El Teniente Carlos Sánchez-Garrido Palomo

El Ave desde Antequera-Santa Ana a Zaragoza es una delicia. En tres horas y 17 minutos nos plantamos allí. Buen invento.

En Zaragoza nos hospedamos en un Hotel económico, pero que está bastante bien, en el mismo centro de la ciudad, el Hotel Paris Centro. Allí me lo había reservado mi hermano Juan Carlos.

Había cierta aglomeración en recepción y problemas, pues a algunas habitaciones se les había roto el aire acondicionado y buscaban reacondicionamiento de algunas entradas en otros Hoteles.

Vamos a ver, me decía, si ahora nos tenemos que ir otro sitio sería un engorro pues todo el grupo que íbamos a arropar el nuevo teniente estábamos alojados en dicho Hotel.

Al tocarme el turno me dijeron:

–Pues tiene suerte, correcto, su habitación tiene aire acondicionado. ¿Son tres camas, verdad?

No me dio tiempo a contestar cuando un señor que había detras mía dijo de inmediato:

–Srta. esa de tres camas seguro que es la mía.

–Pues no –le dije yo. Veo mi nombre, lo de tres camas será para dejar una de repuesto.

El hombre se calló, y por malo no tenía habitación, y tuvo que irse a otro Hotel.

Me llamó mi hermano Juan Carlos y quedamos en vernos en una terraza cercana. Allí estaba con su Sra. Auxi, y la hermana de esta Coqui, y el hijo de Coqui: Justo.

Auxi estaba muy elegante, y cada vez la veo mas guapa, la veo mas guapa en la madurez que en la juventud, en todos los aspectos.

También estaban los hijos de mi hermano y de Auxi, el futuro Teniente Carlos, y el hijo menor Antonio, que ahora ha terminado magisterio pero que sigue estudiando. Y el cuñado de mi hermano: Francisco, que venían de Torremolinos, con su Sra. Susana y dos niños pequeños Javier y Carlos creo que es el nombre del segundo

Hablo con Francisco que está en FAMADESA, creo que en informática. Allí, en ese matadero, matan 4.000 cochinos al día, parece que es el sexto de España en volumen, el número uno parece que mata 20.000 cerdos al día. Sus hijos no dan ruido. Tambien está la novia del teniente, la Srta. Esther.

Alguien dice que cuando vinimos a la Jura de Bandera de Carlos, fuimos a un sitio en el que solo servían mejillones. Se me ocurre proponer ir allí, pero todos se fueron menos Juan Carlos y yo que nos quedamos donde estábamos.

Había en la acera de enfrente a nosotros una tienda, ya cerrada por la hora, donde un cartel ponía el nombre de la misma: J. SIESO.

Un nombre jodido, llamarse SIESO (en mi pueblo se le llamaba así a la raja del culo, y también a persona, “esaboría” y un tanto insoportable).

Pues si, me contesta Juan Carlos y me apuntó:

–Hace años en el Almacén de nuestro hermano, había una persona que trabajaba allí pero que era nómina de PEPSI, se llamaba Manolo CARA, a los dos años nos enteramos del segundo apellido, ¿sabes cual era?

–Pues no –le conteste.

–Pues su segundo apellido, Pepe, era “DURA”.

Dormí bien, no tuve despertares continuos. Desayunamos en el Hotel. Después fuimos a buscar el coche de mi hermano Juan Carlos. Pero tema curios,o lo aparcó su hijo, y o se explicó mal, o no lo entendió, que no había forma de encontrar el coche. Hubo que llamarlo que viniese. ¡Menos mal que están los móviles!

Por fin nos fuimos a la Academia Real Militar.

–Coqui – le dije a la cuñado de mi hermano– vas superelegante y guapa.

–Siempre tú tan amable –me contesto.

Y prosiguió.

–No sé si te acuerdas, Pepe, que una vez en Antequera, en Calle Lucena, me dijiste una frase, de la que me he acordado alguna que otra vez, y era hablando de negocios, me dijiste:

El mejor negocio que conozco, es comprar a mujeres recién levantadas por la mañana, y venderlas por la noche, ya toda elegantes.

