La fea

Era una muchacha tan fea, pero tan fea, que no había forma de conseguirle un novio.

Entonces decide pedir ayuda a una vidente, quien le dice:

Hija mía, en esta vida realmente no tendrás mucha suerte con el amor. Sin embargo, en la próxima vida la belleza física vendrá contigo y los hombres caerán vencidos a tus pies por “docenas”.

La muchacha salió de allí bien contenta, pensando en su futuro.

Mientras caminaba vio un puente en la autopista y se le ocurrió tirarse al vacío. Mientras más pronto acabara con su vida, más pronto comenzaría la próxima. Cerró los ojos y se lanzó del puente, con tan mala suerte que cayó arriba de un camión de plátanos que pasaba por debajo y el golpe la desmayó.

Al rato despierta atontada, aún sin abrir los ojos y creyendo que estaba en la otra vida.
Empezó a tocar y sólo palpó plátanos por todos lados; con una sonrisa en los labios exclamó:

Calma, calma, muchachos, ¡DE UNO EN UNO!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Humor. Guarda el enlace permanente.