Boda en Jaén entre olivos

El sábado 30 Abril 2011, con el cielo plomizo, Sr.Ramón Gámiz, su Sra. Martina, Trini y yo íbamos en coche contemplando el bello espectáculo que supone el maravilloso paisaje de olivar.

–Conduzco yo –dijo Sra. Martina– así estoy segura de que no me mareo, pues hay muchas curvas –lo hizo con tranquilidad, seguridad y maestría.

Es cierto y verdad que el paisaje de olivares es una preciosidad, yo disfruto con el. Y supongo que a casi todos le pasa lo mismo, al menos así me lo ratifican cuando hago la pregunta de vez en cuando, a modo o guisa de test, para contrastar la belleza del mismo, entre la opinión de otros y unos.

Esta es la Finca, tal, y aquella otra la cual. Si, efectivamente, y aunque salgo poco, se de las cuales, kilometro arriba kilometro abajo

Vamos a un pueblo de Jaén, entre olivares como no, cercano a Cazarlo, omito el nombre de los novios, por ser discreto. Porque aquí no sabe nadie nunca quien se puede molestar, y no quiero molestar.

Como toso de forma más o menos continua, por el resfriado que he pillado, supongo que el coche lo estoy rellenando de virus malignos, que tienen posibilidad de huir, y que estarán digiriendo los demás ocupantes del vehículo, que sin embargo ven que no puedo hacer otra cosa, allí resignadamente callados, cuando saben que estoy infectándolos de mi maravilloso resfriado bastante posiblemente.

No pensaba ir a la boda, pues tenia previsto estar en Huelva, en la Finca Coto Galindo creo que se llama así, para estar con mi sobrino que es Ing. Técnico Agrícola que lleva la misma. El tiempo lluvioso, suelo embarrado, hace que no sea tiempo de pisar terrones y ver naranjos, y lo hemos demorado par la semana que viene. Así que dije que no a la boda. Tenía clara excusa para no ir. Sumada al resfriado.

Por otro lado la llamada del corazón me decía que debía ir, y en estas cosas conviene dejarse llevar por este último.

Me pusieron en la larga mesa del sector, en el hueco de una pareja que iba pero que no fue.

–Guárdate el menú –me dijo Trini.

–¡Si ya lo tengo doblado en el bolsillo! –le respondo.

COPA DE ESPERA

Jamón Bodega · Dátiles con Bacón · Chupito de Gazpacho · Pescado frito en adobo Canapés Variados· Sugerencias del Chef

ENTREMESES

Paté de Perdiz con mermelada de tomate · Cañas de queso manchego · Jamón, salchichón, chorizo y caña de lomo ibérico · Salmon ahumado con lámina de piña · Bacalao ahumado sobre espejo de tomate · Tronquitos de berenjena con miel de caña · Pimientos de Piquillo rellenos de bacalao · Ravioles de Parto. Sesos al Pil-Pil · Vieiras gratinadas

MENU

Langostinos marfil, gamba blanca y pata de centollo · Gambas y cigalas plancha · Sorbete de Limón

Y a elegir entre:

Lomo de luna con talleraino de verdura y salsa de calabaza ó Taco de solomillo con salsa de pasas y nueves glaseadas con reducción de Pedro Ximénez ó Cordero en su jugo con patatas panaderas

POSTRE

Tarta Nupcial · Browni de Chocolate con helado de vainilla · Café

BEBIDA

Vino Barbadillo · Lambrusco, Rioja, Ribera del Duero · Sidra · Cava · Cerveza · Refrescos · Agua Mineral

En fin, un folio entero.

Se empieza a comer a la 3,15 y se termina pues a las 7,30 de la tarde. ¡Que barbaridad!

Yo paso, por ejemplo, del plato de langostinos marfil, supongo que como prácticamente todos, serán de granja. Pero se acerca el padre del novio y  llama al camarero:

¡El Sr. José Luis, no tiene langostinos que los traigan!

Intento protestar:

–¡Es que los he rehusado, esto es mucho!

Por supuesto no se me oye a los 30 segundos esta allí la fuente delante mía, creo que en venganza más grande de lo normal.

El padre del novio está radiante, el novio también, y la novia realmente joven y guapa.

El joven me entrega un puro, y claro nadie fuma puro ahora con la prohibición. Y yo comento:

–¡Ahora se pueden casar dos hombres, o dos mujeres, y ello esta perfectamente permitido, sin embargo en la boda, no se puede fumar un puro, ello está prohibido. Es curioso!

La mesa es del sector abonos, me conocen todos y yo solo conozco a uno pocos.

