Fin de semana de bodas en Sevilla

Me marché con Trini el día 29 de octubre, viernes por tarde, a Sevilla, 10 años después de 2.000 más. Fuimos directamente a Olivares (Sevilla) desde Albolote (Granada), a ver a mis nietas Nerea y Aitana, a su madre Rocío. A mi hijo David no, al estar trabajando, como mandan los cánones.

Rocío es muy agradable y ordenada la casa como siempre la tiene perfecta. Me sorprende una vez más. Además siempre tiene una sonrisa. Estamos poco tiempo, y le llevamos una “paletilla de Zurita” (Albolote), que salen “mü gúenas”, y además regalitos para las nietas…

Después nos vamos a dormir a casa de mi hijo Jose, en Castilleja de Guzmán (Sevilla), la casa plagada de antigüedades, esto lo ha heredado de sus padres, el gusto por ello me refiero. Jose está soltero, es el mayor, y el sábado temprano se va con unos amigos a un pueblo cercano, a Ronda, para estar haciendo senderismo tres días.

Vamos a cenar a “La Chispa”, en Valencina (Sevilla) con él. Ya mañana no lo veremos. A este Restaurant, no es la primera vez que vamos. Está muy bien, un ambiente ciertamente acogedor. Al poco de llegar se llena totalmente, no hemos reservado, hemos tenido un tanto suerte. Me sugieren que tome pescado, que es más ligero, y no hago caso de sus consejos. Al menos hoy. Hay un problema con los Cartas de los Restaurantes, lo mismo que en las casas particulares: ”Todo lo bueno engorda”. Así me lo parece y esto es evidentemente un problema.

Allí veo una cara muy familiar conocida, es Fernando González, natural de Córdoba, con su Sra. Su hijo se casa pues en pocos días, y también van a ser abuelos, por vez primera, de una nieto de su hija. Ya me lio no sé si es de su hija o de su nuera. El hijo que se casa es Perito Agrícola. Perdón, Ingeniero Técnico Agrícola. Yo también peticioné y me dieron el Titulo de Ingeniero Técnico Agrícola, lo cual no obliga a renunciar al de Perito Agrícola, pero me quedo con Perito Agrícola que me gusta más. Estudié Perito, soy Perito, y el titulo diremos conmutado de Ingeniero Técnico pues me lo dieron entregando papeles de Perito. Pero mi cuna es Perito, y la cuna es la cuna. Nunca le he preguntado a Fernando (hacía aproximadamente 25 años que no lo veía) si es descendiente de El Gran Capitán, es un apellido que suena bien.

Filosofeo con mi hijo José, que es un animoso filosofo. Ya en el coche, y a cuento de un poco del análisis existencial, me concluye: Papá observa como la vida en el fondo es una mentira continuada. Ahora que lo escribo, se lo comento a Trini, me dice que no, que José dijo una frase más profunda, y que yo diciendo lo que dijo, me he cargado lo que él dijo. Me refiero al contenido de la frase. Será así. No es la primera vez, que me ocurre, retener una frase, es complicado, y si se dice de forma distinta pues ya no es lo que se dijo, es otra cosa, que no tiene nada que ver absolutamente. Si lee esto el mismo, a lo mejor me contesta.

Esto que cuento es un poco rollo, y no os preocupéis. No pienso contar mi vida, día a día. Pero hoy sí.

¿Y porqué?

Pues mire Vd. no hay ninguna razón, ni objetiva ni subjetiva. Simplemente que bueno lo he pensado así. Duermo muy bien, lo cual para mí es inusual, me levanto el sábado tarde, cerca de las diez (de la mañana se entiende), lo cual es absolutamente anormal, pues me caigo de la cama a las 7 de la mañana, sino antes.

