Extemporaneidades nocturnas

Día 29.12.2010, a la una y algo de la madrugada, después de haber visto una película en la tele de un DVD, y antes de irme a dormir.

Después de haber tomado las 5 pastillas nocturnas, de colorines variados, para la tensión, para protección del corazón, etc., etc.

Trini se repone lentamente de su enorme faringitis que ha atrapado a fondo.

El gladiador romano Actio, del siglo I, en su piedra funeraria tiene esculpida la siguiente inscripción:

«Actio, gladiador. Venció seis veces. Tenía veintiún años. Aquí está enterrado. Que la tierra te sea ligera».

En otro epitafio, una familia le decía a un allegado:

«Es oscura la casa donde ahora vives y un poco estrecha».

Mi hoja de ruta es larga, y el folio es corto. Algunos me dicen que cuando me jubile me dedique a consultor “que es el negocio del siglo”, es dedicarte a decir lo que otros tienen que hacer, y a cobrar. Es mejor supongo, en este teórico trabajo, cobrar previamente. Si es después a lo mejor es difícil. No me veo de consultor, me veo de plomo.

Odio al mundo de las caras desairadas, de las miradas altaneras que piensan, sin serlo, que son más altos. Odio al mundo de la confusión, y me causa pavor el mundo de la traición.

No me gustaría vivir en la Isla de la Envidia, y menos por supuesto en el Archipiélago de la Política. Odio la rumorología de pasillo. Y la crítica como divertimento, la veo peligrosa y cruel.

No me gusta, la demarcación de la mentira, ni el área de la discriminación. 

Si me gusta el mundo humano, pues parece que somos eso.

Respeto mucho al pobre que pide una limosna -me lo enseñó a fondo mi padre-. No creo que haya ciudadanos de primera y de segunda, ni de tercera, creo que simplemente somos ciudadanos.

Si creo que la diferencia, la produce probablemente la cultura.

Respeto y hablo mucho con los guardacoches -me lo enseñaron mucho mis padres-. Respeto, y me duele, al trabajador sin empleo que quiere trabajo y no lo encuentra.

No me gusta que haya pobres. Dicen que dar limosna hace que aumente el número. No lo creo en absoluto. También me lo enseñaron así. Me enseñaron de pequeño a dar propinas.

Me encanta hablar con los taxistas, me gusta hablar con el empresario, que es la pieza angular de la economía, el motor de buena parte del desarrollo. Me gusta hablar con los técnicos profesionalizados. No me gusta perder el tiempo, ¡es tan corto!

Me encanta aprender.

Me duele que me digan que la forma de entenderse conmigo es hacer lo que yo diga. Odio ello. Es una pura y clara mentira de los que no me quieren, probablemente, o no tienen argumentos.

No me gusta escuchar palabrotas, salvo algunas moderadas y con gracia.

Me repelen las miradas iracundas. Me duelen mucho los gestos desabridos.

Me gustan lo abrazos cariñosos. Y también de vez en cuando la palmadita en la espalda.

No aprecio la belleza en las caras sin arrugas, ni en los culos tersos, ni en la juventud. Si veo la belleza en el gusto en el vestir de las Sras., en el olor seductor pequeñito, la edad no significa para mi belleza. 

Para mi la mayor belleza es la agradable sonrisa, el destello luminoso en los ojos, la sinceridad. Y sobre todo para mí la belleza en la mujer es su inteligencia.

Mañana termina el año (otro más), y me da pena que se vayan lo años. No me gusta ir a fiestas el final del año. Me gusta que entre el nuevo año, tranquilo y sin excesos.

Me gustaría no tener papeles en mi mesa.

La edad te enseña a no creer en casi nada, salvo en la familia y en uno mismo. La edad te enseña a estar preparado ante acontecimientos imprevistos.

En definitiva, soy como la inmensa mayoría de la población: Un número más de los cinco mil millones, que creo somos, más o menos, en este enorme hormiguero humano que es el mundo.

Buenas noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Analisis, Reflexiones, Trabajo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s