–Pues no me acordaba, Coqui, pero si desde luego es buena idea.

Coqui está contenta su hijo es buen estudiante, empieza ahora Ing. Industrial en Madrid, y quiere especializarse en el sector automovilístico.

Me encanta, la Academia Real Militar le comenté. Realmente me gusta la vida militar. Entiendo que es una vida de disciplina.

Creo que con la mili, al no hacerla hoy la juventud, se ha perdido algo bueno, como es no aprender los valores del esfuerzo, de la disciplina, del cansancio, y otros muchos que inculcaban en la mili.

Llego el Príncipe Felipe para presidir el Acto, al pasar cerca de nosotros a tres o cuatro metros, le dije a Coqui, que estaba a mi lado:

–Con tanta gente que hay lo normal,es que no me vea, y por tanto no me salude. Si es así, yo tampoco, voy a hacerme notar, y pasaré un tanto desapercibido.

A Coqui, le encantan mis ocurrencias. Cosa rara.

Nos fuimos después a comer a Hotel del Norte, en la autovía de Huesca, en una mesa cercana estaba la televisiva Nuria Bermúdez, con algún familiar hoy Teniente.

Mi hermano Juan Carlos, a mi lado, me comentó: En tu jura de bandera (refiriéndose a mi), papá le dijo a mamá:

–Mira aquel alto, el que lleva el mosquetón ladeado, lo mal que desfila.

Y mi madre le contesto:

–Veo que no te has dado cuenta que es nuestro hijo Pepe (es decir yo) y no quiero que lo critiques. Si el pobre anda mal, que le vamos a hacer.

Los hermanos Palomo están juntos y todos los primos. Trini y yo somos los padrinos del Teniente Carlos Sánchez-Garrido Palomo.

Coqui dijo:

–Me encuentro feliz, viendo a todos los primos juntos.

Trini le entregó un regalo al Teniente, de sus padrinos, y brindamos todos por el Teniente Carlos. La marca TIME FORCE, y la firma, como no de Cristiano Ronaldo, un reloj y aparte una pulsera. Reloj muy pesado, y la caja también.

Realmente me gustó, lo compró mi hermana Mely,  hoy Trini lo ha pagado en la joyería.

–¿Cuándo serás capitán? –le pregunté.

Y si mal no recuerdo me contestó:

–Dentro de seis años.

¿Y comandante?

Creo que me dijo ocho años, (supongo que una vez que sea capitán),

–¿Y general? –le dije.

Y me contesto:

–Espero serlo antes de los 60 años.

–¿Cómo es Juan Carlos -le dije a mi hermano- que no teniendo jamás en nuestra ascendencia nadie militar lo sea tu hijo?

–Eso mismo me pregunto yo –me contestó.

Se le observa a mi hermano satisfacción. Su hijo va destinado a San Roque y vivirá en Manilva.

Se me pregunta lo de siempre:

–¿Cuánto te jubilas Pepe?

–No lo sé –contesto- a lo mejor llego incluso a 2016, año del Centenario de Herogra. No lo sé. Depende de cómo se encuentre Trini, como me encuentre yo, y que mis Jefes, me quieran seguir soportando. No lo se Carlos, es que la jubilación me parece la antesala de la muerte. Y quiero vivir. Mire Vd.

Mi hermano Juan Carlos, me pregunta:

–¿Pepe te siguen gustando las mujeres?

–Si Carlos, me encantan las mujeres, y cada día mas. Lógicamente ya, básicamente desde el punto de vista óptico. Genéricamente hablando.

–A mi me pasa lo mismo, me dice.

–Claro -le contesto- por algo somos hermanos.

Por la noche a la Cena de Gala tardamos en llegar ya que nos perdimos (y eso que yo no conducía).

Realmente me encantó, al menos 800 personas, un buen servicio, una cena muy adecuada. Muchos jóvenes militares, graduados o estudiando. Todos con la elegancia que da los uniformes militares.

Y las novias todas guapísimas, para todas un día feliz, y con cara de ilusión y de proyectos. Y los padres contentos, sus hijos así están situados toda la vida en un mundo tan cambiante como el de hoy.

Parece que en el ejercito en total hay 100.000 personas que no son muchas, aunque se habla de recortes constantemente.

