Puente de la Virgen del Pilar

Sábado 9 de octubre de 2010 

Ha llovido intensamente, a mediodía. Cuando llegó desde Sevilla mi hija Eva, con su marido Joaquín, y tres de mis nietas, diluviaba.

Trini ha estado toda la mañana con fiebre, sudando y mal. Sin embargo se ha revestido de fuerza cuando ha venido la familia para que no se lo note nada.

Ha venido me queridísima hermana Mely, y hemos comido en Merecillas una paella.  Después de comer he llevado a mi hermana a su piso, la he dejado en la puerta de su bloque, y he paseado algo por la ciudad.

Por la tarde Eva, se ha ido con Joaquín a pasear, y nos hemos quedado con las nietas, dentro de un rato saldré con ellas.

En una papelería junto a casa, he comprado un libro “Cinco días en Antequera”, de José  Machuca Checa, me ha costado 9 euros, es decir casi dos euros por día.

También he estado en una moderna copistería en Calle Cantareros, donde se inicia la Alameda, es interesante, si quieres escribir un libro, pues te pueden hacer tres, cuatro, o los ejemplares que quieras vía digital. Así que el que no escribe un libro es porque no quiere, te lo ponen facilito. Me entran ganas de publicar 10-12 libros, aunque tenga cada uno una tirada de 10 ejemplares, realmente los quiero porque me gustan, no porque los lean o no. La tecnología va apretando fuerte.

La crisis, en estos dos años ha hecho que se cierren muchísimos negocios en Antequera, como en toda España, y muy pocos se han abierto, algunos con ideas nuevas, y de estos pues se han vuelto a cerrar.  Antes se gastaba hasta el máximo endeudamiento que te permitían,  y ahora ha entrado miedo, nos dedicamos a pagar el endeudamiento y a gastar nada, los que no pueden porque no tienen más remedio que no gastar, los que pueden, pues prefieren ahorrar por lo que pueda pasar. Pero sobre todo lo más terrible, lo enormemente terrible es el paro. No tener trabajo, tener gastos y no tener prácticamente nada, ha de ser desesperante. Pienso mucho, en los parados. Este es el verdadero gran problema de muchas familias. Tremendo problema. A mi me pone con mal cuerpo, este asunto, y me deja un tanto lleno de desesperanza y tristeza, me pongo en sus zapatos…

Yo no sé lo que puede pasar mañana, yo no sé los cumpleaños que me quedan, ni en que estado. Pero si tengo claro, que no quiero estar parado, seguiré trabajando mientras pueda, y me den trabajo.

Mientras escribo escucho de fondo canciones de Rosendo Mercado. Concretamente de su álbum “El endémico embustero y e incauto pertinaz”.

Concretamente estoy escuchando la canción “La triste cagalera”:

Que vergüenza si tuvieras
que te debiera dar
removerte la mollera
al incauto pertinaz
Nunca satisfecha la ambición
y por la ley de la compensación
sólo piensa hasta que sople…
el viento a su favor
en alimentar la desazón.
El endémico embustero
monta en cólera biliar
y en su propio retortero
va fraguándose capaz.
Vaya por Dios si evitar pudiera
la triste cagalera.
Presta es la hora la ocasión
por nuestro bien y nuestra salvación
prende en mente del inconsciente…
que aprueba sin horror
el comienzo de la destrucción.
Y el endémico embustero
como decisión final
blande su daga de acero
para combatir el mal.
Que vergüenza si tuvieras…

En fin estoy perdido, no sé si eso a lo que llaman alma es una ilusión cerebral, es decir, si la conciencia depende del cuerpo, como afirma el eminente neurólogo Antonio Damasio (leo en el IDEAL de Granada, en un  artículo de Manuel Alcántara).

Cambio de música, y pongo a Luis Eduardo Aute, estoy ahora con “Días de amores” de su álbum con el mismo título:

Días de amores…el mundo al revés,
días con lunas y noches con soles
cuando la carne era el pan de los dioses,
días de amores,
hoy fue el mañana de ayer.
Días de amores…al sur del edén,
tierno jardín de esplendores y hierbas
cuando se abrían las flores primeras,
días de amores,
hoy fue el mañana de ayer.
El corazón no entendía razones
que la razón ignoraba también,
ay, quién pudiera matar los relojes,
días de amores,
hoy fue el mañana de ayer.
Días de amores…el diablo en la piel,
eran lo mismo el infierno y el cielo
cuando en un alma se ataban dos cuerpos,
días de amores,
hoy fue el mañana de ayer.
Días de amores…un viento que fue,
pájaro dulce con alas de hielo
cuando ya sueña que todo fue un sueño,
días de amores
hoy fue el mañana de ayer.

Fui a ver un concierto del  mismo el año pasado en El Auditorio de Atarfe (Granada), me quede impresionado, es un teatro nuevo impresionante, estaba lleno.

En general me encantan los cantautores, y cantautoras. No sé si hay que diferenciar ahora. Unos y otras. Aunque me parece una chorrada ello.

Mañana mi hermana Mely tiene a toda su familia en casa e iré a ver a todos, especialmente a Andrea, con 17 años, habla ingles, es guapísima y tiene un ángel tremendo.

Vienen mis nietas, me reclaman, quieren salir a la calle conmigo.

Buenas tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Familia, Memorias, Musica, Paro, Poesia, Reflexiones, Trabajo, Videos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Puente de la Virgen del Pilar

  1. cannabis app dijo:

    You have brought up a very superb ideas If your articles are always this helpful, I will be back.

  2. I never discovered any attention-grabbing write up like yours. Top Facebook experts would really like your website.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s