El sábado es la boda de Jesús Justo Estebaranz. Vivían en Jardín Atalaya (Camas), y siguen viviendo, en la misma urbanización. Allí vive su hermano, su madre y su tía. En la antigua urbanización unos, y otros en la moderna, total cuatro pisos creo. Es la boda por la mañana, en La Parroquia de Santa Cruz y después la comida en Hotel Los Lebreros. Yo no voy a la misma. Va Trini con su hermana Mari Carmen y su cuñado Manolo González. Para mi dos bodas una el sábado y otra el domingo es demasiado. Además básicamente los Esteberanz son enormes amigos de Trini, yo los conozco poco. Cuando vivía en Atalaya, pues salía por las mañanas, y volvía por la noche. Al principio le decían a Trini: ¿Quién es ese Sr. que viene por las noches?

Así que me quedo tranquilo, solo en la casa de Castilleja de Guzmán de mi hijo Jose. Muy cerca varias casas mas allá, vive mi hija Eva, y Joaquín, y las dos hijas más el niño que nacerá cercana la Navidad. Pero tampoco están aquí, Eva, se ha ido con su familia, también el fin de semana. Los veré el domingo por la noche que vuelven.

Voy a comer a Salteras, a La Bodega, allí quedo citado con mi hijo David y Rocío, y sus dos niñas Nerea y Aitana, que son guapísimas. A mi me gusta ir la Restaurant La Bodega, en Salteras, fui a la instalaciones primeras, después del cambio a las segundas, y ahora a estas nuevas, quizá lleven tres años. Y voy al mismo probablemente hace mas de 30 años. David saluda a un joven camarero, que es profesor y supongo trabaja allí los fines de semana.

A la gran explanada, perfectamente preparada para el parking, llegamos simultáneamente David y yo. Tiene un soberbio y gran aparcamiento. Hay también una boda, dentro del complejo. Me maravilla ver a tanta mujeres guapas, no puedo reprimir parar y observar el panorama desde la balconada. Estamos a gusto. Y al salir vemos una terrible y larga antesala, llena de personas en espera de turno. Menos mal que nosotros hemos llegado pronto y no ha habido problema. Yo soy incapaz de esperar turno de comida, y encima pagar. No lo soporto, las esperas en un restaurante, me aburren y deprimen, prefiero no comer, tomar una tapa y adelante.

Compro el periódico, me pongo a leer y me quedo dormido en el sillón con el periódico en el pecho. ¡Bueno estupendo, me viene bien este descanso! En mi andar por Castilleja veo todo bonito y bien cuidado.

Mañana, domingo 31, voy a la boda del hijo de Fausto Rodríguez Hernández y Sagrario Jaraquemada, también de nombre Fausto. Así voy a la boda de Fausto-Nieto, fui a la boda del hermano de Fausto padre, mi buen amigo, mi apreciado amigo Indalecio Rodríguez. Yo conocía mucho a D. Fausto Rodríguez Hernández (es decir a Fausto abuelo), cuando era muy joven, yo tendría 30 años. El era viudo, y hacíamos viajes por la tarde noche, ejemplo a Marchena, donde tenía un cliente Sr. Olías, y volvíamos a las 10,30 ú 11 de la noche, y en la Plaza de Cuba, en el Emilio, creo que se llama así, y donde voy de vez en cuando, pedía cuatro enormes cigalas y un plato de buen jamón. Era Mara Abonos un buen cliente de Amoniaco Español S. A. y Fausto abuelo, un maestro, al que escuchaba, procurando aprender del mismos todo lo posible.

Los recuerdos se diluyen con el tiempo, con Indalecio, estuvimos una vez en Paris, y lo pasamos muy bien, de vez en cuando me recuerda que estuvimos en un Restaurante Chino, y como no sabíamos idiomas pues le pedimos al chino “Un plato de alós”. El chino no nos entendía , y nosotros seguíamos ¡queremos alós, queremos alós! Cuando esto lo recuerda se ríe a fondo. Yo no recuerdo mucho de ese viaje, creo o seguro que fuimos a la SIMA y la SIA, es decir al Salón Internacional de la Maquinaria Agrícola y junto al lado el Salón Internacional de la Agricultura, aquello es impresionante, ahora hace años que no voy, pero en total probablemente haya ido 8-9 veces.

