Una colección de almanaques (ERT)

El verano pasado, en el Paseo Marítimo de Barbate, en unas librerías portátiles, largas, de libros de ocasión, de librerías de playa o de Feria del Libro en pueblos, compré uno de motos sobre la Harley-Davidson. Compré el que había.

Pesaba el libro como el plomo, y lo adquirí para mi futuro compañero Juan Carlos Pecci, que sé que es “motero” ocasional.

El ahora, el 19.5.2011, me corresponde con otro libro que lleva por título el de este pequeño escrito:

“UNA COLECCIÓN DE ALMANAQUES”
Editado por ERT

Con la magnifica colección de almanaques, desde 1900 hasta 1985, que sería el año de publicación del libro. Con el prólogo del añorado Presidente de la Compañía Sr. José María de Escondrillas.

–Sé que te va a gustar –me comentó Juan Carlos Pecci.

Pues si amigo Juan Carlos, acertaste. Has dado en la diana.

Siempre he sido, Juan Carlos, un admirador de los almanaques de ERT, un ferviente admirador de los mismos.

Los de 1968, 1969 y 1970 los enmarqué, se le puso un barniz sobre el mismo y quedaban bien. Los tenía de recién casado. Después fueron sustituidos por otros y pasaron a un trastero comunitario, común de todo el bloque. Le dije que allí se perderían a Trini, y que les tenía cariño. Cuando bajé por ellos, ya no estaban.

De las Oficinas antiguas en Aldea Moret, en Cáceres, donde hubo en tiempos una fábrica de superfosfato, me llevé en tiempos de FESA uno de los muebles de un despacho y algunos cuadros, que sin pedir permiso a mi, pues los utilizó Antonio Lanchas.

Cuando me vine a Herogra, en el 93, les perdí la pista.

En las Oficinas de FESA, en Madrid, en Juan Hurtado de Mendoza, estaban muchos de los cuadros en el hall, las pinturas originales. Era pues aquello un museo, maravilloso, un día no los vi, según me dijeron fueron vendidos. Y noté que algo en el alma de me resquebrajaba, ante una colección de este tipo.

El libro que me has regalado me lo llevo a Antequera, a mi biblioteca, y lo pondré en lugar preferente. Es casi todo el siglo, año a año, pintura a pintura, cuyas copias eran los almanaques de ERT.

Y me comentaste, Juan Carlos, que a ti te lo había regalado tu Jefe y maestro, Sr. Alfonso Nebreda, que en paz descanse.

A Alfonso Nebreda yo lo admiraba, su flema y su buen hacer, gracias a él, mi hija Eva, estuvo un año en EE UU, con el Club Rotary, del cual el formaba parte de la junta directiva en Sevilla. Persona inconmensurable el amigo Alfonso.

Almanaques grandes, de los antiguos, para cortijos, tabernas, oficinas y casas. Almanaques que no terminaban como el año sino que perduraban amputados los meses, sin día que señalar para tiempos sucesivos. Y en muchas ocasiones se enmarcaban. Cuadros maravillosos de campesinas y campesinos, muchos de ese magnifico pintor como lo es FRANCISCO RIBERA, y que voy a decir los de JULIO ROMERO DE TORRES, GONZALO BILBAO, MANUEL BENEDITO, …

Obras de arte, año tras año durante casi todo el siglo XX.

Ahora con la tecnología digital, los móviles, pues los almanaques cada vez se ven menos. Ahora con cada vez menos personal en el campo, y no como antes en los años 50 donde mas de la mitad de la población era agricultor. El almanaque grande, inmenso de ERT, servía para tapar desconchones grandes y decorar magnificente la habitación.

El calendario de ERT constituía un genero, sin duda alguna, una colección inmensa. Un año una lamina, una copia de una pintura, de una obra de arte adquirida por ERT para su calendario.

En fin Juan Carlos, el entregarte, o regalarte, el libro de la Harley, me ha sido muy rentable, aunque yo se bien que no es por eso, si no porque sabes bien que me gustan los libros, y más de estos.

Lo disfrutaré, lo veré y hojearé más de una vez, Juan Carlos.

Buenas tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Empresa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una colección de almanaques (ERT)

  1. Juan Carlos Pecci González dijo:

    Estimado Jose Luís:
    Te garantizo que el libro que me regaló mi amigo Alfonso Nebreda, no podria estar en mejores manos que en las tuyas, y si él viviera en la actualidad estaria totalmente de acuerdo conmigo. Espero que lo disfrutes, pero no me llames motero ocasional, ya que llevo 33 años montando y disfrutando del deporte de las dos ruedas y de los cuales 9 con la marca Americana. Disfruta el libro y no te quede la menor duda que no ha sido por corresponder a tu detalle, a sido de corazón como a tí y a mí nos gusta hacer las cosas en la vida. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s