Cuando sube el coste del agua en el olivar de riego, el agricultor le da de beber pero no de comer

Realmente este blog es posible porque mi compañero Antonio Clemente, informático, separado, que vive muy cerca de mí con su hija, aquí en Albolote, en nuestro Albolote.

No es hombre de calle ni de salidas. Y se queda en casa. Así que mis historias, me dice, le sirven de distracción ponerlas en el blog. Esto me lo ha dicho una vez. No le quiero preguntar más. Vaya que haya cambiado de opinión, en cuyo caso adiós blog.

Mi Vicepresidente, Sr. Joaquín Romero, me pasa una nota: José Luis –me dice– no se si has leído, el Boletín de Infaoliva, del 4.1.2011, en lo que al coste del agua se refiere…

La verdad, no lo había leído, o quizá sí, creo que sí, pero solo el título del artículo.

El Sr. Joaquín me hace reflexionar de forma continúa con sus mensajes y observaciones, los cuales llevan una alta carga de sentido común. A veces, los aparto a una esquina de la mesa. Pero después vuelvo a releerlos y reflexionar.

El articulo tiene este titular: CON LA NUEVA SUBIDA, EL COSTE ENERGÉTICO DEL OLIVAR, SE APROXIMA AL DE LA RECOLECCION.

En dicha información se comenta que la anunciada subida del coste eléctrico en un 10 %, probablemente se ponga en efectiva el mismo día 4 de enero y pone en jaque a todos los riegos por goteo.

Tradicionalmente lo mas costoso en olivar es la recolección y con las nuevas tarifas, los costos energéticos se aproximan al costo de la recolección.

En un estudio de AEMO ya se señalaba,que el coste energético es el segundo coste después de la recolección. Ahora con la política de hacer desaparecer el llamado déficit eléctrico y con las nuevas subidas, se pone bastante en peligro el cultivo del olivar. La subida del 10 % es para los que tengan menos de 10 Kw de potencia. Acogidos a la tarifa TUR, y prácticamente se atisba que es posible que pronto, todos los regantes se verán lanzados a las tarifas del mercado libre.

Esto perjudica mucho a la agricultura andaluza que tiene el 45 % de la superficie en riego por goteo que hay en España.

Pero la reflexión que hago es que este es un hecho incongruente. A medida que los costes del olivar suben, y el precio del aceite no es el mínimo necesario, el agricultor olivarero reduce gastos. Cuales: Pues el abono y los tratamientos.

No tiene otra alternativa. Es lo único que está en su mano, pues la recolección, la poda, el riego, diremos le vienen dados como fijos.

Así que sube el precio del metro cubico de agua y al olivo se le da de beber, pero no se le da de comer.

Bueno me dirán. Claro quieres que se abone, porque tú estas en el sector de los fertilizantes.

Pues mire Vd., vamos a ver como se lo explico: Evidentemente, quiero que se consuma abono, pero mire Vd. las estructuras se van adaptando al consumo, y en cualquier actividad a más consumo, pues mas estructura. Disminuye el consumo, pues disminuye la estructura. Y aparte curiosamente, en la Empresa en la que estoy, pues sorprendentemente, aunque el consumo haya caído un 50 %, nosotros seguimos en las mismas cifras que antes. Es decir hay que tocar madera.

No no es esta la razón, es que mire Vd. un olivo es como una vaca, y si solo se le da de beber, pues las producciones se vienen abajo. Con el riego por goteo duplicamos la producción, duplicamos el consumo de nutrientes. Y si en vez de aportarlos, pues se le disminuye los resultados van a hacer muy negativos, cuando en poco tiempo se esquilme la tierra. Ya algunos que han regado solo con agua, un año o dos, pues están viendo como sus olivos se le vienen abajo. Ahora, para alcanzar altas producciones tendrán que añadir, lo que piensan que se han ahorrado.

Si la solución es no abonar el remedio es mas malo que la enfermedad. La situación del agricultor se empeora, no abonando. Y seguimos hundiéndonos más en el pozo.

Mire Vd. del abonado no puede prescindir en un cultivo intensivo como es el olivar. Mire Vd. el otro día hablaba con un amigo, el Sr. Rafael Calvo, le preguntaba yo:

–Rafael con el precio tan desastroso de la naranja, ¿se abonará menos?

–Pues no José Luis, el agricultor sabe que en una plantación de riego moderno como es el goteo si no abona no hay cosecha.

–¿Y en el melocotón?

–Pues igual José Luis, igual.

Pues Rafael en el olivar no lo han aprendido. Se ha bajado el consumo en riego por goteo en muchos puntos, pocos son los que continúan con el régimen normal (y producciones altas), muchos han bajado la dosis, y otros mucho pues han quitado el abono y solo riegan con agua.

Bueno SUBE EL PRECIO DEL AGUA, Y CASTIGO AL OLIVO NO DANDOLE DE COMER. No tiene sentido.

Mire Vd. para reducir costos ponga todos y cada uno en un papel, y vea uno a uno lo que puede reducir. Y normalmente para reducir costes, hay que invertir. Puede parecer una barbaridad, pero es así, si un tema no es rentable, hay que invertir para producir con menos costes. Para ahorrar, hay que invertir. O irse del negocio. O no hacer nada, y ponerse a llorar y a esperar la muerte. O bueno, quitemos el abono, muy bien, si Vdes. lo quieren pues tiene que ser así, pero LAS CUENTAS UTILIZANDO ABONO, SON MENOS MALAS  QUE SOLO AÑADIENDO AGUA. Y sin usar abono van al desastre seguro. Pero bueno como normalmente se es fatalista, al menos conseguimos no utilizando fertilizante, tener un desastre absolutamente asegurado. Sin ninguna incertidumbre, lo cual tiene de bueno, tener las cosas clara.

Claras como el agua.

No se preocupen, los ecologistas, no se contamina nada. Solo agua, todo natural y maravilloso.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s