Indalecio, fue a comprar un vestido para su entonces novia. Y tuvo gracia, era la tienda terriblemente elegante, y a la mas impresionante de las dependientas, le vino a decir que se probara el vestido, porque era ella igual que su mujer, y allí estuvimos distraídos un rato, viendo un figurín de Srta., con vestido tras vestido, aunque él desde el principio tenía claro cual iba a comprar antes de ninguna probatura, lo tenía elegido desde que lo vio en el escaparate.

Indalecio, tiene gracia, y es un gran vendedor, siempre ha pensado que es una pena que en este sector, haya tantísima competencia y como pues se tira la casa por la ventana, y le gustaría ver un mercado mas regulado. Yo lo veo como un sueño ello. Esto es así. Fausto es un intelectual, sabe historia a fondo, filosofía, economía, así que estando a su lado aprendes. Debe leer mucho. Y Sagrario es un encanto. En Viaguado, son accionistas ambos por lo que tengo entendido.

Estuve hablando con Pedro Alcudia (Vía Sur Fertilizantes). José Luis, me dijo, estamos en la misma mesa en la boda, y me alegro mucho, pues siempre es un placer, escuchar a los maestros experimentados. Esto no es así, pero la verdad, es que se agradece. Y no le cuesta ello dinero. Pedro Alcudia, se nota que es joven y que me conoce poco. Pues Pedro amigo, aquí mienta mas años pasan, posiblemente menos sepas.

La Boda es en San Esteban, y el almuerzo en Villa Luisa, en La Palmera. Hoy es sábado 29, Trini me acaba de llamar, viene hacía acá, la trae su cuñado Manolo y su hermana. Yo he hecho bien en descansar hoy, dos bodas seguidas, el cansancio de la semana, y sobre todo la edad, es mucho.

Bueno dejo esto por el momento. Seguramente a nadie le interesa. Pero bueno, da igual. Casi todo es igual. El mundo sigue dando vueltas.


Trini, viene de la boda, la han puesto a ella y a Mari Carmen, en la mesa de los novios, mucho estilo, mucha clase, mucha educación, mucho cariño, mucho agradecimiento por los cuatro años que estuvo el novio en la Guardería El Abeto, que durante muchos años tuvo Trini en Jardín Atalaya y cuyo slogan era “Llevo mis niños a El Abeto, porque sé donde los meto”.

Son el padre y la madre del novio profesores de la Universidad, y los dos hijos, el que se ha casado y otro, también son profesores. Están muy agradecidos, por lo bien que estuvieron en la Guardería de Trini. Viene emocionada, su trabajo durante años en la Guardería tiene sus recompensas, en la misma estuvieron también Sergio Ramos, Capi, Reyes, Redondo, por citar varios futbolistas de renombre, todos fueron de un grupo de niños, que un Sr. de Balcón de Sevilla los entrenaba continuamente. Les fomentó el gusto por el futbol y creó una maravillosa cantera. Sino de todos si de la mayoría. Murió prematuramente.

Total que viene muy contenta y feliz, con las baterías llenas, pues toda la familia la quiere muchísimo. Un Director de Orquesta también vecino de nosotros en Atalaya, le preguntó a Trini que cuantos años hacía que nos habíamos separado. Le dijo que aún continuamos. Al verla sola, pues es normal. Aunque avisé que yo no iba, la silla estaba vacía, y en la misma pusieron un muñeco, total que no se notó mi ausencia.


Ahora es Lunes temprano, hemos desayunado Trini me apremia para irnos rápidamente a Antequera, y quiero dejar terminadas estas líneas.

En Villa Luisa, estuvimos con numerosos Aguado, Mané, Javier y Sra, Juan y Sra.Ignacio y Sra,Pedro Alcudia. Yo estuve con Trini, en la boda de Javier, de Ignacio, de Fernando, que recuerde, así que nos conocemos de toda la vida, es una familia encantadora. Javier es un caballero, al igual que su hermano Juan, y Fernando, Ignacio, están todos cortados por la misma tijera. Hablo un rato con Leo, la Sra. de Ignacio, me fascina, es algo increíble. En la mesa estoy junto a la Sra. de Javier, es muy guapa y muy inteligente. En fin es una familia estupenda. Impresionante.