El Sr. que está delante de mi me dice:

¡Hola José Luis, me alegro de verte!.

¡Hola yo también!

–¿Me conoces?

–Pues sinceramente no –le contesto.

–Pues sí –me dijo– nos han presentado dos veces hace no sé cuanto.

–¡Pues eres buen fisonomista con memoria portentosa!

–¡Pues yo me acuerdo de ti, y pienso en ti, porque eres una institución! –me quedo callado.

–¡Ah, esta bien ello, soy un Instituido!

–Bueno lo que me estas diciendo es que soy un viejo, y te quiero contestar pues tú también tienes cara de viejo –le digo.

–¡Pues soy muy joven! –me dice el contertulio, que tiene una Sra. realmente guapa.

–Pues bien, serás joven de años, pero tienes cara de viejo. Tu mujer es joven y guapa, pero tu eres más bien, feo y viejo.

Quizá erróneamente la de “toda una institución” lo he interpretado como mayor, viejo.

Otro vecino, me dice.

–No digas la edad, pero eres de los antiguos.

–Mira –le contesto– mi edad es casi 67 años, pero soy joven, y pensando en jubilarme a los 90, me quedan 23 años de vida activa.

Pasan dos o tres Sras. o Srtas. con faldas cortitas y vaporosas, como si fuesen de gasa, de poco peso y acampanadas, realmente las veo interesantes.

–¿Que haces siempre mirando al frente?

–¡Pues miro a las Sras. que entran y salen del cuarto de baño! Hay una de pantalón traslucido y bragas blancas que ha entrado cinco veces.

Trini, sonríe y me dice:

¡Avísame cuando entre o salga de nuevo!.

–Bien así lo haré.

No he ido a la Iglesia, estaba lejos. Trini llevaba un regalo con su bolsa de El Corte Ingles. Me comentó que es muy bonito.

–Sí y muy caro –le contesté.

Realmente lo de bonito lo supongo pues está debidamente envuelto, aunque sé bien que Trini tiene buen gusto.

En la mesa hay un buen ambiente, muy agradable, por ello a pesar del mucho tiempo sentado no se me hace largo.

–Hay personas que valen –dice uno– y otras que no valen –y se quedan tan pancho.

–Hay otras –dice otro– que valen para una cosa y para otra no –y se queda tan fresco.

–Hay otros –comenta un tercero– que no valen para nada.

Y bueno pues casi me toca a mi, decir algo:

–Hay algunos que tienen aspecto y se dan aires de valer, incluso el que los ve, como yo, queda convencido, porque el interlocutor me ha convencido con sus aires de valer. Entonces un día empieza a decir alguna que otra chorrada campestre,  que te descoloca un poco, y te hace dudar de ti mismo. Después –prosigo– a los pocos días, vuelven a incidir en otra chorrada rompecables. Ello te hace preguntarte ¿Pero que ocurre? Y va a aumentando el ritmo de chorradas, a los qee le siguen rachas de racionalidad. Yo a este tipo de personas que valen pero que no valen –continuo– pensaba antes, que eran personas que valían, pero que pasaban rachas malas como consecuencia de agentes externos, ejemplo yo como agente externo. Después, con el tiempo, he venido reflexionando y, aunque tarde, los tengo ya catalogados: SON JILIPOLLAS, que se hacen pasar por normales inteligentes, sabiendo ellos perfectamente lo que son. Pero que si no te das cuenta pronto, te hacen pensar que el jilipollas es uno.

–¿En quien piensas, me comenta  el Sr. Gámiz?

–Estoy pensando conjuntamente en una numerosa pañeta. Y es que el problema es grave, hay muchos imbéciles que imitan la forma de ser de los normales. ¡Eso es competencia desleal!

Lógicamente se habla de política, como siempre. Yo lo tengo claro. España, es una Sociedad,concretamente es España S. A,. y debe ser gestionada por un Gerente técnico, un gestor, y lógicamente con unos principios de dignidad para todos.

A la novia le dije una chorrada:

–¿Eres feliz?

–Pues si –me contestó ella.

–Pues aprovéchate, pues ello suele durar tres o cuatro días.

Me miró con rara (Trini dice que mi sentido del humor casi nadie lo comprende).

Después nos desplazamos entre olivos, cientos de olivos en el crepúsculo. Entre bellos paisajes de olivos ya las fuerzas van mermando, pero solo un rato. En general lo he pasado bien y aprendido realmente que cada a persona lleva dentro una biblioteca.

Los novios contentos, el padre del novio radiante, y bueno todo muy bien.

Buenos días

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s