Antequerano Mochano, Hermanos Pilongos y Expoliva 2011

El pasado miércoles asistí un año más a la EXPOLIVA, en Jaén. Salgo muy temprano desde Albolote pues a las 10 de la mañana se inicia la Conferencia de un compañero de Empresa, Sr. Pablo Ramos Pedregosa, sobre Nuevas Tecnologías de Abonado de Olivar en Secano con Abonos Líquidos. La conferencia fue muy buena y de clara exposición. Sr. Pablo Ramos es ya hoy un experto nutricionista del olivar, un referente a nivel nacional.

Saludo a variados conocidos y amigos, entre ellos a Sr. Sebastián Herrero, muchos años en Fercampo-Córdoba, 36 según me comenta. Sebastián es antequerano. De siempre su familia ha vivido en Plaza San Sebastián en Antequera. Su padre se llamaba Sr. Sebastián Herrero, y su abuelo igualmente Sr. Sebastián. Asi que abuelo, hijo, y nieto de nombre Sebastián (se me ha olvidado preguntar si su hijo también se llama así). Lógicamente se deduce que el nombre les viene por vivir o ser de la Plaza San Sebastián, en Antequera, la más céntrica, donde termina la calle principal.

No se como empieza a explicarme que significa ANTEQUERANO MOCHANO, término que he escuchado muchas veces en Antequera.

–Pues José Luis, MOCHANO es el antequerano que sea el primogénito nacido en Antequera, y que tiene que tener como requisito que su padre, sea también el primogénito y también nacido en Antequera, y que el abuelo sea también primogénito, y también nacido en Antequera. Tienen que cumplirse esos requisitos para ser un ANTEQUERANO MOCHANO. Yo soy MOCHANO, pues nací en Antequera, mi padre también de nombre Sebastián como yo, era primogénito, y mi abuelo también Sebastián también primogénito y ambos nacidos en Antequera.

–Y tú José Luis, ¿eres MOCHANO? –me pregunta.

–Pues no Sebastián, lamentablemente no soy MOCHANO, le digo con cierta envidia, soy el de en medio entre mis hermanos.

–¿Y tu hermano Antonio es MOCHANO? –me sigue preguntando.

–Pues no lo sé Sebastián. Supongo que no. Me informaré Sebastián, nunca es tarde para aprender. El término MOCHANO, nadie me lo había explicado, era una duda que torturaba mi alma. Me alegra mucho y te agradezco que me hayas ayudado a saber por fin que significa ello. Y te doy la enhorabuena como ANTEQUERANO MOCHANO, pocos antequeranos podrán tener el honroso título de MOCHANO.

–Sebastián -le pregunto- ¿tu tienes HERMANOS PILONGOS?

–¿Qué es eso? -me contesta.

–Pues HERMANOS PILONGOS, son los que han  sido bautizados en la misma pila bautismal.

–¡Ah sí, no me acordaba de ello! –me contesta. Pues yo si que tengo HERMANOS PILONGOS.

–Pues yo creo Sebastián que todos mis hermanos somos HERMANOS PILONGOS de la Iglesia de San Isidro, la cual fue demolida hade años y donde hoy lamentablemente se haya un bloque de pisos.

En el Stand de Fercampo me saluda efusivamente, y tan cariñosamente como siempre, D. Alberto Fernández Rivas, junto a su hijo D. Pedro Antonio Fernández Iglesias. Fercampo es una Empresa amiga, entre Herogra y Fercampo hay una gran estima mutua. Otra cosa es que en el mercado cada empresa luche por sus intereses. Pero siempre en Herogra hemos apreciado, y mucho, el buen estilo de Fercampo. Saludo a su Director Comercial Sr. Juan Méndez, y  podemos decir que cuando nos vemos nos alegramos de vernos, ambas empresas competimos, pero ello no obsta a que nos tengamos mutuamente un fuerte aprecio. Saludo a Sr. Francisco Medina, ya jubilado. Muchos años en Fercampo, y también antes en ERT-Jaén.

–Paco, ¿cuantos años tiene tu hijo, al que fuimos Trini y yo a su primera comunión? –le pregunto.

–Pues 45 años.

–¿Y se acuerda de la muñeca? –le pregunto yo.

–Ello no se le olvidará jamás. Lo hemos referenciado muchas veces.

Lo de la muñeca es que Trini y yo fuimos a la primera Comunión del hijo de Paco, hará 40 años más o menos. Y yo pensaba que la primera comunión era de una hija. Entonces le compramos una gran y preciosa muñeca. Cuando llegamos a la Iglesia, en fin nos enteramos que era un niño, que yo lo había entendido mal.

–¿Y que hacemos ahora? –le dije a Trini.

–Hijo mío no tienes arreglo, estas cosas nada más que te pasan a ti, no tienes arreglo –comenta Trini.

Total, que le dije a Paco Medina:

–Paco, lo siento, pensaba que era una hija tuya, y no un hijo, la que hacia la comunión, y he comprado una muñeca cuya caja tengo aquí.

–Pues no te preocupes hombre, no pasa nada, regálale la muñeca.

Nos reímos un rato y le entregue la muñeca. Parece que la muñeca le ha durado 30 años al hijo de Paco. Tiene explicación jamás ha jugado con ella.

Doy un fuerte abrazo a Sr. Salvador Muñoz Álvarez, también del sector, ambos somos también antequeranos.

Junto a Sr. Antonio Luis Martin Valverde, Salvador comenta:

–José Luis y yo vivíamos en calles paralelas y a la mima altura de la calle. Nos conocemos desde niños, con 6 años íbamos al mismo colegio. Eran los años, en que alguno niños, se metían con otros, y el hermano mayor tenía la obligación de defender a los hermanos más pequeños. Un día se metieron contigo, José Luis, y tu dijiste:

–Como me digas algo más, de inmediato llamo a mi hermano Antonio, que es el mayor para que venga y me defienda.

–¿Y que altura tiene tu hermano? –se me contestó por parte de mi contrincante.

Un sábado o un domingo nos tenemos que ver Salvador (yo soy mas viejo que el, tengo dos meses más, y el siempre me recuerda que soy mayor que él), sin hablar de temas de trabajo y con nuestras respectivas.

–¡Cuando quieras! –me contesta.

–Nos llamamos –le digo.

–Muy bien –me contesta.

Creo que esto llevamos diciéndonoslo desde hace quizá 15 años.

Hablo con mi Jefe, y le digo que me encuentro cansado, he dormido mal. Pues nos vamos, me dijo, yo también me quiero ir pronto.  Y así lo hacemos.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Eventos, Fercampo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.