Los gozos de San Antonio

Pues vuestros santos favores
dan de quién sois testimonio,
humilde y glorioso Antonio
ruega por los pecadores.

Vuestra palabra divina
forzó a los peces del mar
que saliesen a escuchar
vuestro sermón y doctrina;
y pues fue tan peregrina
que extirpó diez mil errores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

Vos sois de la tempestad
el amparo milagroso,
del incendio riguroso,
agua de la caridad,
puerto de seguridad
del mar y de sus rigores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

Sanáis mudos y tullidos,
paralíticos, leprosos,
endemoniados furiosos,
restituís los sentidos,
volvéis los bienes perdidos
y curáis todos los dolores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

Sanáis de gota coral,
ciegos, contrahechos, llagados,
consoláis desconsolados,
y curáis de cualquier mal,
cual médico celestial
a quien hace Dios favores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

De tres días ahogados
resucitaste diez niños,
y dos, cual bellos armiños,
de sucesos desastrados,
porque sus padres amados
lloraban por sus amores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

De una que no creía
que la perdonase Dios,
tomasteis vos sobre vos
la pena que merecía;
y al tomarla el mismo día
la hizo Dios mil favores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

Vos libráis a cualquier reo
de sus grillos y cadenas
y el que os clama se enajena
del pecado sucio y feo;
y pues sois divino Orfeo
de Jesús, Flor de las flores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

A la que con santo celo
y fervorosa oración,
el fruto de bendición
os pide por su consuelo,
vos se lo alcanzáis del cielo,
y aún otras cosas mayores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores.

Sois de Jesús tan amado
que a solas con él jugáis
haciéndoos porque le amáis
su profeta regalado,
su celador estimado
y luz de sus confesores,
humilde y glorioso Antonio,
ruega por los pecadores,
y pues aquestos favores
dan de quién sois testimonio,
humilde y glorioso Antonio,
rogad por los pecadores.

Esta entrada fue publicada en Santoral y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s