A mi me parece que el Ministro de Defensa debería ser un militar, como mas conocedor del tema. Y cuando he viajado  EE. UU, al menos en el ambiente donde viví. Observé un gran amor al ejercito. Y no voy a hablar de respeto a la bandera. Que esto es bien conocido. El respeto a la bandera.

Yo me apunto a ello, respeto al ejercito, a la bandera, y también respeto al empresario, una figura importante en la economía, o básica. Es decir sentir orgullo por ello.

Pues si una Cena de Gala del Ejercito, es como las cenas de gala de antes. No se va como a muchas, con sandalias, sino con uniformes debidamente abrochados, con Srtas. muy elegantes. Todos muy educados y amables.

En nuestra mesa está una pareja también de Antequeranos, Juan y Auxi, (aunque ella es de Marbella, pero lleva muchos años en Antequera), el es militar, lleva muchos años en la Base de Bobadilla, en el polvorín del ejercito del aire.

Están felices, su hijo es Teniente, compañero de Carlos, y otro hijo se gradúa en Alférez el Sábado… Se les ve radiantes, de lo que nos alegramos mucho. Para un padre militar, es un orgullo que dos de sus tres hijos (el tercero es una niña, pero que no está en ello), sean militares, y ya a pasar de su juventud, uno Teniente y otro aún mas joven Alférez.

Teniente Carlos Sánchez-Garrido Palomo ¡A sus órdenes!

Mereció la pena venir. Enhorabuena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eventos, Familia, Viajes, Zaragoza y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El Teniente Carlos Sánchez-Garrido Palomo

  1. Juan Jesús Ruiz Muñoz dijo:

    Estimado José Luis:

    Fue un verdadero placer compartir mesa y mantel con vosotros, en la cena de gala con motivo de la celebración del acto de entrega de los Reales Despachos de Teniente, que tuvo lugar esa soleada mañana de San Fermín, en la Plaza de Armas de la Academia General Militar de Zaragoza.

    Como bien dices, el sábado día 9, haciendo “doblete”, entregué el título de Alférez a mi hijo pequeño, esta semana he podido comprobar de primera mano cómo suele sentirse Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, “lleno de orgullo y satisfacción”

    Quiero aprovechar este espacio para felicitar de todo corazón al flamante Teniente de Artillería D. Carlos Sánchez-Garrido Palomo por la obtención de su Real Despacho con la certeza y convicción de que será durante toda su carrera militar, un gran oficial al servicio de España.
    Me viene a la mente una frase enmarcada a la entrada de nuestra Escuadrilla, en la Academia de Suboficiales del Ejército del Aire de León, allá por el año 80.

    “No es la vida militar camino de rosas, regalo y deleite. Encierra grandes penalidades, trabajos y sacrificios. Gloria, también. Mas, como las rosas, surge entre espinas.”

    Un saludo militar para mis nuevos oficiales y un fuerte abrazo para vosotros.

    Juan y Auxi.

    • Jose Luis Sánchez-Garrido Reyes dijo:

      ESTIMADO JUAN JESUS. HA SIDO UNA SATISFACCIÓN, EL CONOCER A TU SRA Y A TI,
      TAN CERCANOS Y VECINOS DE SIEMPRE.
      REPITO ENHORABUENA POR EL “DOBLETE, ME PONGO EN TUS ZAPATOS, Y DEBE SER UNA ENORME ALEGRÍA, UNA EFEMERIDE COMO LA QUE HABEIS VIVIDO ESTOS DIAS, Y DE LA QUE TRINI Y YO NOS ALEGRAMOS MUCHO.
      QUE TODO OS VAYA BIEN Y QUE SEAIS MUY FELICES.

      NOS VEREMOS. UN ABRAZO. JOSE LUIS SÁNCHEZ-GARRIDO REYES.

  2. Mª Teresa dijo:

    Pues todos estamos orgullosos de nuestro guapísimo teniente, pero yo soy la única que le tengo cerca…. ¡ES MI NUEVO VECINO!!!!! Estoy encantada!

  3. Jesse Grillo dijo:

    My dad said they love your articles post. good read.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s