El origen de los colores del Antequera Club de Fútbol

Estábamos paseando un grupo de antiguos compañeros de carrera, concretamente el 10 de Marzo del año en curso, por las calles llenas de historia de Santiago de Compostela, cuando un buen amigo,  Sr. Juan Pedro Romero de la Lastra, de Sevilla, caballeroso, amable, de trato agradable y que reboza sinceridad, se dirige a mí y me comenta:

-¿Conoces el origen de los colores blanco y verde del Antequera Club de Futbol?

Mi primera reacción fue de sorpresa. En aquel lejano entorno, no esperaba tal pregunta, y menos por parte de este querido amigo, que no es de mi pueblo, por lo que le contesté:

-Pues no le sé, Juan Pedro, si bien es verdad que en alguna ocasión me he hecho esa pregunta, sin llegar a ninguna conclusión.

-Pues se debe –continúa diciéndome- a que un tío mío que se llamaba Juan de la Lastra y que fue  Recaudador de Contribución en Antequera, estimo que en 1950 o quizá antes, fue Presidente del Antequera Club de Futbol, y como era muy bético, tremendamente bético, hasta la médula, pues vistió al Antequera de blanquiverde.

-Bueno, me has despejado una duda, quizá ese dato no sea muy conocido en mi ciudad,  se lo pasaré al periódico El Sol de Antequera, que sin duda tendrá interés en ello, como en todas las cosas que afectan a nuestra ciudad.

-Por eso te lo comento, sé que tienes mucha curiosidad por los temas que afectan a tu tierra, y quizás ello no se sepa.

Como siempre que me traen a colación recuerdos de mi querido pueblo, comencé a bucear en mi mente y recordé que mi padre, Antonio Sánchez-Garrido Sánchez, del que tanto me acuerdo, fue componente de una Junta Gestora, mientras se elegía nueva Directiva, si mal no recuerdo. Un día,  cuando tenía yo unos 17 años,  tal vez sobre el año 1961, me envió a Algeciras con su coche,  un SEAT-600  matrícula  MA-28212 color blanco. Me acompañaba  en aquella aventura el Sr. Eduardo León, alias El Cabo,  y el instante permanece nítido pues puede que fuera mi primer gran viaje, con un carnet de conducir con poca historia. El objetivo de tal desplazamiento era ni más ni menos que recoger a Puyol, un futbolista muy amable y sencillo, que a mí me dio la impresión de ser bastante mayor, aunque posiblemente fue una percepción desde mi perspectiva de jovenzuelo, porque verdaderamente en el campo de juego, en diversos partidos que presencié posteriormente, observé que era muy profesional.

En cuanto vuelvo de Santiago de Compostela, me pongo a rebuscar entre mis infinitos papeles, pues sé que tengo una foto de aquel evento,  en blanco y negro como todas las de entonces,  y la busco  de forma pertinaz entre muchos álbumes de fotos antiguas. Por fin la encuentro, como ocurre en estos casos, en el último álbum, y por supuesto, en las últimas páginas.

En cuanto la veo vuelven a brotar recuerdos de antaño, cuando iba al fútbol con mi padre y un grupo de inefables amigos suyos, y nos sentábamos en la tribuna del “Maulí”, allí junto a la Plaza de Castilla, donde entonces ponían los circos. En aquel antiguo campo, hoy una urbanización, vibraba con el equipo el  niño que era yo, rodeado de  Antonio Jiménez Mingorance “El barbero”,  José Cuesta Anguita “Pepe Fox”,  Pepe Artacho “El Boticario”, Pepe Argüelles, y un nutrido y unido grupo de buenos amigos, ya desdibujado por el tiempo.  No había en aquellos entonces Coca-Colas, ni  Fantas. En el “ambigú”, había gaseosas con sabor local, nada de refrescos modernos. Además el tapón estaba bien puesto,  y el mismo era de chapa bien dura y gruesa, no del mal llamado hoy día “abrefácil”. Bueno, posiblemente era más bien “abredifícil”... Y las botellas  eran como Dios manda,  de bastante peso y muy ecológicas, reutilizadas una y otra vez, y muy requetechupeteadas de tantos años de uso. Nada era tan aséptico como ahora pero vivíamos muy felices. Tampoco merecía la pena pedir un vaso, eran de cristal, y tenían más años que las botellas. Cuando ibas a comprar algo, tenías que aguantar estoicamente toda la sabia y prudente sarta de retahílas correspondiente:

-Niño, ten cuidado con el casco, ahora me lo traes, no lo pierdas, vayas a romperlo, que son muy caros. Si lo rompes lo pagas y que conste que a ti no te lo cobro previamente porque te conozco y sé que lo vas a devolver.

Y encima, le dabas las gracias y le obsequiabas con una sonrisa, porque nos habían enseñado a ser educado y a respetar a los trabajadores. Y devolvías el casco aunque en ello se te fuera la vida, faltaría más.

Allí los comentarios de las jugadas tenían un gracejo algo increíble, eran lecciones de humor, lecciones de filosofía,  y también de humanidad, aún perdiendo, con deportividad. Sencillamente lecciones magistrales  limpias, coherentes y divertidas.

Se jugaba con fuerza, con mucha fuerza. No había megafonía ni locutores como los actuales, pero tampoco hacía falta pues la animación la poníamos nosotros, y cuando el balón salía fuera del campo, todos coreaban  “¡a laaaaassss   haaaaabas!”. Y recuerdo que en aquellos tiempos quien daba más leña era el Motril.

¡Qué cosas guardamos en el trasfondo de nuestras mentes! Recuerdos entrañables que nunca creí revivir, y que el destino ha rescatado muchos años después mientras paseaba por las calles compostelanas. Hasta allí he tenido que ir para conocer los orígenes del color blanquiverde de nuestro equipo… ¡Así es la vida!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antequera, Deportes, Futbol y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El origen de los colores del Antequera Club de Fútbol

  1. juan carlos hidalgo "morita" dijo:

    soy un antequerano que llevo viviendo en Guadalajara 28 años,por motivo de trabajo,siempre llevo al antequera en el CORAZON, hace 3 o 4 temporadas,en 2-b se enfrentaron, C.D. GUADALAJARA- ANTEQUERA C. F. y medio mucha alegria recordar mis tiempos ,cuando ivamos al mauli (donde estaba la feria) cuando venia el martos,el motril, san pedro de alcantara el ronda !que rivalida! , siempre nos saltabamos al campo para no paga la entrada y cuidado si te cojia la guardia civil en caballo ,y cuando corria molina ,el de la zapatillera cumbre conla trompeta ANTEQUERAAAAA y todos bien, recuerdo de aquellos jugadores, GARZON ,FOX ,BALLESTEROS, PACO el portero ,que tiempos tan añorables,por cierto que cuando vino el antequera aqui a guadalajara estube hablando con ricardo conocido en antequera como VIÑOLO , en el futuro espero ver ANTEQUERA-GUADALAJARA,pero en 2 divicion,un saludo para todos y ANTEQUERAAAAAAAAA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s