Trini y yo queremos mucho a la familia Aguado, y a Fausto y Sra, e Indalecio y Sra., son muchos años. Mané, es enternecedor. Las Sras. elegantísimas. Las bodas a mediodía lucen mucho más, por suerte no llueve, una temperatura ideal. En la boda hay mucho personal joven, y más presencia de niñas, muchas elegantísimas, con mantilla, otro gran numero con sombrero. Desde luego las Sras. y Srtas. en las bodas están guapísimas y elegantísimas. En los hombres ni los miro, me centro en ellas.A la Sra. de Juan Aguado, intento darle un besito, pero con el sombrero es imposible, ni ladeando la cabeza. Abandonamos el empeño.

La Iglesia de San Esteban es una preciosidad, hacía mucho tiempo que no iba, y la han renovado totalmente. Villa Luisa, en plena Avda. de La Palmera, es un lugar sensacional. Sagrario la Sra. de Fausto va guapísima, y Fausto muy elegante, y se les nota, que es un día feliz para ellos.

Veo a Lorenzo Niño, nos saludamos y me comenta la caída tan impresionante del consumo de fertilizantes, en el mercado. Y sí, conozco ello bien. Después de la comida, pasamos a la Casa Palacio, estuvimos poco. Trini con la boda del día anterior, y sus operaciones de columna, me indicó que teníamos que irnos. La casa es fantásticas, fue diseñada por Aníbal González. Se hizo para un particular, en la exposición de 29, el cual tenía mucha extensiones en las Marismas. Hoy es propiedad de Hervás, según parece.

Sevilla luce, está cuidada, tiene mucha población, y es el centro económico, con mucho, más grande de Andalucía, tiene una clase media muy numerosa.

Pedimos un taxi y volvimos a Castilleja de Guzmán. Fuimos a ver a Eva y Joaquín, y a Paula, María y Blanca, las tres guapas y encantadoras niñas, que nos abrazaron, les llevamos unos juguetes y otra paletilla.

Mi hija Eva me fascina. Nos preparó un caldo caliente, y estuvimos un rato con ellos, Joaquín y Eva, se llevan estupendamente. Y es muy grato ver ello.Trini no ha visto aún a nuestro hijo David, lo llamamos y viene a vernos, realmente viene a ver a su madre. Yo ya estuve el sábado por la mañana con él.

Buenos, nos vamos a Antequera.

Buenos días.


Paramos en la Venta Andalucía a tomar un café y media tostada. Ley un azulejo que me llamó la atención:

“LA SONRISA VALE MUCHO MENOS QUE LA ELECTRICIDAD, Y DA MUCHO MAS LUZ QUE ESTA”.

Si, es verdad, una sonrisa es motivarte, un palo es cabrearte. Es mucho mejor sonreír, y reconducir, que no regañar, y sobre todo si se hace de forma improcedente.

Trini, cambia de planes: Estoy extenuada, demasiado cansada, quiero irme a Albolote.

Y no lo dudo nos vamos a Albolote, me hubiese mucho haber ido al Cementerio de Antequera, por unas cosa u otras, voy poquísimo. Así que Trini llama a su hermano que no la espere. También a mi hermana Mely, para lo mismo.

Hoy es fiesta. Cuando venía hacía acá pensé en pasar la tarde en Herogra, pero finalmente lo he dejado. También estoy cansado. Los años se notan. Mañana será otro día. Mañana me levantaré muy temprano, le llevaré el Café a la cama a Trini, que sé que le gusta mucho, y me iré para Herogra, en esta semana de un día menos.

Buenas noches, ya en próximos escritos hablaré probablemente de reflexiones filosóficas. O de lo que sea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Memorias, Personal, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s