratuito hablándote de la generosidad. Olvidé el dicho popular (madre de mi cuñada Mª José): Una buena suegra, debe tener siempre la boca cerrada y el monedero abierto”.

· Hablando por teléfono con su madre, Alicia, que también ha hecho de madre con Teresa cuando yo he estado en el hospital, fuera de cobertura física y mentalmente…yo le contaba que nacho me ha dado una verdadera lección de generosidad. No conozco a ninguna persona joven con más capacidad de entrega que él, y ha sido una piedra angular en estos momentos, apoyándonos, escuchándonos, ayudándonos y presentándose en casa con su característica sonrisa a cuidar a Carlos, para que su padre y yo pudiéramos irnos de fin de semana. Cuando yo protestaba porque no quería abusar, él me decía que le gusta el turismo solidario.

· Si tengo que hablar de Teresa (Ella me ha dicho: Mami, cuidadito con lo que dices): Bueno, no siempre fue esa personita aparentemente frágil exteriormente… fue una niña muy deseada, y la verdad, muy, muy feliz, pero muy, muy pava. Tengo que hacer honor a la verdad. Pero cuando llegó a la pubertad empezó a desarrollar una personalidad muy sui géneris, tengo que decir que no fue la adolescente típica. En realidad, parecía que su personalidad iba creciendo al mismo tiempo que su melena, esa melena salvaje, indomable, fuerte, bien arraigada… y empezó a sorprendernos. Siguió siendo una persona feliz, pero dejó de ser pava.

· Nunca nos dio problemas, desde muy pequeña encontró la fórmula para hacer lo que quería sin faltarnos al respeto y desarrolló una ironía muy peculiar.

· Los profesores instituto E.S.O. me advirtieron que tenía unas respuestas extrañas para su edad. Me explicaron que no es que contestara mal, es que tenía una visión muy diferente de la vida, de la familia, de la sociedad, de la mujer, del trabajo, de la solidaridad…

· Solidaridad, esa sí que hay que reconocer que es una virtud que siempre ha tenido Teresa. Cuando ella nació, me dijeron que no podía tener más hijos, y ella se encargó de llenarme la casa de amigos, y alguno de ellos como Lorena, o como Santi, son como hijos para nosotros.

· Mi duda hace unos años: ¿Encontrará una parejaque entienda ese enfoque?

· Apareció Nacho con los estatutos, ayudándole a formar una asociación…. y me pareció una pareja perfecta para ser compañeros de vida.

· Sigo leyendo las palabras de esta novia peculiar en un mail, 1 semana antes, cuando se supone que tenía que estar llorando nerviosa con los preparativos: Yo no pensé nunca que me iba a gustar casarme, pero es que esto es genial… de hecho es una pena de verdad que no se pueda hacer de vez en cuando!! Todo el mundo me dice cosas bonitas, toda mi gente cercana viene a verme, luego me voy de viaje a un paraíso. Y al mismo tiempo no tengo que aguantar las tonterías de trajes incómodos, compromisos, protocolos… así cualquiera se casa!

· Termino leyendo el final del discurso fin de carrera en Antequera, en aquella fiesta celebrada en la casa familiar donde nacimos todos, y en la que celebramos una fiesta con cualquier pretexto, gracias a la generosidad de mi hermano José Luis y su mujer, mi casi hermana Trini: “Tengo que reconocer que ha salido una criatura con una personalidad fuerte, una risa espontánea y unas ganas de vivir que me dan verdadera envidia. Yo, que soy educadora por vocación, no he sido capaz de educar a mi hija, hemos invertido los papeles. Ella se ha fabricado su propia estructura, y se ha dedicado a reeducarme a mí, y no sabéis cuánto se lo agradezco. Me ha enseñado a ser más natural, a ser más sincera, a no preocuparme por el qué dirán, a pasar de compromisos, a rechazar lo superficial, a no complicarme la vida, a no fijarme en lo material. A disfrutar de ella y de sus abrazos, de las cosas sencillas, a saber buscar en el interior de las personas, a ver lo positivo, a no agobiarme por tonterías. Gracias a Teresa he aprendido a apreciar a todos y verles su lado humano, a admitir las diferencias, a no juzgar a nadie por las apariencias, a saber que lo importante de un regalo no es el envoltorio, sino el contenido y la intención del que te lo hace. Me ha enseñado a ser una madre feliz.

· Ahora, con Nacho, espero que siga la tradición, y me conviertas pronto en una abuela feliz.

· Gracias a todos por estar aquí, y por el apoyo que nos habéis dado en lo bueno y en lo menos bueno. Gracias a este ejército familiar, que con esta boda, se ha ampliado aún más…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discursos, Familia, Malaga y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Discurso de mi hermana Teresa en la boda de su hija

  1. Anónimo dijo:

    ES BUENISIMA ANTEQUERANOS TENIAIS QUE SER PARA TENER TANTA GRACIA
    MIS PADRES Y DOS HERMANOS MAYORES SON DE ALLI.¡¡¡¡

  2. Pepa dijo:

    Creo, y solo conozco a José Luis, digamos que “de pasada”, que son una familia estupenda y llena de buenísimas personas. Me encantaría tener una familia así de unida. Nosotros también lo estamos, pero solo “el cogollo central”, madre, hermanos, sobrinos y algunas ex-cuñadas que, aunque una de ellas tiene dos hijos más con su nuevo marido, mi hermano, su ex, es el padrino de uno de ellos. En fin, que lo no tenemos es un José Luis con un casoplón en el que nos podamos reunir toooodos. Ya lo hacemos pero en peores condiciones.

    Bueno, solamente felicitar a todos y que sigan pasándolo tan bien en esas reuniones familiares.
    Un fuerte abrazo, Pepa

  3. José Luis Sánchez-Garrido y Reyes dijo:

    Pepa: Te escribo desde Barbate. Pues sí, diré que tengo unos herman@s que estamos bastante unidos, es decir, nos encontramos muy a gusto estando juntos, por el mero hecho de estar juntos estamos felices. Esto también es posible en buena medida por Trini, que lo sabe, no lo evita, sino que lo fomenta. A medida que aumenta la edad, aumenta si cabe el cariño familiar, todo se basa, en definitiva, en conocer que cada uno tiene su forma de ver la vida, y sus cosas, y respetar como son los demás, y tener mucho cariño entre todos, por encima de todo. Y ya ello irradia para que el resto de la familia se aglutine. Y a mis hijos procuro inculcarle estos valores, y los han aprendido muy bien, ejemplarmente, lo cual nos hace pues ser felices por ello, por que son una piña.

    Un abrazo. Jose Luis Sánchez-Garrido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s